Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 4- 2- 96 ESPECTÁCULOS ABC Póg. 93 Estados Unidos despide a Gene Kelly como un gran ejemplo del espíritu americano Políticos y actores añoran sus momentos junto al desaparecido actor y bailarín Cada vez que llueva, me acordare de él y sonreiré Con estas palabras, Liza Minelli expresaba mejor que nadie la cariñosa despedida de todos los norteamericanos al bailarín y actor Gene Kelly, fallecido el viernes en su casa de Desde el presidente Clinton al último repartidor de periódicos que realiza su tarea cantando bajo la lluvia cuando no hay otro remedio, el país entero dedicaba ayer un, recuerdo entrañable a l hombre que vive en todos los corazones como Un americano en París Según Bill Clinton, que interpretaba al saxofón en Arkansas alguno de sus grandes números musicales, Gene Kelly era no sólo un maravilloso artista sino uh gran ejemplo del espíritu de América La emoción era todavía mayor entre quienes le conocieron y le quisieron durante medio siglo como, por ejemplo, Frank Sinatra, desde que ambos levaron anclas vestidos de uniforme blanco en la ciudad de los rascacielos en 1945. Según Sinatra, que celebró hace poco su ochenta aniversario, Gene era absolutamente único. Era muy disciplinado y muy perfeccionista. Yo lo sée bien porque practicábamos durante horas y horas. Y daba r e s u l t a d o Cuando me veía después en la pantalla bailando con Gene Kelly, no podía creérmelo Nueva York. Juan Vicente Boo Los Ángeles a los ochenta y tres años de edad. Para Liza Minelli, la hija de Judy Garland, el artista era parte de la familia puesto que su madre recibió al genial actor y bailarín Kelly en el mundo del cine en 1942 con Para mí y mi chica esfuerzo los estudios universitarios aunque luego no llegaría a ejercer de economista ya que le dominó la pasión de bailar. Sus orígenes humildes, en cambio, estuvieron con él toda la vida, y siempre se manifestó orgulloso de interpretar, al marinero bailarín o al camionero bailarín en un estilo muy diferente al de Fred Astaire, que era siempre el bailarín suave y distinguido. Gene Kelly bailaba con músculo y con una intensidad d e s c o n o c i d a hasta entonces, pero también con un genio innovador que cambiaría por completo el panorama de los musicales. tiempo. Desde aquellos días maravillosos en Metro Goldwyn Mayen donde tuvimos el preivilegio de formar parte de aquella familia del estudió La ex- primera dama reveló que Ronnie y yo disfrutamos todas y cada una de las películas d e Gene, pero nuestra favorita eS Un americano en París La canción Our love is here to stay ha tenido siempre un significado especial para nosotros. La hemos cantado siempre en nuestro aniversario de boda durante años Bob Hope, a su vez, destacó que Gene Kelly era mucho m á s que un bailarín y actor. Según el veterano comediante, el estilo, la técnica y la innovación de Kelly cambiaron por completo el mundo de la danza en las películas americanas. Gene era un talento, un profesor de baile y un licenciado en económicas que aportó más genio a la pantalla que la mayoría de las personas que yo he conocido El artista desaparecido se crió en un barrio obrero de Pittsburg, y consiguió pagarse con su propio Gene Kelly género de película musical Nuevas ideas y nuevos lugares. O lugares de siempre con una nueva visión, como sucede en Cantando bajo la lluvia Su coprotagonista en ese filme de 1952, Dohald O Connor, recuerda que Gene era siempre muy, muy amable pero estaba siempre muy preqcupado. Trabajábamos en colaboración muy estrecha. Durante nueve meses, todos formamos parte no sólo del proyecto sino también de la vida de los otros, y Gene era una verdadera alegría Otras personas le conocieron a través de la pantalla, pero sintieron Inmediatamente el mismo calor. BariDra Streisand confiesa que me enamoré de él desde que le vi en Marjorie Morningstar en 1958. Aquella sonrisa de pillo... Nos deja una herencia de talento q u e p o d r e m o s disfrutar para siempre Gran innovador Según el crítico de cine Leonard Maltin, cuando Kelly llegó a Hollywood los musicales eran agradables pero prosaicos. Kelly se dio cuenta de que había que llevarioS a nuevos lugares y puso manos a la obra con todo empeño. Hemos perdido muchas personas en una. Hemos perdido un gran actor, un gran coreógrafo, un innovador y un pionero en el Cantando bajo la llnvia Kelly bailó con Sinatra, con Debbie Reynolds, con Fred Astaire y con el ratón Jerry, pero era capaz de bailar con un paraguas, con una farola o con un periódico. Debbie Reynolds, su compañera en Cantando bajo la lluvia en 1.952 recuerda que me enseñó a bailar y a trabajar duro, a ser responsable y, al mismo tiempo, a querer a la familia y a los amigos como él lo hacía El mismo agradecimiento rebosa en los labios de otros artistas menos asociados habitualmente c o n Kelly como, Gregory Hiñes, quien reconocía ayer que Gene era un tipo formidable y fue muy generoso c o n m i g o Era mi inspiración cuando yo era chiquillo. Luego pasamos mucho tiempo juntos en los años ochenta, que yo tengo que agradecer. Nos ha dejado una herencia que todos podemos disfrutar Pero los más conmovidos eran los veteranos, desde el actor, y presidente Ronald Reagan hasta el decano del espectáculo Bob Hope. Nanoy Reagan recordó que Gene era amigo de mi marido y mío d e s d e hace muchísimo -Flamenco Juan Habichuela lució en la primera sesión de su multitudinario homenaje Granada. Manuel Ríos Ruiz Más de c i n c o mil personas asistieron el pasado viernes en el Palacio de los Deportes granadino, al primer festival de los programados en homenaje al tocaor Juan Habichuela, quien correspondió lucidamente al favor de sus paisanos y de sus compañeros, con su guitarra toda sutileza y armonía interpretando la granaína. Fueron unos minutos sumamente emotivos para el artista y su público, rubricado c o n una larga ovación. El espectáculo, acertadamente presentado por el poeta José Mana Velázquez, se caracterizó por varios pasajes brillantes y por la reiterada interpretación de dos estilos sobre todos los demás: los tangos y las alegrías. Pero la fase más vibrante corrió a cargo del cordobés El Pede, que junto a la guitarra jerezana de Moraíto, cantó una zambra con poderío y jondura, -poniendo de manifiesto, frente a la opinión de algunos cabales, que la zambra tiene entidad sobrada como estilo flamenco y que puede terminar imponiéndose en el acervo como un cante de enjundia y dificultades interpretativas. Los aplausos del respetable, puesto de pie, corroboraron la teoría que desde hace años algunos defendemos. El Pede y Moraíto finalizaron su actuación por bulerías de forma triunfal. El cartel fue amplio y el espectáculo finalizó pasadas las dos de la madrugada, cerrándolo Carmen Linares, cantando tangos, tarantas- donde se encontró con sus valores artísticos- y bulerías, acompañada por las guitarras de los hermanos Cortés, y a lo largo del desarrollo del festival, actuaron Chano Lobato, diciendo los cantes de su tierra gaditana. Rosario López- q u e intentó buscarse en la soleá y estuvo mejor en la granaína- El gran cestero malagueño El Tiriri, que personalizó su versión tganguera y buleaera; Manuel Mairena, con el toque de Cerrión, magistral en la soleá- por el estilo de Juanichi El Manijero que su inmortal hermano Antonio le dedicó al jerezano Charamusco- y en los tientos- e n los que intercaló el poema La Saeta de Antonio Machado- Calixto Sánchez, con la soranta filigranera de Manolo Franco, poderoso en la granaína, las alegrías y los fandangos; El Polaco, muy inspirado en los tres estilos, de su buen dominio; alegrías, granaína y tangos; Chiquetete, que ha vuelto al cante, para demostrar su buen compaás junto a la guitarra de Melchor de Santiago. Lo d e mostró por alegrías- con las coplas más tradicionales- tangos y bulerías. En el apartado del baile actuaron dos artífices de Granada: Mariquilla y Manolete, que dieron razón de! porqué de su valía y fama. Los Losadas, con sus guitarras, complementaron un elenco y un programa que brindó, repetimos, momentos de calidad flamenca verídica.