Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
V. Hemos visto Por CHÁPETE Publicidad El príncipe de Bel Air (Antena 3) Incomprensible Es incomprensible cómo las cadenas de televisión no aprovechan las pausas publicitarias para subir el volumen de los anuncios hasta reventar ¡os tímpanos de la audiencia. Quizá debieran caer en la cuenta del excelente recurso que tienen entre manos para llamar la atención de los espectadores. Claro que, entonces, los cabrearían, apagarían la tele y no serviría de nada anunciarse. Qué incomprensible sería. Una tomadura de pelo Antena 3 ha esterado una comedia llamada B príncipe de Bel Air Va de jóvenes de cobr, rap y gracietas varias, vamos lo de siempre. B sábado pudimos ver uno de los primeros capíMos, el tercero o el cuarto. Lo mejor es que se parece a otra serie que anunció hace un mes a bombo y platillo como la gran novedad. Si no fuera porque sería una tomadura de pelo, juraríamos que se trata de una reposición más. Un país en la mochila (La 2) Sano y elegante José Antonio Labordeta y su crónica fasciculada sobre bs pueblos y regiones de España han hecho parada y fonda en La 2. B género documental requería reposo entre los cueros de la mochila de este cantautor metido a cicerone de la audiencia para hacer un poema de la falda de una montaña y poner sobre el pentagrama las notas más hermosas de lageografía nacional. Serenidad, cordialidad, proximidad y suntuosidad son los cuatro puntos cardinales de un espacio sano y elegante, ahito de atractivos y ajeno a los nudos arguméntales que habitualmente atan la coletilla de pedante a este tipo de programas. No hay que temer perderse entre lo hermoso ni despreciar lo evidente: los pueblos siempre estuvieron ahí. Sólo había que descubrirlos, y ayer dimos un gran paso. ¡Qué me dices! (Tele 5) Espejo interior Fútbol (Telemadrid) Muy saludable ¡Qué me dices! es una de las noticias más gratificantes del fin de semana. En clara competencia con uno de los pioneros del género rosa en televisión, Corazón, corazón la avanzadilla sentimental de Tele 5 es una apuesta por el directo y por los espacios vivos. Comprobar cómo un sábado hay alguien que no dice Buenas noches al mediodía, resulta tan raro como saludable. HOMENAJE: LA ÚLTIMA ESPAÑA Un país en la mochila (La 2) Hermoso programa con noble antepasado. En los cuarenta, con lápiz y cuadernito, Camilo hizo su recorrido por la Alcarria dejando no sólo un monumento literario, sino una soberbia radiografía de aquella España. Ahora, José Antonio Labordeta recorre ignorados caminos, pero con los mecanismos del día, grabadoras en audio y vídeo. Afortunadamente, Labordeta es feo y gordito, de modo que no va a ser estrella subjetiva que oculte la realidad. Por eso vamos a ver, quizá en plan despedida, esa España ganadera y agrícola que desaparece porque hemos inventado una nueva sociedad, la urbana. Adelantando mi admiración por el trabajo literario y cinematográfico patente en el serial de nuestro ruedo ibérico, quiero también hacer un cierto reproche. Hay una especie de angelización de los paisajes y los personajes. Esa vida dedicada a cuidar tres docenas de borregos lleva a convertirse en una especie de retrato de un paraíso al que vamos a sacrificar para vivir en el Gran San Blas. Desgraciadamente, ello es bonito pero no exacto. Lo queramos o no, la estabilidad humana del próximo siglo hemos de construirla en estas horrorosas ciudades. No hay manera de volver atrás. Si esos territorios han sido abandonados, por algo será. La migración humana es el principal motor de la historia. Podemos hacer bucolismo, pero sin autoengañamos. De esos territorios huyó hace muchos años el nivel apetecible de vida humana. Pero sobreviene un fenómeno urbano que beneficia a esos pueblos y consiste en la huida de la gran ciudad. Los viejos pueblos son ahora territorio para los nietos de los que emigraron en los cincuenta. Las familias que ahora regresan son las que reconstruyen las casas y los molinos y sus corrales. Pero la puntita de ganado, el pequeño huerto o la fila de frutales ya no dan de comer y no permiten tener médico, calefacción y buena ropa. Ahora bien, el trabajo descriptivo de Labordeta es antológico; ha hecho bien en radiografiar una última España. Hace un siglo era feliz. Hoy, no. LuisAPOSTUA Consuelo Lo que menos importa un sábado por la tarde son los equipos que se enfrenten en el partido de la jornada- la jomada de las autonómicas, evidentemente- se trata de justificar los miles de pesetas gastados en el mando a distancia. Entre cine, cine, y más cine, y no del bueno precisamente, surge un fondo verde que hoy por hoy no empieza en los Pirineos y que, si no agrada, sí que consuela. Miniseríe (Antena 3) Uno más en la familia (La 2) Por las claras B formato miniserie, una de las últimas y más sustanciosas fórmulas de los úítimos tiempos para convertir lo que no sería más que un petardo infumable en una película por entregas, no puede pasar más tiempo solapado. Herederos dejó a las claras la tesis anterior y la audiencia- que es algo más lista de lo que creen algunas emisoras- necesita una explicación. A ser posible que no sea en varios plazos. Él nunca lo haría Uno más en la familia el único programa que la televisión dedica a los animales de compañía, ha sufrido tal cantidad de matas tratos que se ha perdido entre la rejilla de programación y sus seguidores no son capaces de distinguir lo que es nuevo y b que no lo es tanto. Ahora se encuentra ubicado en la sobremesa sabatina, veremos por cuánto tiempo. La 2 no debería olvidarte. Él nunca lo haría. 148 A B C DOMINGO 15- 10- 95