Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 5- 10- 1994 ESPECTÁCULOS ABC Pág. 93 El japonés Yasuo Horiuchi, primer prendo del Concurso de Canto Julián Gayarre José Carreras ofreció un recital en la gala de entrega de los galardones Pamplona. José Luis Rubio El barítono japonés Yasuo Horiuchi, de 29 años, ha obtenido el primer premio masculino en la V edición del Concurso de Canto Julián Gayarre cuyo presidente de honor es José Carreras. El jurado declaró desierto el primer Anoche se llevó a cabo en el Teatro Gayarre de Pamplona la entrega de premios del Concurso Internacional de Canto Julián Gayarre, que estuvo presidida por Carreras, quien luego ofreció un recital, acompañado al piano por Enrique Ricci, en el que cantó arias y canciones de Tosti, Puccini y otros autores. El indiscutible ganador del concurso fue el japonés Yasuo Horiuchi, un barítono verdiano en el más puro sentido del término, de voz oscura, pero transparente, bruñida, cálida y noble. Hizo una interpretación de antología, el Pietá, rispecto, amore de MacBeth llena de intensidad y lirismo dramático. Antes había cantado muy bien Di provenza ¡I mar de La travieta Es un cantante ya hecho, pleno y redondo, preparado para cantar en cualquier teatro de ópera. Casi otro tanto cabría decir del tenor georgiano Nugzar Gamgebeli, de 32 años, que obtuvo el segundo premio y, por añadidura, el premio especial José Carreras, con lo que acumuló un millón doscientas mil pesetas. Apasionado, ardoroso, muy teatral, cantó una recóndita armonía de Tosca de Puccini, de fuertes rasgos veristas, expresiva y creíble, que equilibró los excesos cometidos antes en Quando le seré al placido de la verdiana Luisa Miller donde su voz, forzada, estuvo varias veces a punto de quebrarse. Su compatriota Ornar Gagnidze, barítono de 34 años, que cantó arias de Don Cario y Rigoletto obtuvo el tercer premio masculino. premio femenino. Dos cantantes georgianas, una rumana y una rusa obtuvieron los otros galardones del certamen. La soprano española Milagros Poblador recibió un premio especial para intérpretes de piezas de zarzuela u ópera. sobre todo, su exótica interpretación de la Habanera de Carmen que había cantado antes. La soprano española Milagro Poblador, de 30 años, que cantó el aria de la Reina de la Noche de La flauta mágica y la Canción del Ruiseñor de Doña Francisquita obtuvo el premio de la Asociación Gayarre- Amigos de la Ópera. Recibieron bolsas de estudios las sopranos españolas Ofelia Sala Piqueras, de 23 años, y Antión Fernández, de 25 años, y el tenor ruso Sergei Kuraev, de 26 años. El jurado de esta edición del premio Gayarre estuvo presidido por Mauro Trombetta y formado por Tomasz Bugaj, Renate Kupfer, Miguel Lerín, Enrique Ricci, Aurelio Sagaseta y Sir John Toolei. -Jazz Carlos Barreto y Perico Sambeat en el Café Central Madrid. J. Ignacio Sánchez. Iniciada tímidamente la temporada de jazz en Madrid, en la cual es de desear que los clubs asuman un renovado protagonismo tras los últimos tiempos de vacas flacas, surge en estos primeros días del mes de octubre un rincón para el optimismo, una apuesta que parece traer nuevos vientos a esta piel de toro quemada no tanto por las llamas como por la sequía, a menudo de ideas también. Durante toda esta semana, el Café Central alberga en su escenario a un excelente grupo nacido de la alianza entre el contrabajista portugués Carlos Barretto- y alguno de sus colaboradores- y el saxofonista valenciano Perico. Sambeat, que ostenta el alto más prolijo y efervescente de entre los españoles. Barretto es un fruto enteramente surgido del Conservatorio de la capital lusitana, si bien es cierto que su formación en tanto que músico de jazz proviene de los nueve años que residió y trabajó en Francia, país en el que se le ha podido ver acompañando a figuras como Mal Waldron o John Stubblefield. De vuelta acaso un invierno en Lisboa, este contrabajista y compositor decidió poner en pie su propio quinteto. En él se han reunido, en los últimos dos años, reconocidos músicos como su compatriota el pianista Bernardo Sassetti, el tenor canadiense Frangois Theberge, y el propio Sambeat, quien se cogió el avión de Lisboa creyendo igualmente en el comienzo de una gran amistad. Con la incorporación provisional del batería francés Phillippe Soirat en lugar de Mario Barreiros y del pianista catalán Albert Bover por el mencionado Sassetti, el Quinteto presenta en Madrid su primer CD bajo el título de Other impressions que contiene una decena de composiciones originales repartidas entre los miembros del grupo y cuya línea maestra, tejida por ambos saxos, es un hard bop teñido de notas y matices latinos y hasta arabescos, baladas... O pensador etcétera. Una sesión fresca y caliente a un tiempo, los próximos días así deben confirmarlo, y una realidad importante para el jazz de la Península; pues ésta, no lo olvidemos, es mucho más fértil y bonita con el hombro arrimado a Portugal. Actuación de Carlos Barretto Quinteto: Frangois Theberge, saxo tenor; Perico Sambeat, saxo alto; Albert Bover, piano; Carlos Barretto, contrabajo y Phillippe Soirat. Café Central del 3 al 9 de octubre. José Carreras tercer premio, gustó mucho en su dramática aria de Azuzena de El trovador Su bella línea de canto compensó su falta de graves y, Cristóbal Halffter, en soledad sonora El compositor y director de orquesta Cristóbal Halffter está siendo protagonista durante este mes de un ciclo de conciertos que el Festival de Otoño de Madrid, en su apartado llamado Preludio del Tercer Milenio, dedica a la música y al entorno del gran músico madrileño. Dentro de este ciclo, la Residencia de Estudiantes acogió el lunes un concierto muy atractivo que fue presentado por el propio Halffter. La estructura del concierto fue bastante infrecuente: una primera parte pianística con Silvia Torán interpretando música de Ernesto y Rodolfo Halffter, los tíos de Cristóbal, y una segunda electrónica, o mejor audiovisual, puesto que en ella ocurrió el estreno español de La soledad sont ra, la música callada pieza que consta de una cinta de vídeo y una cinta sonora que se exponen simultáneamente. El de Silvia Torán fue un recital breve pero excelente, interpretó la Danza de la pastora la Danza de la gitana y la Sonata de Ernesto Halffter y las Dos sonatas de El Escorial de Rodolfo y supo dar con una mezcla de brío riguroso y retraimiento expresivo que resultó perfectamente adecuada para estas piezas, elegantes miradas al siglo XVIII lanzadas desde el XX. Tras el pianismo galante, la meditación electrónica. La soledad sonora, la música callada es una de las formas más austeras de Cristóbal Halffter. La composición está tan desnuda, tan despojada, que a veces parece que se va a quebrar el interés, da la impresión en algunos momentos de que Cristóbal Halffter ha estirado demasiado sus ideas. Pero no, la tensión nunca se rompe y la obra logra finalmente instalarse con éxito en esa difícil región de la música contemplativa, casi deshabitada de acontecimientos. La parte visual de la obra comparte con la musical del estatismo. El vídeo es el fruto de un extraño matrimonio: la cinta magnética de Halffter por una parte y unos dibujos abstractos del pintor Hubertus Kirchsgaessner por otra. La unión se consumó a través de un aparato llamado sintetizador de imágenes La cinta visual traza un arco formal perfectamente paralelo y simultáneo al definido en la música, pero la conexión de las imágenes visuales con las sonoras queda a criterio de cada espectador. El numeroso público salió contento de la Residencia, a juzgar por los aplausos cálidos con los que se despidieron tanto a la pianista como a la presentación audiovisual de Cristóbal Halffter. Alvaro GUIBERT Desierto femenino Las voces femeninas estuvieron a nivel inferior en este concurso. Desierto el primer premio, la mezzosoprano rumana María Claudia Codreanu, de 26 años, demostró tener, a falta de gran voz, muy buen gusto, bello timbre, fraseo y musicalidad. Cantó Una voce poco fa de El barbero de Sevilla de Rossini, casi sin adornos o coloratura. (Esta cantante obtuvo también el premio especial del Orfeón Pamplonés a una intérprete de lied por su interpretación de Die Loreley de Liszt. En total ganó 1.050.000 pesetas) La mezzo rusa Ajtalina Adamoba, de 25 años, que obtuvo el