Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SÁBADO 28- 1- 95 CULTURA ABC Póg. 49 Cien poemas para Octavio Paz La revista Vuelta publica un libro con textos de poetas de todo el mundo, entre ellos tres Nobel, en homenaje al escritor mexicano Las palabras son puentes. A Octavio Paz en sus ochenta años es un libro- homenaje al premio Nobel mexicano en su octogésimo aniversario, que reúne poemas de 107 poetas de todo el mundo, entre los que se encuentran Walcott, Marco Aurelio Major, editor de libros en Vuelta cuenta a ABC cómo se gestó la idea de homenajear a Paz: En enero de 1994 hablé con Adolfo Castaftón y le conté que se me había ocurrido hacer un libro- homenaje a Octavio Paz contando con la colaboración de varios poetas mexicanos. La idea le pareció buena, así que se la propuse a María José Paz, la mujer de Octavio. A ella le encantó Se estaban fraguando muchos homenajes con motivo de su ochenta cumpleaños- continúa Major- pero a nadie se le había ocurrido hacerlo desde el punto de vista poético. En marzo me enteré de que la Academia de Poetas Americanos iba a publicar un pequeño libro de poemas que se leyó en el Museo Metropolitano de Nueva York con motivo del cumpleaños de Paz. Hablé con Elliot W inberg, que es el traductor al inglés de la obra de Octavio, y le j ¡nté mi idea. Decidimos incluir poetas de todo el mundo, y el proyecto creció. De 34 poetas mexicanos se pasó a 107 de cuatro continentes y doce lenguas En Las palabras son puentes han colaborado todos aquellos poetas amigos de Paz. Les pedí un poema con carácter de urgencia, pero que estuviera dedicado a Octavio. Unos escribieron un diálogo con Paz, otros enviaron un poema especialmente escrito para este libro y hubo algunos que mandaron versos no específicamente dedicados, pero sí pensando en él. La respuesta de todos fue entusiasta e inmediata. Nadie se negó, y, la verdad, yo nunca imaginé que se iba a producir una reacción tan buena por parte de todos ellos aseguró Major. Entre los 107 autores figuran tres Premio Nobel de Literatura: el polaco Czeslaw Milosz, el ruso Joseph Brodsky y el antillano Derek Walcott. Pero junto a ellos hay otros poetas que también merecen ser destacados, como Adonis, un poeta libanes que vive en Francia y que fue candidato al Premio Nobel el año pasado; Pablo Antonio Cuadra, uno de los poetas más importantes de Nicaragua, y muchos otros aseguró Major. Con respecto a las ausencias, el editor de Vuelta lamenta dos México. Ana Anabitarte Brodsky, Milosz, Gimferrer y Mutis. La obra- editada por la revista Vuelta -es un homenaje desde la poesía y para la poesía, porque Octavio Paz, antes que nada, es poeta señaló a ABC Marco Aurelio Major promotor de este proyecto. NYT arremete contra Carmen Giménez por la maestra de Tapies Nueva York. Juan Vicente Boo El principal diario neoyorquino celebró ayer la exposición de Antoni Tapies pero criticó severamente la estrechez en la selección de obras. Según The New Yprk Times la variedad de la obra del artista catalán es poco conocida de este diario en Londres; Pere en Estados Unidos, donde se le Gimferrer, Carlos Bousoño, considera un creador más entre Francisco Brines, Joan Brossa, otros y el hermoso pero decepAntonio Colinas, Gerardo Deniz, cionante muestrario de sus cuaLuis García Montero, Félix Grandros en el Museo Guggenheim de, Abelardo Linares, Juan Maldel Soho no va a cambiar radicalpartida, Ramón Xirau, Andrés mente esta opinión Sánchez Robayna, Tomás Segovia, Jaime Siles, José Miguel Según la crítica de arte Robería Ullán, José Ángel Valente y Luis Smith, jugando con las cartas Antonio de Villena. pegadas al pecho, la exposición recorta la prolífica obra de Tapies El chino Bei Dao, el sueco Lay se concentra en las pinturas sse Soderberg, el japonés Ooka materiales y obras ensambladas, Makoto, los mexicanos José en lugar de mostrar todo el abaEmilio Pacheco y Gabriel Zaid, el nico de sus actividades. En otras brasileño Haroldo de Campos, el palabras, recapitula el tipo de tranicaragüense Pablo Emilio Cuabajo que ya es más conocido dra y el colombiano Alvaro Mutis, Octavio Paz aquí. La exposición es tan unitambién se quisieron unir, entre forme que a veces parece una gaespecialmente: Sentí mucho no otros, al homenaje tributado al lería comercial estirada como una poder incluir a Panero, pues su premio Nobel de Literatura. manuscrito llegó tarde; también Los dos mil ejemplares de la gigantesca banda elástica sentí la ausencia de Enrique edición en un principio no serán La autora insiste en que la seMolina, pero se encuentra muy puestos a la venta, sino que se lección, realizada por la conservadora del Museo Guggenheim, enfermo y no pudo entregar distribuirán entre amigos del escritor mexicano y suscriptores Carmen Giménez, no incluye nada apenas el tipo de obras que TaEn la obra también han partici- de la revista Vuelta A contipies necesita dar a conocer en pado poetas españoles como nuación reproducimos el poema EE. UU. Las 54 obras no incluyen Tulio H. Demicheli, corresponsal enviado por Derek Walcott. grabados o dibujos, y tan sólo una escultura. La exposición está desen I uc; i uuiumgu 1 compensadacon favor de la primera parte, el resultado de condenar a una presencia endeble Desolados limones, abracen en colocarse sobre esta los esfuerzos posteriores a 1970 con fuerza, en su cuenco de barnizada mesa barro, este domingo, que exige Antes de la apertura, celebrada anteayer, Giménez advirtió que el la luz contra su amarga pulpa, más que la fe de los cirios, Guggenheim había decidido no realizar una retrospectiva porque que un resplandor amarillo consideramos más apropiado resea toda su armadura más que conquistadores velar el Tapies esencial. Aunque este desnudo domingo, con yelmo esto siempre implica una interpremuriendo como abejas, tación subjetiva y personal de la que su luz indoblegable multiplicando obra del artista y, por lo tanto, un rebote desde los escudos de recuerdos en la dorada riesgo mayor A su vez, Tapies las manzanas, cabeza de ella; manifestó a The New York Titan reales que parecen de mes que se podían haber escocera; mientras la tarde se hace gido otras 56 obras y organizar borroso una exposición muy diferente, compartan su agrio silencio añil, que sus lámparas pero hay que tener confianza en con la evocación que esta abracen, en este cuenco de los conservadores. En este caso mujer barro algunas obras más literarias, suhace de los domingos de otro rrealistas y poéticas han quedado fruto, anocheciendo, vida aún, pero fuera, pero la selección es buena una vida Con dureza notoria el diario inhasta que formen, más allá de las lágrimas o las siste en que hay muchas menos concentración mediante, alegrías piezas verdaderamente atractivas falanges con yelmo del sereno, la alegre, neónica en el bostezante segundo piso de preparadas para lo que humedad la exposición y concluye que los venga, esfuerzos poco entusiastas del del crepúsculo que desdibuja Guggenheim sugieren que la rehexagonales ciudades donde la forma de esta mujer putación de Tapies está inflada en murieron abejas recostada, Europa y también que su estatura simplemente en aras de la un limón, una lámpara sin en este país merece una reconsidulzura, fuego. deración minuciosa. Por desgraque sus lámparas sean las cia para el artista, esta exposición últimas Derek WALCOTT apenas comienza a abordar esa tarea