Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MARTES 8- 3- 94 DEPORTES Floro se cae con todo el equipo Los entrenadores de Mendoza A B C 87 Temporada Entrenador Ficha Títulos De héroe en La Mancha a Quijote en Madrid Madrid. S. D. Benito Floro Sanz. Un asturiano de cua enta y un años años- nació el 2 de junio de 1952 en Oviedo- en cuyo diccionario no figuraba la palabra fracaso. Simplemente, porque hasta ahora siempre había viajado por carreteras con dirección única: el éxito. Sin embargo, sólo dos años en el Madrid han cambiado su sino. Número uno de su promoción en el Colegio Nacional de Entrenadores, la trayectoria de Floro comenzó en equipos modestos del Levante español. Su bautismo de fuego lo tuvo en el Silla (1979- 1980) en Primera Preferente. De allí pasó al Torrente (1980- 1983) con el que ascendió desde Preferente a Tercera. Luego, una carrera contra el reloj que le llevó del Denia (1983- 1984, ascenso a Tercera) al Gandía (1984- 85) Alcira (1985- 1986, ascenso de Tercera a Segunda B) Onteniente (1986- 1987) Olímpico de Játiva (19871988, ascenso de Segunda B a Segunda) y Villarreal (1988- 1989) La última parada de este periplo: el Albacete. El cuadro manchego es el punto y aparte en su carrera. Llega al equipo en la temporada 1989- 1090, cuando aquél se encuentra en Segunda 8. Al mando de la nave figura un hombre qae sería clave en su trayectoria: Rafael Gandel. Éste le concede todo el poder en su parcela, tanto en el aspecto técnico como en el de planificación y fichajes. Juntos formarían un tándem que sería la envidia del fútbol español. Con el Albacete, Benito Floro desarrolla toda su teoría sobre el fútbol. Lleva al terreno de juego sus metódicos análisis sobre la pizarra. Y el equipo se convierte en una máquina. 1985- 86 1986- 87 1987- 88 1988- 89 1989- 90 1990- 91 1991- 92 1992- 93 1993- 94 Luis Molowny Leo Beenhakker Leo Beenhaker Leo Beenhakker John Toshack John Toshack Alfredo Di Stefano Radomir Antic Leo Beenhakker Benito Floro Benito Floro 10 millones 50 millones 60 millones 75 millones 80 millones 80 millones 15 millones 35 millones 200 millones 100 millones 115 millones Liga y UEFA Liga Liga Liga y Copa Liga Copa Supercopa Benito Floro, conforme: A partir de ahora voy a serunmadridista más Madrid. M. F. Benito Floro acudió a la rueda de Prensa posterior a la Junta Directiva, pero anunció que después de las palabras que iba a decir no hablaría nada más, lo que el técnico cesante cumplió a rajatabla. El ya ex entrenador bianeo dijo que ya no ne considero entrenador idel Real Madrid, pero sí raadridista. He pasado muchos meses de una gran actividad profesional aquí, donde he aprendido mucho y he dejado mucho No tengo nada más que decir- continuó más tarde- y quiero que ésta sea mi última intervención. Sólo que a partir de ahora soy un madridista más. Espero que Vicente del Bosque encuentre todos los triunfos que necesita la entidad Posteriormente se negó a hacer cualquier tipo de comentario sobre su situación o la del equipo y abandonó la instalación. De esta forma se hizo efectivo un cese que ya estaba más que anunciado a lo largo de la presente temporada, tras efr mal comienzo blanco y derrotas humillantes como el 5- 0 del Barcelona o el 0- 3 ante el Tenerife, pese a que Ramón Mendoza siempre había expresado su intención de que centinuase el técnico hasta final de temporada. Así, por ejemplo, el pasado 25 de diciembre aseguró que en el mes de enero del 94 no se va a ir nunca el entrenador del Real Madrid, sencillamente porque no hay recambio. No es una cuestión de capricho, es una cuestión de inteligencia Ojo crítico CIUDADANO FLORO FÍoro ha sido durante dos años un buen Lo ha dicho él mismo. Ya soy un ciudadano más De hecho, lleva tiempo funambulista. Siempre con un pie en el vasiendo un ciudadano más, porque hace cío. Ha sido una víctima más de los resultiempo, también, que era un entrenador de tados. Una víctima más de una plantilla prestado. Seguía en su puesto porque su que se saturó de éxitos con cinco Ligas presidente, Mendoza, no había encontrado consecutivas. Floro ha cometido errores, otro técnico y porque el lunes posterior al muchos, pero no menos que sus jugadopartido contra el Deportivo debía tener res. Llegó hablando de espectáculo y con algo más interesante que hacer. Ya lo pu- el invento de convertir a Sanchís en lateral blicó ABC el pasado sábado: el presidente derecho; se va desengañado de Prosihabía sentenciado a Floro la noche en la necki, su gran protegido, impotente y frusque el Tenerife eliminó al Madrid de la trado según sus propias palabras, y con el Copa, había quedado con sus directivos rumbo perdido- como demostró al colocar en que el lunes siguiente se haría efectiva a Ramis y Milla juntos como canalizadosu destitución pasara lo que pasara ante res- el líder. Pasó que el Madrid ganó al DeDeja un equipo bien organizado tecucapor y Mendoza se olvidó de todo lo de- mente, con un sistema de juego definido. más... de momento. Pero dice adiós, también, a un equipo triste, mediocre, que no comunica, que aburre, que no tiene confianza. Un equipo Sólo han tenido que llegar otros dos real que todos, hasta el Lérida, le han persultados negativos para que Mendoza redido el respeto. Un equipo, en definitiva, al cordara que tenía una cuenta pendiente. que él mismo criticó a gritos en el desAyer la saldó de manera definitiva. Ha canso del partido del domingo, sin saber despedido a Floro, como a Beenhakker, que un oportuno micrófono le estaba gracomo a Toshack, como Antic... Pero en bando todo. Por lo menos Mendoza le dio este caso particular hacía mucho tiempo tiempo para desahogarse, para decirles a que lo tenía decidido porque hacía mucho la cara a sus jugadores lo que hace tiempo, también, que pensaba que Floro tiempo piensa. Lo que piensa el madrino tenía experiencia para ser entrenador dismo: que los principales culpables son del Madrid, aunque fue él y nadie más que ellos. Además de Mendoza, ciaro. él quien le fichó cuando Valdano le negó por primera vez. Enrique ORTEGO Del éxito al desencanto El primer año logra el ascenso a Segunda, pero la explosión llega en la siguiente campaña. El Milán de Sacchi domina en Europa y arrasa al Madrid con su zona. Floro, amante fiel y defensor a ultranza de esa forma de juego, convierte a su Albacete en el equipo de moda del fútbol español. Su sistema de signos para señalar las jugadas, su amplio manual de alternativas ensayadas, los entrenamientos justo después de terminar los partidos, su machacona insistencia en repetir y repetir una y otra vez en el trabajo diario la misma jugada... Cuestiones que moldearán una imagen para el gran público que, a la larga, acabará pasándole factura. Én dos años, el Sacchi de La Mancha lleva al Albacete a la máxima categoría del fútbol español. Y, entre los grandes, un equipo de nombres tan poco conocidos como Catali, Chesa, Coco, Oliete, Menéndez, Antonio... está a punto de lograr billete para la Copa de la UEFA. Es el espaldarazo definitivo. Mientras, el Madrid está en crisis. Mendoza, amante de los golpes de efecto, se ha quedado sin cartas marcadas. Sacchi, Maturana, Antic, Beenhakker, Valdano. Unos le sobran y a otros no llega. La salvación es el hombre de moda, y Floro recala en el club blanco para la temporada 92- 93. El resto es historia reciente. Pero la conclusión es clara: el héroe de La Mancha soñó que podría hacer más grande el mito. Y ni Mendoza es Candel ni el Real Madrid es el Albacete. Sólo Floro fue él mismo. De héroe a Quijote.