Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
mnm ventaja de diez puntos sobre El PP mantiene una el PSOE y se sitúa al borde de la mayoría absoluta Sólo el voto oculto podría amortiguar el descalabro de Felipe González, que perdería 30 diputados lü puede crecer esta vez de forma destacada a costa de los socialistas y llegar al 15 por ciento míHíEíEí m Aznar obtendría entre 168 y 172 escaños, según un sondeo en exclusiva para ABC El Partido Popular sigue al borde de la mayoría absoluta- de 168 a 172 escaños- cuando faltan pocos días para que empiece la campaña electoral. La semana pasada, según los sondeos realizados para ABC, el PP superaba en casi diez puntos al PSOE en intención de voto, una diferencia que parece inamovible desde hace Madrid meses. No obstante, el fenómeno del voto oculto da cierto margen de maniobra a los siocialistas, que podrían mantener e incluso superar algo su 30 por ciento, el porcentaje de electorado que conserva una absoluta fidelidad a Felipe González. A pesar de ello, su descalabro parece seguro con una pérdida de 30 escaños. SÍ: i: iv ilf: 1! K 5 15 jí 3 15- 17 dtp. PNV: 1,1 %5- 6 cUs. xj i IU: 18 eso. Sí CtU; 17 esc. PNV: 5 esc. X -j 9 -r CC: 1 sdíp. H 6: 0,9 adip. B i 3i: 8,7 1 dlp. 1 8 p. 1 mación de Felipe González podría retroceder hasta una representación similar a la que el PP tenía en 1989- 108 diputados- o bien llegar a los 123, cifra que no dejaría de ser una severa derrota, pues supondría la pérdida de 36 pariamentarlos, y situarse muy por debajo de los 141 que el Partido Popular tuvo en la última legislatura como principal grupo de la oposición. De las encuestas se deduce también que el PP tiene al alcance de la mario casi todos los objetivos de crecimiento que se ha fijado para los comicios. Parecen seguros o probables los dos escaños más que aspira subir en Madrid, Barcelona, Zaragoza y Málaga, circunscripciones dónde tiene un importante margen de ascenso. Otra de las grandes aspiraciones de la campaña del PP, como era ganar en una de tas provincias vascas, Álava en concreto, también parece a punto de ser cumplida. Otras provincias donde se da por hecho obtener un diputado más que en 1993 son Alicante y Valencia en la Comunidad Valenciana y Teruel y Huesca en Aragón. Pero, en las reglones donde el Partido Popular confía en dar un gran salto y los sondeos apuntan que tendrán éxito son Andalucía y I dioc, Los sondeos insisten en dibujar un nuevo mapa poiítico, muy similar ai de los tiempos de la transición, con un gran partido de centro- derecha que se aproxima a los 176 diputados de la mayoría absoluta, un partido de centro- izquierda como el PSOE como principal grupo de la oposición, pero a gran distancia del mayoritario, y un tercero en discordia, que es Izquierda Unida. Julio Anguita se presenta esta vez con grandes posibilidades de igualar o superar el peso electoral que tuvo el PCE en las elecciones de 1979, con más del Í 3 por ciento de los votos y más de 24 diputados. El PP parece en condiciones de superar, aunque por poco, los 168 escaños con los que en su día gobernó Adolfo Suárez. La intención de voto al Partido Popular ya supera en varios puntos los resultados que obtuvo en 1977 y 1979 la UCD y con un 39- 41 por ciento se asegura la mayoría suficiente para llegar al poder que reclama José María Aznar sin que esté claro si le bastará con entenderse con los partidos regionalistas de la Cámara para gobernar o tendrá que estar pendiente de la derecha nacionalista. Las. últimas encuestas demuestran que el electorado sigue inamovible desde la disolución de las HB: 2 esc. EFtCilesc PARí 1 eso. tlV: 1 esc. CC: 4 esc. l A l e s c Cataluña. El PP puede ganar en varias de las circunscripciones hasta ahora consideradas feudo del PSOE como es el caso de Almería o Málaga y empatar con los socialistas en Granada, Jaén o Cádiz o Córdoba. El partido de Aznar pretende subir alrededor de 8 escaños en Andalucía. En Cataluña confía, como mínimo, en sumar dos más por Barcelona y otros dos por las circunscripciones restantes. Sobre esas aspiraciones, los citados sondeos confirman posibilidades de éxito. Los estudios también dan la razón a los populares a la hora de apuntar las provincias donde han tocado techo por haber obtenido ya en 1993 más del 45 por ciento de los votos y no poder obtener más escaños por mucho que crezca. Es el caso de las provincias castellanas y León, donde sólo en Burgos el PP podría sumar un escaño más para deshacer el empate de hace dos años y hacerse con tres de los cuatro pariamentariossen juego. También en Galicia el crecimiento se les plantea muy difícil aunque los sondeos señalan que es posible que suban un diputado por La Coruña y otro por Orense. De estas cuestiones de detalle provincia a provincia depende la (Pasa a la página siguiente) Cámaras pese a los acontecimientos posteriores como la confirmación de que Felipe González se volvía a presentar, el congreso del PP o el desarrollo de la precampafta que los partidos han adelantado como nunca antes. Por ello, tampoco es previsible que la campaña oficial que empieza el próximo viernes vaya a tener una influencia notable en la decisión última de los ciudadanos salvo en una parte de los electores, antiguos votantes del PSOE, que vuelven a inclinarse en los sondeos por pasarse a Izquierda Unida- de ahí que sus expectativas de crecimiento sean de entre 4 y 5 puntos- pero que en 1993 cambiaron de idea en el último momento para apoyar la continuidad del felipismo. Ese fenómeno de voto oculto es la principal variable que puede operar en los próximos días, pero esta vez sólo para amortiguar el descalabro de los socialistas. Por ello, los responsables de los sondeos dan un gran margen al porcentaje y atribución de escaños del PSOE. No descartan que se quede dos puntos por debajo de ese 30 por ciento que en la dirección socialista consideran que es su suelo electoral, pero tampoco que lo supere y llegue al 31,5 por ciento. En número de escaños, la for-