Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
f 76 A B C ESPECTÁCULOS Crítica de cine JUEVES 3- 8- 95 Intoxicación en el teatro Santiago Martín Bermúdez, autor de No faltéis esta noche (obra que obtuvo el último premio Lope de Vega, cuyo estreno se producirá, según informa la revista Primer acto en la próxima temporada) ha hablado de su pesimismo acerca de la práctica teatral en este país. Martín Bermúdez, que es de 1947, ha dicho que no voy a dar lecciones a nadie Sin embargo, su larga experiencia (ha estado vinculado a la escena como intérprete y autor desde 1965) le autoriza a analizar y enjuiciar la situación del teatro entre nosotros. El autor no se anda por las ramas: denuncia la culpabilidad de diversos factores, desde las subvenciones han encarecimiento de los costes de producción, el sueldo de los actores... y añade: la subvención ha sido una de las cosas que más daño han hecho al teatro. Ha traído a los buscadores de dinero en detrimento del autor. La solución tampoco creo que sea dar dinero a los que nunca me lo han pedido Martin Bermúdez, que confiesa sus inquietudes en ias páginas de Primer acto piensa que la subvención es corruptora, como eso de ir a caché y quitar todo el aliciente de la taquilla y también que el teatro privado no tiene ambición, está drogado por la subvención y necesita un período de desintoxicación ¿Qué hacer? ¿Bastará, como sugiere, poner al frente de los teatros a gestores honestos y ofrecer esos teatros a las compañías que vayan a taquilla y traten de ganarse al público No parece suficiente, porque, dice, el teatro público siempre ha existido y deberá existir De cualquier forma lo que no se puede hacer es sostener lo insostenible mediante la subvención Entre el intervencionismo y el liberalismo salvaje habrá que hallar- la revista lo sugiere- un difícil punto de equilibrio. Eduardo G. RICO Killing Zoé tara sin tino Producción: Quentin Tarantino, Lawrence Bender y Rebecca Boss Dirección y guión: Roger Avary. Fotografía: Tom Richmond. Música: Tamandandy. intérpretes: Eric Stoltz, Jean Hugues Anglade, Julie Delpy. Salas de estreno: Palacio de la Prensa, Vergara, Minicines, Multicines Ideal (v. o. El compañero de sangrías de Quentin Tarantino, Roger Avary, se lanza a la dirección de su primera película, que resulta, como era previsible, uno de esos Ihriller donde sobran los muertos y faltan las ideas. Sin el talento cinematográfico de Tarantino, Avary sólo puede ofrecer una película más de un género que ya empieza a ir a menos. Así, tirando por lo bajo, en el mundo debe haber ahora unos cien o doscientos millones de tipos desquiciados, entre psicópatas, dementes, amorales, cerdos despiadados, megalómanos, asesinos, torturadores y anormales que se lo pasan pipa ocasionando estragos en el físico de sus prójimos. Lo cual quiere decir que alguien como Roger Avary, director de esto y autor, junto a Tarantino, de Amor a quemarropa y Pulp Fiction va a tener material para desarrollar una filmografía vastísima y bastísima. Killing Zoé es la primera película que dirige Avary, y en ella consigue demostrar varias cosas: que mata en la pantalla tanto o más que Tarantino, que sus personajes están tan grillados o más que los de Tarantino, que sus situaciones rezuman tanta o más violencia que ias de Tarantino y que no tiene ni la personalidad ni la brillantez ni el golpe visual ni el colmillo retorcido de Tarantino. Corr arte únicamente el forro de su filosofía cine, latográfica, una filosofía que, por otra parte, es muy posible que tenga su origen y les salga precisamente de sus propios forros. Con lo cual que, mientras Pulp fiction es una película única Killing Zoé no es otra cosa que una película más. La sinopsis es, desde luego, vulgar: el robo a un banco que, como todos en el cine y algunos en la vida, se complica. El desarrollo argumenta! se estira, pero no se ensancha: los ladrones, además de chapuceros, son una pandilla de heroinómanos sin escrúpulos y sin un sólo gramo de inteligencia (es tradición que en las películas de atracos haya, al menos uno, que no sea idiota y tenga un amago de plan) En Killing Zoé el plan de los atracadores está tan ausente como el del director, que se limita a fotografiar las animaladas de la fauna protagonista. El brillante juego con las estructuras del guión que proponía Tarantino en Pulp fiction aquí no es más que un par de pasitos de baile: la prostituta encantadora que luego resultará ser empleada del banco... el increíble (por no decir ridículo) hilo romántico que se anuda entre ella y el ladrón menos sanguinario de la banda... la larguísima y caprichosísima secuencia de la noche toledana con toda la zarrapastrosa banda agotando las existencias de droga en la ciudad, bien acompañadas las imágenes con grandes dosis de psicodelia cazuña y paleterío de diseño... Mal que bien, se llega a un desenlace indigno, incluso, del mediocre desarrollo, aunque muy bien surtido de sangre y tópicos. Acierta de pleno Roger Avary con algunos de los actores que elige: Jean- Hugues Anglade tiene una de las peores pintas que puede uno imaginar, y encarna con mucha credibilidad al tarado que comanda el grupo; los otros miembros tampoco dan la impresión de ceder el asiento a las viejecitas en el autobús... Y, en cuanto a Julie Delpy, como prostituta no le falta tirón, pero como cajera de sucursal, la verdad, sólo cabe en la cabeza de un obseso sexual, o de alguien del sector banca de UGT, o del que toca la pandereta en la tuna. E. RODRÍGUEZ MARCHANTE Pamplona agota su espacio y su Tiempo de danza Pamplona. Begoña López Las compañías de danza contemporánea Malpelo, con Dol- Zarco y Nats Ñus Danza, con Somcinc son hoy las encargadas de cerrar el ciclo Tiempo de danza de los Festivales de Navarra 1995. Las dos compañías actuarán en el Teatro Gayarre a las 10 de la noche. Dol es un solo de Pep Ramis, quien presenta a un personaje que se enfrenta a la muerte. La figura del pájaro, símbolo del lugar que ocupa el alma después de la muerte, es utilizada como hilo conductor. El método de trabajo de esta coreografía se basa en la búsqueda de movimiento, la gestualidad y el lenguaje del personaje: sus sueños, sus contradicciones, sus reacciones, sus monólogos y los pequeños rincones interiores. Con paso distinto danza Zarco un proyecto de la compañía Malpelo en colaboración con Tristan Honsinger, compuesta por tres piezas cortas creadas a partir de diferentes historias. La otra formación que actúa en Pamplona es Nats Ñus Danza. Somcinc utiliza la danza como el lenguaje idóneo para ex presar las emociones que espontáneamente surgen en las relaciones cotidianas. Vuelve el festival folk de Ortigueira tras una década de silencio La Coruña. Fernando Neira Han tenido que pasar diez años para que el Festival do Mundo Celta de Ortigueira (La Coruña) pionero absoluto en la recuperación de la tradición folclórica en Galicia, vuelva a celebrarse tras la larga travesía del desierto que ha supuesto la falta de medios económicos. A caballo entre el océano Atlántico y el Cantábrico, Ortigueira se había convertido en lugar de encuentro ineludible para los amantes de la música celta de todo el país e incluso de la Bretaña francesa, pero en 1986 las cuentas dejaron definitivamente de cuadrar y el festival sólo siguió existiendo en la memoria colectiva de los aficionados. Ahora el propio Concello de Ortigueira y la Xunta de Galicia se han encargado de promover la resurrección en lo que será este año su undécima edición. Comienza este viernes con las actuaciones de dos lormaciones gallegas, Fol de Ny y los muy cotizados Na Lúa, y una bretona de concepción musical decididamente renovadora, Den. Pero el plato fuerte queda reservado para el sábaao, día en qe se subirá al escenario el aventajadísimo gaitero Davy Spillane, ex miembro de Moving Hearts y colaborador de infinidad de estrellas del pop con una dlscografía en solitario y en compañía de Andy Irvine Eastwind altamente recomendable. Junto a Spillane rendirán visita los cántabros Luétiga y la Escola de gaitas local. El domingo, como broche para este reencuéntrale ofrece una ceremonia de honda carga simbólica: las bandas de gaitas gallegas y escocesas escenificarán la tradición de los druidas. La Feira e Festa da Música e da Arte que se celebra en el balneario de Pardiñas (en Guitiriz, Lugo) alcanza su décimo sexta edición este año, fiel a su cita el primer domingo de cada mes de agosto. Sus organizadores, la Asociación Xermolos, han conseguido que a una pequeña pedanía apenas reflejada en los mapas acudan anualmente unas quince mil personas. Por Pardiñas, aunque pueda aparecer insólito, han pasado grupos de la envergadura de Mllladoiro, Oskorri, Tannahill Weavers, La Ciapa Rusa o Inmaculate Fools (su cantante, Kevin Weatherhill, se lió con una moza del pueblo y los Xermolos acabaron colaborando en el disco The toy shop de los británicos) En esta ocasión el cartel no tiene tanto renombre, pero su atractivo es indiscutible: los galtegos Yellow Pixoliñas y Chouteira (la gran revelación de la temporada por estas tierras) los navarros Aitzindari y los portugueses Brigada Víctor Jara, bien apreciados desde su aparición en aquel Filhlos da madrugada de homenaje a José Zeca Afonso.