Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
IV ANÁLISIS DOS ANOS DE PRESENCIA ESPAÑOLA EN BOSNIA ABC MARTES 8- 11- 94 España resistirá mientras se mantenga el embargo C UANDO el 8 de noviembre de 1992, la Agrupación Málaga, al mando del coronel Francisco Javier Zorzo, llegaba al puerto croata de Split y se trasladaba a su primer campamento, en Divulje, ya se hacia presente el interrogante de la duración de la misión. Dos años después, la situación en ese sentido no ha evolucionado y aunque se han conseguido grandes logros, y sobre todo en el sector asignado a las tropas españolas, donde desde el mes de febrero está vigente un alto el fuego estable entre croatas y musulmanes, que posteriormente dio lugar a la creación posterior de una Federación entre estas dos comunidades, en el resto de Bosnia los combates prosiguen, especialmente durante estos días con la ofensiva contra los serbios en la zona occidental. Madrid. Manuel Abizanda ¿Quedarse o retirarse? Esa es la pregunta que muchos se hacen justo cuando se cumplen los dos años de la presencia de soldados españoles en Bosnia Herzegovina en el marco de la misión que las Naciones Unidas llevan a cabo en la ex Yugoslavia desde que comenzara una de las guerras más crueles y enquistada de los últimos años. Sin visos de solución, con periodos de cierta tranquilidad a los que siguen otros de gran intensidad bélica como el actual, desde el Gobierno español y en la opinión pública se reconoce el cansancio que produce una misión que ha costado la vida a catorce hombres y el despliegue de más de 6.000 soldados. Compromiso Coincidiendo con el fatal accidente del pasado viernes, en el que fallecieron dos cascos azules de la Agrupación Extremadura, el ministro de Defensa reconocía el cansancio del Gobierno por la duración de esta misión, aunque insistía en que España no puede tomar ninguna decisión unilateral de retirada por los compromisos adquiridos con las Naciones Unidas, sus socios de la Unión Europea e incluso la OTAN, pues dentro de veintidós días ocho cazabombarderos F- 18 se incorporarán a la misión Deny Flight de la Alianza Atlántica para la vigilancia del espacio aéreo bosnio y la protección de los cascos azules La posición española en este sentido es inamovible y a lo largo del conflicto, aun en los meses más duros para el contingente español, desde junio de 1993 hasta febrero de 1994, siempre ha defendido una acción común entre todos los países presentes en la zona, incluso en una hipotética retirada. Lo que sí está claro es que desde el Gobierno se está dispuesto a una retirada de la zona si ios Estados Unidos toman dentro de cinco meses, plazo que se han fijado, la decisión unilateral de levantar el embargo de armas a los musulmanes. Fuentes de Defensa insistieron a ABC que este hecho provcaría una nueva radicaiización del conflicto que llevaría al regreso a la situación del comienzo de la guerra. Sin embargo, García Vargas lanzaba durante el fin de semana el mensaje de que el conflicto no tiene visos de solución y pedía a sus socios una mayor contundencia y firmeza ante los responsables políticos de los bandos en conflicto para poner fin de una vez a la guerra. De todas formas, in- sistía también que pese a las bajas tenidas, la presencia española en la zona era positiva y había servido de mucho a la población civil y para estabilizar la zona de Mostar, donde croatas y musulmanes han comenzado una convivencia pacífica impensable a mediados de 1993. Desde la oposición, tanto PP como Izquierda Unida también han mostrado su apoyo a los cascos azules españoles en la zona de actuación y defendido su presencia, aunque el Partido Popular se muestra más partidario de un posible repliegue en situaciones de crisis. Todos coinciden al afirmar que los militares españoles han aliviado con sus acciones el sufrimiento de una población afectada por dos años de guerra, pues no en vano, hasta el 10 de octubre, según los últimos datos en poder del Ejército de Tierra, las distintas agrupaciones tác- ticas habían transportado 219.629 toneladas, el 33,91 por 100 del total de las Fuerzas de Protección de Naciones Unidas. Los batallones españoles habían realizado hasta la fecha el- 26,56 por 100 de los convoyes, con 5.006 sobre un total de 18.884. Las distintas agrupaciones que han pasado por Bosnia han tenido distintos escenarios, que han evolucionado a lo largo de los meses. El primer batallón, la Agrupación Málaga, con una plantilla de 753 hombres, efectuó 799 convoyes y transportó 37.321 toneladas, el 42 por 100 y el 29,6 por 100 respectivamente del total de UNPROFOR entre el 8 de noviembre de 1992 y el 23 de abril de 1993. El principal enemigo de los hombres de Zorzo fue el estado de las carreteras, que provocó numerosos accidentes, aunque sin víctimas mortales. En esa época, la situación en la zona era de una frágil alianza croata- musulmana contra los serbios, que se rompería en las primeras semanas de estancia de la Agrupación Canarias. Los cascos azules de la Málaga llegaron incluso a entrar en Sarajevo escoltando convoyes. Mala suerte La Agrupación Canarias, al mando del coronel Morales, tuvo que hacer frente a la degradación de la situación en Mostar y las localidades de Jablanica y Konjic, que llevó a un combate abierto entre los antiguos aliados croatas y musulmanes. Fruto de estos combates fue la muerte por fuego croata de dos tenientes en Mostar y de un legionario en Jablanica. Asimismo, la mala suerte se cebaba en este batallón, con el fallecimiento de cuatro hombres al caer su BMR al río Neretva y otros dos, uno por manipulación El Gobierno no es partidario de tomar una decisión unilateral para la retirada de los cascos azules españoles de Bosnia aunque se muestra firme en que el levantamiento de la venta de armas a los contendientes provocaría el repliegue de las tropas Cincuenta barcos desviados y doscientos visitados L Madrid. M. A. A participación española en el conflicto de los Balcanes no se ha limitado sólo al Ejército de Tierra, sino que también la Armada y el Ejército del Aire han intervenido en distintas misiones, desde el transporte de cascos azules y material hasta vigilancia del embargo decretado contra Serbia y Montenegro por las Naciones Unidas. En concreto, la Armada ha desviado en estos dos años a cincuenta barcos sospechosos de llevar a bordo cargamento susceptible de violar el citado embargo, ha visitado a 202 buques e interrogado a 3.250. Dentro de las operaciones Maritime Monitor Sharp Vigilance Maritime Guard y Sharp Guard la Armada ha desplegado once buques. De ellos, nueve son fragatas Victoria Baleares Extremadura Andalucía Cataluña Numancia Reina Sofía Santa María y Asturias y el resto un pe- trolero de flota, el Marqués de la Ensenada y el último, un submarino, el Siroco El mayor número de barcos desviados corresponde a la fragata Cataluña en el periodo de operaciones comprendido entre el 12 de enero de 1993 y el 1 de abril del mismo año. Entre esas fechas, desvió quince buques, visitó veinticuatro e interrogó a 748. Por su parte, la Baleares que sustituyó a la Cataluña y estuvo en operaciones hasta el 20 de julio de 1993, desvió diez navios, visitó ochenta y nueve e interrogó a otros 747. Prácticamente todas estas unidades han efectuado más de una misión en el Adriático e incluso algunas, como la Victoria y la Andalucía efectuaron tres periodos de servicio. Respecto a las misiones de transporte, los barcos de la Armada Castilla Aragón Velasco Marín Alvarez y Contramaestre Casado llevaron a Bosnia Herzegovina un total de 1.559 pasajeros, 423 vehículos y remol- ques, 152 contenedores y 12.349 toneladas de carga. El Ejército del Aire también ha participado activamente en el apoyo logístico del Ejército, con 285 misiones de transporte, con un total de 2.625 horas de vuelo. Según datos del Ejército de Tierra, la fuerza Aérea transportó 21.878 pasajeros y 1.845 toneladas de carga. Dentro de las misiones de vigilancia del embargo, los P- 3 Orion del Grupo 22 efectuaron vigilancias del tráfico marítimo en la zona del Adriático, identificando buques que navegaban por la zona. El Ejército del Aire desplegará a partir del próximo día 1 un total de 244 hombres en la operación Deny Flight de vigilancia del espacio aéreo de Bosnia Herzegovina y, protección de cascos azules El despliegue incluirá ocho cazabombarderos F- 18 y dos cisternas KC- 130 para el reaprovisionamiento en vuelo.