Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 20- 6- 94 ESPECTÁCULOS Música clásica ABC 105 La llamada Alicia de Larrocha, gran triunfadora en el Festival Mozart Alicia de Larrocha, es bien sabido, constituye la estampa del artista puro que, por una timidez o pudor naturales que tantos años de triunfal carrera no han sido capaces de vencer, huye no ya de alardes y efectismos divistas, sino hasta de alimentar con su actitud homenajes prolongados y personales. Con todo, aunque al sentarse con rapidez ante el piano, quiera evitarlo, es bien expresiva la intensidad de la ovación unánime que la recibe Después, se concentra en lo suyo, lo que ha hecho siempre: tocar, servir a la música desde dentro, con el placer de brindar con una técnica inmaculada y un fraseo sin tacha, con un sonido transparente y un mecanismo de acuerdo con lo que la obra pide, el legado del que es vehículo. Y así, la maravilla siempre fresca de la gracia, la invención sin límites, el regalo cantabile mozartiano surge como de un manantial: con la voz justa y la naturalidad que anula cualquier sensación de problema. El Concierto en La mayor K. 488, el 23 de la colección, que no sé si es el mejor, pero bien podría serlo, nos cautiva. El dulce melodismo del Adagio la filigrana pródiga en invenciones del rondó final, de ese Allegro assai mágico, encuentran una intérprete a la altura de ellos. Al terminar, recoge ovaciones, las reparte entre sus colaboradores, reclama del maestro la presencia y que levante a la orquesta... y por respeto a ellos niega al público entusiasmado el extra, para dejar claro que el buen trabajo fue de todos. Cierto, ya que Max Bragado Darman y su Orquesta Sinfónica de Castilla y León que antes había ofrecido una excelente obertura de El Empresario la deliciosa ópera divertimento, prestaron un concurso feliz, ajustado, medido cuantitativamente y con plausible calidad, quizá un punto gris en los fagotes, pero acreedor al encomio. En la segunda parte, de acuerdo con la voluntad de apertura que el Festival Mozart de este año ha subrayado especialmente, se nos propuso un salto estético muy considerable. Bastante mayor en el tipo de obra, que por la cronología, ya que las mozartianas corresponden a 1876, los treinta gloriosos del compositor y la Sinfonía Pastoral de Beethoven, con sus pentagramas sugerentes y descriptivistas, personales y reflejos de muy variados sentimientos, se adscribe a 1808. La Sinfónica de Castilla y León es una de las buenas orquestas que hoy animan y han enriquecido musicalmente nuestra geografía. Max Bragado Darman, en las tres temporadas de titularidad del conjunto que él mismo presentó ha logrado un nivel muy estimable y su labor, como la de una plantilla en buena parte juvenil, es brillante. No creo que haya elegido acertadamente la obra de Beethoven, dada la ciudad y el lugar dond se ofrecía. Por una razón fundamental: que en el Auditorio se interpreta generalmente por orquestas con unos veinte elementos de cuerda más que los disponibles en la plantilla de la suya, lo que supone un punto de partida en situación manifiesta de inferioridad, porque la Pastoral pide más cuerpo, mayor densidad en muchos momentos. Una vez señalado, cabe decir que salvo leves y esporádicos desequilibrios de ajuste, sobre todo en el Andante en el que, en cambio, hubo calidades en matiz- estupenda la flautista- y fraseo, la versión fue muy digna de aplauso. Bragado ofrece el Scherzo sin repeticiones y muy lento el diseño de los segundos violines que da paso a la tempestad. En el clima general de aciertos, merece resaltarse la sobresaliente acutación del primer trompa. No es la Sexta una sinfonía que habitualmente desate explosiones entusiastas y no las podía suscitar esta vez, pero Max Bragado estaba dispuesto a conseguir el éxito y con una prodigalidad impresionante logró aquello que se propuso con nada menos que tres regalos: el menuetto de la Suite mozartiana de Chaikowski, un superficial, brillantísimo y efectista en la clausura fragmento de La novia vendida de Smetana, ante el que el respetable gritó con fervor y el preludio de El bateo de Chueca, que, sin chauvinismos, dio lecciones de gracia a ruso y checo, ya que era mucho Don Federico y en el que Max Bragado volvió por sus fueros de madrileño. Éxito, por lo tanto. En la memoria, por encima de todo, Mozart y Alicia de Larrocha, fiel protagonista del concierto. Antonio FERNÁNDEZ- CID J. Valderrama: Después de 60 años cantando me jubilan con 51.000 pesetas -Juanito Valderrama, cantaor, hoy será recibido por SS. MM. los Reyes de España y el próximo día 24 recibirá en Las Ventas (Madrid) un gran festival- homenaje por sus 60 años en el arte... -Estoy emocionado y agradecido. Soy un hombre de suerte: la vida me ha dado salud, amigos y público. -Le anuncian como la leyenda viva de l ¡música popular española... -Yo creo que soy un cachito de España. He pasado muchas. fatigas, pero sin medir 1,80, ni tener el pelo rizado y los ojos verdes, llevo 60 años de figura máxima en mi género. ¿Vida sacrificada? -Sí: no he fumado, ni bebido. He vivido exclusivamente para mi garganta. -Le acusaron de haberse vendido por cantar coplas... -No hay que hacer caso de los puristas o intelectuales del flamenco. Yo siempre he hecho lo que me ha dado la gana. Pero le diré algo, soy cantaor de flamenco de los pies a la cabeza y todo lo demás que he hecho es como el torero que se adorna con las banderillas. -Pero la fama se la dio la copla... -Sí, la fama y el dinero me la dio la canción española. La canción es de mayorías; el flamenco es y seguirá siendo de minorías. -De sus viejas canciones, ¿con cuál se queda? -La más importante fue El emigrante que se convirtió en un himno. ¿De qué está orgulloso? -De mi Historia del cante flamenco cuatro elepés que recogen cincuenta cantes diferentes. ¿Y de sus películas? -No. Las hicieron con poco dinero y quedaron pobres. ¿Qué cante le sale mejor? -Las seguiriyas. ¿Qué voces le han llenado de verdad? -Las de Vallejo, Marchena, Caracol, La Niña de los Peines... ¿Y ahora? -El último flamenco con personalidad fue Camarón. Hay muy buenos cantaores, pero no veo fenómenos. ¿Qué va a echar de menos en la retirada? -Todo. Para un hombre que sólo sabe cantar, retirarse es morir. -Tiene 75 años. ¿Qué le gustaría hacer? -Dar charlas en las universidades y en las escuelas. No se puede enseñar a cantar flamenco, pero sí a distinguir los cantes. ¿Qué le queda de jubilación? -Después de 60 años cantando, me jubilan con 51.000 pesetas. Me dan un homenaje porque me retiro, pero como el 24 no se llene la plaza de Las Ventas, me parece que voy a tener que seguir cantando: el divorcio que sufrí me dejó sin patrimonio. -Buen comienzo para un fandango... AMILIBIA Muere Ruiz Castillo, cineasta y creador de La Barraca Madrid. Efe Arturo Ruiz Castillo, director de cine y creador en 1932, junto a García Lorca, del grupo teatral La Barraca, murió el sábado en su domicilio de Madrid, su ciudad natal, a consecuencia de un derrame cerebral. El entierro del cineasta, que tenía 84 años, se llevó a cabo ayer tarde en el madrileño cementerio de la Almudena. Ruiz Castillo se licenció en Ciencias Exactas y comenzó estudios de Arquitectura, que abandonó, a punto de finalizarlos, para dedicarse al teatro. Fue uno de los impulsores, junto al poeta Federico García Lorca, de La Barraca (Teatro Universitario Español) en el que desempeñó las labores de técnico y dibujante. En 1935 organizó la primera Feria Nacional del Libro Español en Madrid, fue uno de los creadores de los camiones- librería y se dedicó también a los negocios editoriales, dibujó e ilustró revistas y otras publicaciones. Su primera aproximación al cine data de 1933, año en que, en colaboración con Gonzalo Menéndez Pidal, realizó cortos experimentales y de vanguardia De 1940 a 1945 desarrolló una gran actividad como documentalista y filmó más de cincuenta cortometrajes. En 1946 creó la productora Horizonte Films, en la que dirigió películas como Las inquietudes de Shanti Andía (1946) basada en la obra del mismo título de Pío Baroja, de quien fue gran amigo; Obsesión (1948) La manigua sin Dios (1949) Catalina de Inglaterra (1951) Pachín (1960) o El del capitán Q Hara (1964) Sr. PRESIDENTE GRUPO Limpieza de comunidades 1 limpiezas y domésticas Limpieza de piscinas Mantenimiento de instalaciones Consen es... ardy Pídela Castellana, 210.9 Te 350 9 1 1 7