Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 4- 3- 96 ESPECTÁCULOS Crítica de teatro ABC Pág. 109 Gran regreso: Williams con La gata sobre el tejado de zinc caliente La gata sobre el tejado de zinc caliente de Tennessee Wiliiams. Versión: IManuel A. Conejero. Montaje: Strién Teatro. Dirección: Mario Gas. Escenografía: Carlos Abad. Iluminación: M. Gas. Fondos musicales: J. A. Gutiérrez. Intérpretes: Ajtana Sánchez- Gijón, Toni Cantó, Rosa Renóm, Alicia Hermida, Juan Calot, Carkis Ballesteros, Alberto Muyo, Javier Román. Teatro Español. La gata sobre el tejado de zinc caliente es una vieja conocida del público madrileño. Un extraordinario director, inolvidable amigo, lamentablemente perdido hace años, José Luis Alonso, estrenaba en 1959, la primera versión de la obra al español, en el teatro Eslava. habían escrito Antonio de Cabo y Luis Sáenz; y Aurora Bautista, Rafael Arcos y Antonio Prieto interpretaban los tres personajes centrales. Como Thomas Lanier Williams, para la Historia del Teatro, Tennessee Williams, había escrito ese gran drama en 1955 y la versión, cinematográfica norteamericana de la gran pieza teatral era de 1958, podemos caer ahora en que hace ahora casi medio siglo no andaba retrasado nuestro teatro. Veinte años después, el año 1979, una nueva versión, la de Ana Diosdado, era estrenada el día 17 de abril en el Marquina. María José Goyanes era la gata; Amelia de la Torre, egregia actriz, la madre; Pepe Bódalo, enorme actor, el padre, y otra vez José Luis Alonso, el director. Estamos, pues, ante una versión más, ya cercana al primer medio centenario de este gran drama del Sur norteamericano. De un episodio casi inicial, pues, del gran impulso creador del teatro, que mueven, después de la genialidad de O Neil, Henry Miller y Tennessee, alrededor de la mitad de la centuria. celebran el cumpleaños del abuelo el problema parece inaplazable. Tiene el abuelo, aunque ios médicos acaban de decirte otra cosa, un cáncer en situación terminal y la codicia de la familia ha estallado. Todos quieren apropiarse de la enorme herencia. El codicioso hijo mayor, Gooper (Juan Calot) y su esposa Mae (Rosa Renóm) la mujer de Brick, Margaret (Aitana Sánchez- Gijón) o sea la gata que se sienta sobre un techo de zinc ardiente, y la madre (Alicia, Hermida) que no está dispuesta a que nadie la maneje, Sólo Brick, el marido de la gata, el dipsómano que busca en el alcohol la fuga de los pensamientos que le torturan, se siente indiferente ante el destino de los tesoros paternos. Su tormento, es otro. La muerte cruel de un amigo queridísimo, quien al ceder un día lejano a la presión de Margaret, se ha acostado con ella, determinando la huelga sexual para siempre de Brick. En este cuadro de seres humanos llenos de pasiones mezquinas, verdaderos gatos rabiosos dispuestos a arañarse, el gran tipo es el, abuelo (Caries Ballesteros) obstinado en comunicarse, incluso en confesarse con su hijo Brick, y revivido, violento, tiránico, al creer que no padecía cáncer, que no tenía nada grave y que iba a pasar. de sus 65 años, demasiado envejecido. Todos esperan, ansian, el premio que la strugle for Iife amencana da- a los fuertes mientras castiga a los débiles. Tremendo combate de prepotericia el de esas gentes. La codicia, la maternidad, el autoritarismo y, más al fondo, las frustaciones, el despecho, la venganza palpitan en las escenas de este gran drama humano, más que muy norteamericano, universal. Genialmente, Tennessee ha superado el propio realismo de las situaciones. Diálogos terribles. El de la gata y su borracho marido, en el que dos almas se desnudan, el formidable y largo encuentro entre el padre y el hijo jalonan una acción rigurosamente atenida, de manera muy personal, a los viejos principios clásicos de las tres unidades: las de lugar, tiempo y acción, todo acontece en la sala de estar de la gata y su marido, en una sola noche. Todo se centra en la condena a muerte del padre, que éste ignora y produce una guerra múltiple y cruel. Él hijo mayor y su esposa aspiran a decidir la herencia en su favor porque tienen cuatro hijos a ios que el abuelo, por cierto aborrece, mientras que Brick y su esposa, la gata, son estériles, y los otros lo saben, -porque los espían. Gota a gota, los motivos secretos se descubren, cuando Brick, el dipsómano, el estéril, el mejor y más desgraciado de todos descubre el violento padre que no está sano sino condenado a muerte, el tenso nudo se desata. B talento de Tennessee, es insuperable. Hay una acción poderosa que rompe implacablemente el pasado de esta familia. En rigor, el drama es un epílogo, un desenlace. El pasado lo ha decidido todo. La gata saltará de ese tejado de zinc sobre el que se abrasa, en busca dé su. triunfo final. Aitana Sánchez- Gijón Lncha por la vida Hablábamos hace días aquí, de la permanencia del teatro de ValleInclán. También este teatro de Tenriesse supera ef paso del tiempo. El gran problema de la familia de Margaret en una caliente rinconada sureña, sigue, seguirá existiendo siempre. No es otro que el que los americanos llaman la strugle for iife la lucha por la vida. En la opulenta casa rodeada de centenares de acres de tierra fecunda en la que Margaret, Brick, Gooper, junto a sus cónyuges y la abueia ros está eminente. Es pura sangre ardiendo la del padre y salta elocuente en la dramática transición del hombre violento, que se cree a salvo y el destruido por la verdad, que se retira y desaparece. Cantó, en el hijo borracho, el más difícil, una acción hecha de silencios consigue no estar nunca teatral, sobreactuado. Es exactamente el ser atoimentado que debe ser. Una gata menuda, no una gataza temible, resulta Aitana en un correcto sentido de su personaje y logra un largo primer acto, lleno de sentimiento femenino, de sexo insatisfecho, de pesar oculto. Alicia Hesmida, encuentra los tonos humanos de una madre a la que le importa más su autoridad que su marido. Correctos, en sus sitios, todos los demás, el conjunto alcanza la difícil veracidad dramática. Una música muy norteamericana, muy sugeridora del Sur caliente, arropa la acción. Esta Gata sobre el Drama atroz tejado de zinc caliente arde en buena llama. Sirve con precisión el La escritura dramática de Tennesclima drahnático desde la primera essee está llena de arquetipos. El fondo, cena y camina segura hacia el darwiniano del pensamiento del autor abrupto desenlace que, en rigor, deja aparece sofocante en unos diálogos abierto el duelo de mezquinas pasioportentosos que constituyen la verdanes que ni la muerte del padre ni el dera acción de- un drama atroz, drama presumible nacimiento del hijo tardío de muchos dramas, en un recinto cede Margaret y Brick podrán pacificar. rrado. Todo el teatro posterior a WiNi los últimos maestros del teatro norlliams, todos los inventos admirables teamericano actual, ni Williams Inge, del llamado off Broadway con ser ni Edward Albee, tan actual aquí y tantos, no pueden con este gran texto ahora, llegan más lejos que este Tendramático que les ha precedido. nessee Williams, oportuno visitante Mario Gas ha cuidado con energía del prestigioso escenario, del Teatro el movimiento de los personajes. Ha Español. Bienvenido pues, viejo Tendescuidado un. poco el volumen sonessee. Siente él crítico no poder elonoro de éstos. Difícilmente los especgiarte en persona este hermoso tadores sentados después de ¡a drama, como en otro, lejano, mosexta fila habrán logrado enterarse de mento. Tu nueva presencia en Madrid lo que esos seres violentos, pecamillega en buena hora. nosos, se dicen. Ésta es una mínima objeción puramente técnica. BallesteLorenzo LÓPEZ SANCHO r IZ E! E S J Cr I E l -l T E eaMJei E S u r- -4 I I f Buen L I otta Antwia StfUa e AlcalÁ. gaie ValcoAcel ja Mejon, PtecioÍ 55.000 p ¿i. m nclaclún c o n LA MEJOR INVERSIÓN QUE PUEDA HACER Sala a ÍM nomíte SU PROPIA CASA GESTIONA Y PROMUEVE Comunidades Sania Ana, S L. F u n d a d a e n 1.095 d O DE VADRID Tels. 564 9 4 95- 564 75 13 -HI I Pla de etdneija j ija Pleda i