Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 ABC NACIONAL DOMINGO 17- 12- 95 Gutiérrez Mellado fue despedido por sus compañeros militares y lospolíticos con los que dirigió la transición Multitudinario funeral con ministros, ex ministros, El vicario general recordó que hizo de su profesión dirigentes de la oposición y miembros de las FAS y responsabilidad un deber de asegurar la paz Los dirigentes políticos que llevaron el peso de la transición, la plana mayor del Ejército y representantes- del Gobierno y la oposición llenaron ayer el salón de embajadores del Palacio de Buenavista, sede del cuartel general del Ejército, para asistir al funeral por el capitán general y ex vicepresidente del Gobierno MaLa gran afluencia de políticos y militares desbordó la organización del acto y la mayoría de ellos tuvo que conformarse con ocupar los salones contiguos al lugar donde se ofició el funeral. El entierro, sin embargo, que tuvo lugar en el cementerio de Villaviciosa de Odón, adquirió un carácter más íntimo, aunque también estuvo presente el ex jefe del Ejecutivo Adolfo Suárez y varios ex ministros de UCD como amigos de la familia. En la sede del Cuartel General del Ejército, monseñor Emilo Benavent, antiguo vicario general castrense, ofició la misa de córpore insepulto por Manuel Gutiérrez Mellado, muerto el día anterior tras sufrir un accidente de tráfico. En primera línea y junto a la viuda, Carmen Blasco, y los hijos del capitán general estaban los ministros de Presidencia, Alfredo Pérez Rubalcaba; de Defensa, Gustavo Suárez Pertierra; de Trabajo, José Antonio Griñán y de Comercio, Javier Gómez Navarro. En representación de Su Majestad el Rey acudió el jefe de su Casa, Fernando Almansa. La oposición fue representada por el presidente del PP, José María Aznar, que acudió acompañado por el ex ministro de la Presidencia, Rafael Arias Salgado, y Gabriel Cisneros, hoy dirigentes del Partido Popular que compartieron con el capitán general responsabilidades de Gobierno en la transición. También destacó la nutrida representación de otros políticos que, con Adolfo Suárez a la cabeza, dirigieron el proceso de reforma política y alumbramiento de la democracia como el ex vicepresidente del Ejecutivo, Fernando Abril y antiguos compañeros de Gutiérrez Mellado en los Gabinetes de UCD como Luis Ortiz, José Luis Leal, Alberto Oliart, Marcelino Oreja o Luis González Seara. En el salón de Embajadores del Palacio de Buena Vista se apretujaban asimismo el alcalde de Madrid, José María Álvarez del Manzano, el presidente de la Comunidad, Alberto Ruiz Gallardón junto con otros políticos en activo o retirado como Miguel Herrero de Miñón, Javier Moscoso, Manuel Jiménez de Parga, Gregorio Peces Barba o Eduardo Serra. Madrid. Ángel Collado nuel Gutiérrez Mellado. En la última despedida, el ex vicario general castrense Emilio Benavent destacó que España perdía un hombre de paz obsesionado porque no se rompiera la convivencia entre los españoles y un militar al que los golpistas del 23- F no pudieron doblegar la noche en que esa paz estuvo en peligro. perder esa paz. Su compromiso con la paz no sólo fue ejemplar por su dedicación, sino que Dios le concedió la posibilidad de demostrarlo abiertamente a todos los que tuvieron ocasión de verle de pie, sin que pudieran hombres más fuertes que él dobleglarle, y ejerecer su fortaleza en circunstancias difíciles, críticas, y en cierta medida peligrosas Pero el ex vicario general castrense no se refiró sólo a ese episodio casi anecdótico en comparación con su tarea a lo largo de la transición política y recordó también que en 19977 aquel hombre sencillo y sereno nos proporcionó a todos nosotros la seguridad de que podíamos votar en paz para vivir en paz Benavent citó también la dedicación del capitán general en los últimos años a la lucha contra la drogadicción después de vivir muy de cerca el caso de un hijo de un general amigo que sufrió el problema. Entre aplausos Manuel Gutiérrez Mellado presidente del Consejo de Estado, Fernando Ledesma; y la mayoría de los miembros de esa insitución de la que también formaba parte Gutiérrez Mellado. El Partido Socialista envió como representación a Cipriano Ciscar, secretario de organización, Franciso Fernández Marugán, responsable de finanzas y Enrique Curiel. Por Izquierda Unida acudieron sus portavoces parlamentarios Rosa Aguilar y Diego López Garrido, mientras que de los partidos nacionalistas no hubo dirigente alguno. El secretario general de la Unión General de Trabajadores, Cándido Méndez, sí que asistió al funeral en nombre de las centrales sindicales. En anterior vicario general castrense y amigo de Gutiérrez Mellado, Emilio Benavent, ofició la misa junto con otros sacerdores entre los que estaba Martín Patino. En la homilía se destacó que el capitán general había hecho de su profesión un deber de asegurar la paz y que sirvió heroicamente a la Patria y a la convivencia entre los españoles con lo que 1 dio un ejemplo a toda la nación. Benavent recordó su valerosa actitud la noche el 23- F frente a los golpistas: Vivió tan al servicio de la paz que dio un ejemplo impresionante a la nación entera en una circunstancia crítica en que la nación se vio en peligro de Terminada la ceremonia, el féretro con los restos de Gutiérrez Mellado, que había sido velado por cuatro generales, fue conducido hasta el patio del Palacio de Buenavista donde una compañía de fusileros rindió honores y disparará las salvas de honor reglamentarias. Cubierto por una bandera, el ataúd con los restos del único militar que, con Su Majestad el Rey, tenía el rango de capitán general, fue introducido en el furgón fúnebre. En ese momento, algunos asistentes al acto rompieron el silencio que había presidido el acto para prorrumpir en aplausos. Tres automóviles con coronas de flores seguían al coche fúnebre hacia el cementerio de Villaviciosa de Odón, donde el militar de la transición recibió sepultura. El entierro, según informa Efe, se celebró sin protocolo, con la asistencia, además de los familiares, de amigos y antiguos dirigentes de UCD, entre los que se encontraban Adolfo Suárez, Landelino Lavilla, Fernando Abril Martoreli y el teniente general Villaescusa. También acudieron numerosos vecinos de esa localidad próxima a Madrid. Casi todos Todos los ex ministros de Defensa estaban presentes, pues con Oliart acudieron los de la etapa socialista: Narciso Serra y Julián García Vargas. Por parte del Ejército fueron ios cuatro tenientes generales que forman la Junta de Jefes de Estado Mayor: José Faura Martín, José Romero, Ignacio Quintana Arévalo y su jefe, José Rodrigo, así como numerosos ex miembros de la JUJEM y compañeros de armas del fallecido. Al sepelio tampoco faltaron los presidentes del Tribunal Supremo y del Constitucional, Pascual Sala y Alvaro Rodríguez Bereijo; el fiscal general del Estado, Carlos Granados; el Defensor del Pueblo, Fernando Álvarez Miranda; el Homenaje de la Cámara catalana Mientras se celebraba el funeral, la segunda sesión de investidura de Jordi Pujol como presidente de la Generalidad de Cataluña comenzó con un homenaje del Parlamento autonómico a Manuel Gutiérrez Mellado. El presidente de la Cámara, Juan Raventós, leyó antes de empezar la sesión una nota de pésame y calificó al fallecido de hombre capital en la transición política española y en la transformación de las Fuerzas Armadas. además de destacar sus dotes de moderación, concordia y diálogo Por su parte, Jordi Pujol empezó su discurso de investidura y expresar su agradecimiento al militar fallecido por la comprensión mostrada hacia la autonomía catalana Bruno Paoli C Esportillos, n 8 3 ESQUINA A PRINCIPE VERGARA, 14 BOLSOS DESCUENTOS POR APERTURA DIRECTAMENTE DE FABRICA MODELOS EXCLUSIVOS