Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC Pag. 78 ESPECTÁCULOS MIÉRCOLES 17- 8- 1994 Manuel Santos Baz, elúltimo tranvía Ayer falleció el autor de lasobras de mayor éxito de Lina Morgan Manuel Santos Baz, uno de los últimos autores españoles ligados al género de la revista, murió ayer a los 77 años en Talavera. El autor salmantino estuvo ligado durante toda su carrera a la actriz Lina Morgan, para quien escribió decenas de obras, la última de ellas El último El autor teatral Manuel Santos Baz, el último gran cultivador en nuestro país del género de la revista, murió ayer a los 77 años de edad en la Residencia Virgen del Prado de la ciudad de Talavera. Santos Baz pasaba unos días de vacaciones junto a su familia en Serranillos, a pocos kilómetros de Talavera, donde se recuperaba de una operación de próstata que al parecer hace pocos días le provocó unas complicaciones en su estado de salud, empeorando repentinamente e ingresando en el hospital donde murió en la madrugada de ayer. Madrid. María Güell tranvía con quien se asoció para regir los destinos del desaparecido teatro Barceló, y con la que se bautizó como autor de teatro con la obra Metidos en harina Viudo desde hace dos años de Conchita Santos, Manuel Baz vivía en Madrid, en compañía de sus cuatro hijos. Te aplaudo en pie E Éxitos compartidos E tenido la suerte con Manuel Hcompartir mayor de poder Santos Baz la parte de mis éxitos, y siempre he sentido por él un enorme cariño y admiración. Tanto mi hermano como yo hemos perdido a uno de nuestros más íntimos amigos. Hace no muchos días pude hablar con él, y lo que más siento ahora es el no poder, estar allí para darle mi último adiós, pero está en mi corazón. Con la muerte de Manuel Santos Baz se pierde el último eslabón de los grandes autores de revista. Juntos hemos alcanzado grandes éxitos, como Vaya par de gemelas o El último tranvía Recuerdo que a veces me decía: Morgan, yo sólo escribo para ti, para nadie más, porque se que nadie es capaz de hacerme la función como tú Y así fue, sólo esbribía para mí. Lina MORGAN l maravilloso mundo de la Revista se está acabando, quedan Lina y Colsada en Barcelona. Con Manolo Baz, se va el más genuino representante del género. Hombre recto, honrado y bueno. Yo tuve la suerte de ser su amigo y compañero en el Consejo de la SGAE durante más de diez años. Le quise, le respeté y le admiré por ser un hombre que dedicó por entero su vida al teatro. No se dormía sin tomar nota de las entradas que habían hecho las compañías que actuaban en Madrid. El día de descanso creo que pasaría la noche en vela. Empezó con Los Chicos, es decir, Zori, Santos y Codeso con una revista modélica titulada Metidos en harina Después vinieron muchísimas... ¡todas éxitos! hasta que encontró en su vida a Lina. Morgan, pareja perfecta, formaron compañía y escribió para ella. El resultado de aquella unión fue el fantástico éxito de Lina Morgan. De todos es sabido que no hay géneros inferiores, los géneros se hacen bien o se hacen mal. Ser autor de Revista, escribir pensando en la figura, no es tarea fácil, pues el secreto de esa facilidad, la tenía Manolo Baz que hace mutis un día de este largo y cálido verano. Si hubiera alguna Revista en cartel, hoy no sería una función alegre sino muy triste, El maravilloso espectáculo de luz y color sería menos maravilloso, sombrío de color y a base de luz negra que en el teatro es blanca. En este último mutis, tu amigo te aplaude en pie. J. J. ALONSO MILLÁN Al margen de la fama Su hija María de las Nieves explicó ayer a ABC, mientras se esperaba que los restos mortales de Manuel Baz llegaran a Madrid, que su padre se encontraba estupendamente antes del fatal desenlace, y que hacía vida normal. Mi padre siempre estuvo cerca de sus escritos, nunca abandonó su profesión de autor de teatro- aclaró su hija- Su relación con la actriz Lina Morgan era muy buena; Siempre estaban en contacto y probablemente lo último que estaba escribiendo fuese parte de un nuevo libreto para ella Mi padre añade María de las Nieves no era amante de su fama, nunca quería resaltar cuando una de sus piezas tenía buena acogida, siempre se mantuvo al margen de entrevistas y programas de radio o de televisión Sus autores españoles preferidos eran: Enrique Jardiel Poncela, Alfonso Paso y Miguel Mihura, entre otros. Sus obras tenían mucho éxito entre el público español pero nunca saltaron al extranjero afirmó otro de su hijos. títulos de gran éxito en los escenarios de España como Metidos en harina La- Marina te llama Casta ella, casto él Vaya par de gemelas o su última gran obra, El último tranvía Su estilo ligero, su fértil ingenio, su facilidad para la gestación de muchas situaciones y diálogos muy divertidos se encontraron con la genialidad de una actriz de las características de Lina Morgan, formando uno de los tándem más creativos y seguros de las últimas décadas de nuestro teatro. Considerado por toda la profesión y el mundo del teatro como un auténtico maestro y, desde luego, como el máximo, por no decir el único, representante del género de la revista en los últimos años, Manuel Santos Baz es también el último gran cultivador de otros géneros com el vodevil y el saínete, del guiño teatral y de la sal y la pimienta bien dosificadas en el escenario. Todo el talento al servicio de LEVABA un tiempo aleja do de de la luz de las candilejas, apartado del calor de las ac coristas, de la gárrula alegría de los cantantes cómicos, del resplandor personalísimo de su actriz favorita, no estoy seguro si de su actriz única, Lina Morgan. Me parece que una época del teatro ligero, de la revista musical cómica, que ya no es, exactamente, lo que un día era llamado el género chico se me derrumba a los pies. No estoy seguro de si mi amigo Manolo Baz era, en sentido riguroso, un autor teatral. Creo que era algo más, por más comprometido, por más difícil. Era un autor a la medida. A la medida de una cómica peculiar, fuera de serie, entre el género chico y la comedia cómica, entre los rigores del cine y las libertades del escenario líricocómico, de Lina Morgan, para precisarlo con un nombre propio y sin necesidad de adjetivos. Manuel Sanios Baz se había pasado escribiendo guiones cómicos para una actriz cómica, gran parte de su vida. La diferencia fundamental entre este escritor y otro cualquiera de los no muchos que en este segundo medio siglo se han dedicado al género llamado de la Revista, está en que unos podían pensar en sus situaciones y sus números cómicos con libertad, desde un cierto rincón de lo abstracto. Él escribía para un solo personaje, siempre el mismo. Porque se llamara como se llamara y le sucediera lo que le sucediera, la protagonista de las revistas de Baz era, tenía que ser, Lina Morgan. Imagino al autor discutiendo sus situaciones con Lina; traspasando, como ahora se traspasan las aguas del Ebro del Este al Oeste, desde un personaje a la actriz, porque ésta tenía que decir siempre esa frase que hace estallar en carcajadas a los espectadores. Hacer eso, es muy difícil; escalonar las escenas progresivamente a un desarrollo cuyo centro no podía ser otro que Lina Morgan requería el talento que Santos Baz tenía y también el oficio que a Santos Baz le resumaba por la pluma estilográfica. Gracias a eso sus distintas historias funcionaban siempre y una antología de ellas podría ser una antología sociológica de la España de la época franquista y de la época de la transición a esta sociedad de ahora en la que ya no cabe realmente la revista al uso. Noches como las primeras de montajes como Vaya par de gemelas La marina te llama Pura metalúrgica todas con música retozona y fácií de García Segura, describen poco a poco los cambios de una época. Vaya par de gemelas es uno de los éxitos mayores de ese largo período. El duelo inesperado tiene una exigencia: la improvisación. Este luto no es improvisado. Es inesperado pero duradero, Manuel Baz era un hombre modesto. Ocultaba su talento puesto al servicio de. Ahora que la revista, presionada por Nueva York, busca en vano nuevas maneras, la humilde marcha de este autor parece clausurar definitivamente todo un pasado. Lorenzo LÓPEZ SANCHO lista de éxitos El autor salmantino también era Consejero de la SGAE (Sociedad General de Autores de España) y estaba realacionado con el popular trío de cómicos Zorí, Santos y Codeso, del segundo de los cuales era hermano. Pero la mayoría de sus libretos estaban pensados y realizados para que Lina Morgan fuera su gran protagonista principal. Entre las muchas obras escritas para la popular actriz destacan