Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIERNES 12- 4- 96 ESPECTÁCULOS Crítica de Cine ABC Pág. 83 Jazz- Matías, juez de línea La Cuadrilla vuelve a dar la puntilla Producción: Andrés Vicente Gómez. Dirección y Guión: La Cuadrilla. Fotografía: Flavio Martínez Labiano. Intérpretes: Carlos de Gabriel, Ramón Barea, Alicia Sánchez, Paco Algora, Alex Ángulo, Myriam de Maeztu, Fausto Talón. Salas de estreno: Acteón, Minicines, Ideal, Alcalá de Henares Dehesa, Alcorcen Parque Oeste. Horacio Icasto: sentida entrega veraz Madrid. Luis Martín Un extraordinario y curtido Horacio Icasto y un singular e inspirado Antonio Moltó fueron los protagonistas más evidentes de un recital que, la otra noche en Populart, también albergaba las presencias notables de Víctor Merlo en el contrabajo y Carlos Carli en la batería. Con repertorio medido y coherente y reducida puesta en escena, cifrada en esa tricotosa eléctrica con la que Horacio sustituía el piano, el cuarteto consigue extenderse en un relato clásico, sin alardes y con emplazamientos para el recuerdo próximo y el presente más rabioso del jazz actual. En ninguna de ambas instantáneas cabe pensar que son superficiales ni inconsistentes el tratamiento escogido por el grupo para acceder al corazón de las creaciones, ni tampoco el mucho sentimiento impreso por Antonio Moltó en sus intervenciones en el tenor. Sería decepcionante que un tipo que, como él, lo ha dado todo en compañía de alguna de nuestras luminarias más exportables, cayera ahora en esos excesos que propenden al efectismo y a la saturación. Matizando y profundizando, especialmente en las baladas, el cuarteto de Icasto iba creciéndose. Su concepto del virtuosismo llegó, incluso, a invertir la imagen mate del local, haciendo del madritense Populart un centón de colorido y luz. Fue tal el zambombazo rer ser divertida a toda (golpe de zambomba) costa, de presentar las que dieron Justino y su La España situaciones más copuntilla, que ahora se negra donde los chambrosas y los persohace casi imposible el si- vicios son najes más delirantes. La tuar a Matías y su ban- virtudes y las Cuadrilla camufla aún derín en otros terrenos virtudes vicios más cualquier atisbo de de juego que los de la adquiere en pretenciosidad, de cine comparación. La Cuadri- Matías, juez de con mayúsculas, de enlla le ha añadido color no línea tal golamientos narrativos, sólo a su segunda pelí- categoría y de pasto para intelectuacula, sino también a sus altura, tal loides, sociólogos de gracia, hondura, segundas intenciones ironía e cuarto de baño y cultucon ella: la España negra inteligencia que rizadores para tirarse y costrosa dónde los vi- habrá quien en plancha en la pura cios son virtudes y las haga lo mofa, y sin dejar, aunvirtudes vicios adquiere imposible por que no lo parezca, de ser en Matías, juez de lí- matar a Matías jondos (no hondos) y nea tal categoría y al- con la puntilla unos excelentes retratisCarlos de Gabriel tura, tal gracia, hon- de Justinotas. De hecho, parece dura, ironía e inteligencia que mer término al idiota feliz, que haberles importado un pimiento (apuesto doble contra sencillo) se despierta para vivir un día ho- morrón el tener detrás una prohabrá quien haga todo lo posible rroroso y ridículo con la sonrisa ductora fuerte: con muchos más por matar a Matías con la punti- en la bocaza, medios han tenido la sensatez de lla de Justino... Es decir, que tra- tachables le y cuyas virtudes in- procurar los mismos fines, comhacen merecedor pletamente sucios, de reírse a tarán de convertir las virtudes de odio de (insistimos La Cuadrilla (remover la sangre del que las los demásno son más cuatro mofletes de la seriedad en virtudes hispana hasta hacer con ella que vicios) Y este personaje lo nacional. Porque, aquí, si no bemorcillas) en vicios. acabas penalti interpreta Carlos de Gabriel, que bes, contra apitándole un Y contu equipo. tiene menos muermo encima y en Por lo pronto. La Cuadrilla viene decirlo bien alto, ahora tiene la virtud de ser fiel a su es- menos mala leche que el perso- que ya no fuma ni el del anuncio naje de Justino quema: arrancaba su primera de Marlboro. película de una plaza de toros En su contra, y con respecto a para luego instalarla entre los Justino este Matías arrastra pliegues de una historia de asesi- el vicio (para uno, virtud) de queE. RODRÍGUEZ MARCHANTE natos cutres; y arranca la segunda de un campo de fútbol para luego meterse en una red de- -M ú s i c a clásica- -Flamenco traficantes de tercera. De los toros al asilo, del fútbol a la borrachera, de la sangre, pues, a la morcilla: Así, y ya que la mirada de esMadrid. S. E. tos cineastas es fiel, irónica y acida, su protagonista, Matías, La novedad del fin de semana turno a las cantaoras. Mañana, La colección de instrumentos que es un virtuoso, queda con- flamenco la constituye Manuela sábado, en Casa Patas, reaparece musicales de Stradivarius del vertido en un gilipollas: alguien Ortega, la hija del inolvidable la gitana francesa, criada en Bar- Palacio Real de Madrid será utique le pita un penalti al equipo Manolo Caracol, que ocupará la celona, Ginesa Ortega, acom- lizada en un concierto extraorde España en el último minuto, cabecera del elenco del tablao pañada a la guitarra por Antonio dinario que han organizado el que siempre dice la verdad aun- Café de Chinitas (Torija, 7) du- Martínez. Y el martes, en una Instituto Nacional de las Artes que sea estúpida, que se man- rante todo este mes de abril. Esta nueva sesión del ciclo Prima- Escénicas y la Música, del Mitiene en forma y en fondo, que ni festera gitana, que tantos parti- vera Flamenca -organizado por nisterio de Cultura y el Patribebe ni deja beber y, finalmente, darios tiene en los madriles, Cultyart- canta, en el Centro monio Nacional, el próximo día alguien tan tonto que confunde vuelve por sus fueros con su Cultural de la Villa, la jerezana 16, en el Auditorio Nacional, su oficio de juez (de línea) con el nuevo espectáculo. Tomasa La Macanita, que según informa Europa Press. de juez (de punto y aparte) Y la ruta flamenca tiene hoy triunfó en el último Festival dé Durante el concierto la colecLa Cuadrilla presenta, en ver- dos destacados puntos de en- Madrid. Complementa el cartel ción de Stradivarius será utilisión de aldea, y al viejo estilo del cuentro: en Casa Patas (Cañiza- Fernando de la Morena, al cante; zada por el Cuarteto Casado, Berlanga de Calabuch la Es- res, 10) con el cante de Ramón el las sonantas de Manuel Moraíto con obras de los maestros de la paña que priva a los españoles, Portugués- que actúa arropado y Diego de Morao, y los bailaores Capilla Real. El concierto la de la tonadillera, el boxeador, por las guitarras de El Paquete y Dieguito de la Margara, Ratita y tendrá lugar el día 16, a las el torero, la chiquilla y el guar- El Bola, más el violín de Ber- El Chícharo, todos ellos bajo la once y media de la mañana, en dia civil... todo ello acompañado nardo Parrilla- y en la Peña El égida de Al Son de Jerez Espe- la Sala de Cámara del Auditopor la gaita de Fausto Talón (im Chaquetón, adonde retorna ese ramos que esta velada enderece rio Nacional. Por primera vez, actor como Ciges, si éste filoso- buen cantaor que se llama Can- la trayectoria del ciclo, un ciclo un público formado por estufara) y el vozarrón de la patrona canilla de Marbella, con el toque que todavía continuará los días diantes y profesores de los Con 23 y 25 de abril y 7 y 9 de mayo. servatorios de Madrid asistirán (Alicia Sánchez... de los Sánchez de El Mami. Manuel RÍOS RUIZ de toda la vida) Y pone en pria este acontecimiento musical. Pero seguidamente les llega el T- Manuel Ortega, de nuevo sobre el tablao Suenan los stradivarius del Palacio Real v