Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 6- 3- 96 EN LA MUERTE DEL MARQUES DE MONPEJAR ABC 4 7 Fallece a los noventa años Nicolás Cotoner y Cotoner, primer Jefe de la Casa del Rey Toda su vida se caracterizó por su inquebrantable lealtad a la Monarquía Fue para Don Juan Carlos un padre adoptivo, un fiel consejero y un apoyo constante, como afirmaba el propio Monarca. Nicolás Cotoner y Cotoner, marqués de Mondéjar, ifalleció ayer a los noventa años en su casa madrileña de El Plantío, dejando tras de sí el recuerdo de su inquebrantable lealtad a la Monarquía. Fue apoyo y Nicolás Cotoner y Cotoner fallecía ayer en su residencia madrileña al filo de la medianoche. Nada más conocer la noticia, Don Juan Carlos y Doña Sofía, acompañados por el Jefe de Su Casa, Fernando de Almansa, se acercaron hasta su domicilio para expresar su condolencia a sus familiares. Los Reyes abandonaron la residencia de Mondéjar sobre la una de la madrugada. El marqués de Mondéjar ha sido para mí como un padre adoptivo, un fiel consejero en todo momento y un apoyo constante Don Juan Carlos resumía con estas palabras lo que Nicolás Cotoner y Cotoner ha significado en su vida durante los largos años que permaneció a su lado. Don Juan Garlos le concedió en 1977 la Orden del Toisón de Oro Madrid. S. N. guía de Don Juan Carlos desde que el Conde de Barcelona le nombrase Jefe de la Casa del Príncipe en 1969, y continuó sirviéndole cuando ocupó el trono de España en 1975. Con una sola frase resumía su labor al frente de la Casa: Mi única misión es servir al Rey Fue un caballero, un militar distinguido, un hombre admirable. no tuvo que esforzarse mucho en proyectar hacia los demás la única imagen que de sí mismo concebía: la de una persona normal, a quien le gusta mucho el mar, la lectura y montar a caballo Su total fidelidad al Monarca- tuvo ocasión de poneria de manifiesto en todo cuanto hacía: Estoy ál servicio del Rey con sumo gusto... Despacho con él todos los asuntos relacionados con la Casa y con la Administración en nombre suyo. Hablo directamente con los ministros, siempre en nombre de Don Juan Garios i Creo que el Rey es un hombre muy completo, con una gran serenidad y un gran sentido de la orientación. Sabe muy bien las cosas que pueden pasar y cómo pueden pasar. En definitiva, y por decirio de algún modo, tiene un gran olfato político Carrera militar Nicolás Cotoner y Cotoner, marqués de Mondéjar y de Adeje, Grande de España y descendiente de los grandes maestros de la Orden de Malta, nació en Madrid, el 14 de agosto de 1905. Era hijo de José Fernando Cotoner y Veri, marqués de Ariany y de doña Carmen Álvarez de las Asturias Bohórquez, marquesa de Mondéjar. Cursó estudios de Derecho en la Universidad de Madrid y durante la Guerra Civil española prestó sen icios como teniente de complemento en el Ejército nacional en la campaña de Mallorca y en los frentes de Madrid, Aragón, Ebro y Cataluña. Tras resultar gravemente herido en Fayón (Zaragoza) y por méritos de guerra consiguió un ascenso y la Medalla Militar Individual. Acabada la contienda, estudió en la Academia de Caballería de Valladolid, donde obtuvo el número uno de la promoción de oficiales de Transformación. Más tarde, impartió clases en la Escuela de Aplicación y Tiro de Arma de Caballería, entre otros destinos militares. Ascendido a general de brigada de Caballería, fue nombrado en 1955 profesor de equitación de Su Alteza Real el Príncipe Don Juan Carlos, cuando éste comenzó, con 17 años, su preparación para la Academia General Militar. En agosto de 1969 fue designado por Don Juan Jefe de la Casa de S. A. R el Príncipe de España y el 2 de diciembre de 1975 se convirtió en Jefe de la Casa de Su Majestad el Rey Don Juan Carlos I. Desempeñó el puesto de presidente del Consejo de Administración del Patrimonio Nacional desde el 26 de enero de 1976 hasta abril de 1986, año en que fue sustituido por Manuel Gómez de Pablos. El mayor problema que tuvo que afrontar durante su mandato fue la dispersión y, en muchos casos, la pérdida de Jos te- Reconocimientos soros que integran este organismo. Entre sus aciertos figuran la elaboración de un completo inventario en 1978 y, un año más tarde, la creación del Consejo Asesor de Artes Plásticas como órgano consultivo de la Dirección del Patrimonio, además de la firma de un convenio entre el ministerio de Cultura y las Diputaciones Provinciales para la protección del Patrimonio, en 1980. Pero el gran éxito del marqués de Mondéjar cristalizó con la aprobación de la Ley del Patrimonio Nacional por el Congreso de los Diputados, el 16 de junio de 1982. Mi única misión es servir a Don Juan Carlos repetía en numerosas ocasiones al ser preguntado sobre su labor. Hombre discreto por encima de todo, el marqués de Mondéjar Su Majestad el Rey le concedió el Collar de la Orden del Toisón de Oro el 25 de julio de 1977. Además estaba en posesión de numerosas condecoraciones como la Medalla de Sufrimie. ntos por la Patria, Medallas de campaña, Cruces Rojas de Guerra y de San Hermenegildo, Graneles Cruces del Mérito Militar, Naval, Aeronáutico y Civil, y la Cruz de Sant Jordi de la Generalidad. En abril de 1985 se le concedió el título de conde de la Gomera, que transmitió a su hija María de la Trinidad en octubre de ese año. A todos estos reconocimientos hay que sumar la Medalla de Oro de la Comunidad Autónoma de Baleares, que le fue impuesta por Su Majestad el Rey el 15 de abril de 1987. Al hacerie entrega de la distinción, puso de manifiesto toda la gratitud que albergaba hacia una persona tan significativa en su vida. Por su parte, el marqués de Mondéjar sólo acertó a expresar su emoción porque nosotros los viejos, dijo, tenemos ballero y tuvo un papel muy imun corazón muy blando El 14 de portante en unos momentos diciembre de 1989 recibió la Memuy difíciles para el Príncipe dalla de Oro de la Confederación Don Juan Garios. Nicolás Monde Asociaciones Empresariales de déjar estuvo siempre a su lado, Baleares, como reconocimiento a guiándole y aconsejándole en su labor en favor de la difusión de toda ocasión. ios valores del archipiélago. Fue un servidor leal, a quien Don Juan Garios quería como si El marqués de Mondéjar fue fuera de la familia. Hablaba de sustituido el 22 de enero de 1990 él con un cariño inmenso, lo como Jefe de la Casa del Rey por que se reflejó en las, distincioel general Sabino Fernández nes que le concedió, especialCampo, aunque conservó el cargo mente el Toisón de Oro. El Rey a título honorífico y con carácter vile ofrecía siempre su cariño estalicio. Posteriormente, Sus Majestrecho. tades los Reyes le ofrecieron una cena homenaje en el Palacio Real, Para mí era un caballero, un y la Gran Cruz de Carlos III, el 5 de militar distinguido y un hombre febrero de ese mismo año. digno de admiración en todos los ámbitos. Nicolás Cotoner Estaba casado con doña María de la Trinidad MarSabino FERNÁNDEZ CAMPO tos Zabálburu, vizcondesa de Ugena, con quien tuvo cinco hijos. Digno de admiración Ha sido una noticia muy dolorosa, pese a no ser una sorpresa. Ya en los últimos meses su estado había empeorado hasta llegar a esta fatal tragedia. Al conocer la noticia he sentido un dolor muy grande. Le respetaba y quería de verdad. Fueron muchos años juntos, yo a sus órdenes como secretario general, él como Jefe de la Casa. Fue una persona a la que estuve muy unido, un horiibre de una gran presencia, con grandes virtudes y cualidades. De ellas destacaría su fidelidad al Rey, a quien quería como a un hijo, su lealtad y su monarquismo verdadero. Conoció al Rey cuando éste era muy joven, y estuvo a su lado todo el tiempo. Era un ca-