Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 ABC NACIONAL DOMINGO 17- 4- 94 División entre los socialistas vascos sobre la postura ante ETA Bilbao. M. L. G. Franco Un grupo de veinte delegados en el congreso de los socialistas vascos que se celebra en Bilbao ha exigido a la dirección del partido una estrategia firme y sin bandazos en la lucha contra ETA. Sin embargo, la ponencia política que se debate en el congreso recoge la propuesta realizada por el vicepresidente del partido de los socialistas vascos (PSE- EE) Mario Onaindía, en la que se abre la posibilidad de que las fuerzas democráticas dialoguen con Herri Batasuna si ETA declara una tregua, una propuesta que en su momento provocó tensiones en el seno del partido y que ha sido tan matizada por las enmiendas introducidas que el texto ha quedado redactado prácticamente al contrario, es decir, propugnando el aislamiento de HB. Los socialistas vascos proponen mantener el aislamiento de la coalición proetarra Herri Batasuna e incluso profundizarlo mientras los batasunos no se desmarquen nítidamente de! terrorismo, aunque apuestan por engarzar a HB con la democracia y ia autonomía en nuestro marco estatutario para impulsar la paz. A pesar del texto de esta propuesta, existe una estrategia de contactos del PSOE y HB, üderada por José María Benegas, por lo que no es de extrañar que una veintena de delegados exigieran en el congreso de los socialistas vascos no sólo una estrategia firme y sin bandazos frente a ETA, sino también claridad y transparencia en ia política antiterrorista. Los bandazos en la estrategia frente a ETA del PSE- EE llegan incluso al terreno del lenguaje. Mientras la dirección dei socialismo vasco ha adoptado el lenguaje nacionalista de la mano de Mario Onaindía y titulaba el apartado referido al terrorismo como violencia las bases proponían enmiendas a! título en el sentido de que se hablara claramente de terrorismo como ha venido haciendo hasta ahora el socialismo vasco. Aunque el PSE- EE se presenta en su congreso como unido y cohesionado de hecho el proyecto de Ramón Jáuregui, que se denomina autonomista -pero que supone asumir algunos planteamientos hasta hace poco exclusivos del nacionalismo y muy criticados por ¡os socialistas vascos, como en el tema del euskera- está produciendo fricciones internas que no transcienden debido a que no existe batalla por el poder y los cargos de la Ejecutiva estaban ya pactados entre las distintas corrientes antes de iniciarse el congreso. Se considera segura ia reelección de Ramón Jáuregui como secretario general, de José María Benegas como presidente y de Mario Onaindía como vicepresidente. El socialismo vizcaíno también mantendrá su peso en la Ejecutiva con Nicolás Redondo Terreros. Mañana se cumplen cinco años de la deportación de Antxón a Santo Domingo Los etarras residen en la isla caribeña a costa del presupuesto español Madrid. Nieves Colli Mañana lunes, 18 de abril, se cumplen cinco años desde que el Gobierno español deportara a seis etarras, tres de los cuales participaron en las negociaciones de Argel, a Santo Domingo. Desde entonces, los terroristas reciben un sueldo mensual que supera con creces el salario de un funcionario de aquel país. La AVT, que ha reclamado en varias ocasiones su extradición, ha reiterado su indignación con motivo de este aniversario Un 18 de abril de hace cinco años, un avión Hércules de las Fuerzas Aéreas españolas trasladaba a Santo Domingo a seis etarras (Eugenio Echebeste, Antxón Ignacio Aracama Mendía, Macario Belén González Peñalva, Carmen José Manuel Soares Gamboa, Dani Ángel Iturbe Abasólo, Ikula y José María Ganchegui Urruti, Peio tres de los cuales- Antxón, Macano y Carmen- habían participado poco antes en el proceso de conversaciones con representantes del Gobierno en Argel, Desde aquel día, la banda terrorista ETA ha asesinado a 130 personas, siete de ellas niños. Una vez en Santo Domingo, ¡os etarras fueron hospedados en un edificio de apartamen- os de lujo y se puso a su servicio a dos poiicías que se convertirían en su chófer y escolta Asimismo, empezaron a percibir del Gobierno español un sueldo de 84.000 pesetas, cantidad once veces superior al salarió de un funcionario dominicano. Meses después de la llegada de ¡os seis etarras a Santo Domingo, la Asociación Víctimas de! Terrorismo (AVT) pidió a la Justicia española que solicitara a las autoridades dominicanas la extradición de los terroristas Belén González Peñalva y José Manuel Soares Gamboa por su participación en el atentado que costó la vida ai vicealmirante Fausto Escrigas y dejó postrado en una silla de ruedas al chófer del militar, Francisco Marañón García. Según las investigaciones policiales llevadas a cabo sobre esta acción criminal, cometida en julio de 1985, fue Belén González ia autora material de los disparos. La solicitud de la AVT fue bien acogida por la Audiencia Nacional. Distinta suerte corrió, sin embargo, entre las autoridades dominicanas, que en poco tiempo y de forma sucesiva fueron endureciendo las condiciones para conceder la extradición hasta ¡legar a la consideración de los terroristas de ETA como refugiados políticos. Fuentes de la AVT señalaron que en su primera respuesta las autoridades dominicanas afirmaron que la presencia de los etarras en Santo Domingo es un favor que su Gobierno hizo al español, por lo que no cabe en este caso la extradición; sólo con que Madrid nos pida su devolución y nos envíe un avión, ¡a República Dominicana los devolverá Dos semanas más tarde, la entrega de los etarras ya no era una decisión dei Gobierno español, sino de los jueces de Santo Domingo. Por último, en octubre de 1989, el presidente de aquel país, Joaquín Balaguer, afirmó que los miembros de ETA podrían quedarse todo el tiempo que quieran aquí y añadía que el asilo político se respeta en toda América como cosa solemne La AVT, que ha calificado la estancia de ¡os terroristas en el país centroamericano como unas vacaciones pagadas por e! contribuyente español considera que si aún no se ha dado curso a ninguna de ¡as extradiciones solicitadas es porque el Gobierno español no está por la labor La República Dominicana- afirmaron las mencionadas fuentes- aceptó acoger a ¡os terroristas a cambio de que el Gobierno español le concediera importantes créditos blandos de miles de millones de pesetas, de los que se devuelven mal, tarde y nunca, y de que España les gestionase ayudas económicas de la Comunidad Europea. De esta manera- añadieron- el Gobierno de Felipe González mantiene a Antxón como un embajador de ETA en el Caribe, ya que Echebeste es el interlocutor válido de la banda terrorista para iniciar una nueva ronda de conversaciones. La última iniciativa adoptada por la asociación de víctimas ha sido denunciar ante la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas tanto al Gobierno español como al dominicano por violar el derecho fundamenta! de las víctimas a un juicio justo. Cuarenta y cuatro asesinatos Los etarras deportados a Sanio Domingo se encuentran procesados en España por la comisión de numerosos atentados, que suman un tota de 44 asesinatos. Tres de los pistoleros, Dani, Macario y Carmen, pertenecieron ai sanguinario comando Madrid Entre otras acciones criminales se atribuye a los seis deportados el atentado cometido si 29 de julio de 1985 en e! que murió el vicealmirante Fausto Escrigas y quedó hemipléiico su chófer, Francisco Marañón: el atentado eí 14 de julio de 1986 contra un autobús de la Guardia Civil en la piaza de la República Dominicana en Madrid con resultado de doce personas muertas, el secuestro de Diego Prado y Coión de Carvajal eí 25 de marzo de 1983, el asesinato del vicealmirante Cristóbal Colón de Carvajal el 16 de febrero de 1986, el atentado contra un Land- Rover de la Guardia Civil ei 25 de abril de 1986 mientras circuiaba por ia calle Juan Bravo, en él murieron cuatro agentes; eí asesinato de ¡teniente genera! Guillermo Quintana Lacaci el 29 de enero de 1984 y! a acción crimina! cometida en la piaza de la República Argentina el 9 de septiembre de 1985 contra un microbús de la Guardia Civil. La víctima fue en este caso un Ciudadano americano que hacía footing por ¡a zona.