Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 23- 2- 94 ESPECTÁCULOS Pop- Rock A B C 93 Puntualizaciones de Enrique González Macho Leo con profunda sorpresa un reportaje publicado el pasado día 20 de febrero de 1994 en el que, según las denuncias de algunos productores de cine, soy el promotor de un supuesto boicot al cine español para su distribución y exhibición futura. Y digo con profunda sorpresa, porque no sabía yo que fuera un personaje tan importante dentro de nuestra industria. En efecto, si tal como se desprende del reportaje, yo hubiera conseguido que la U. I. P. (Metro Goldwyn Mayer, Universal y Paramount) Columbia Pictures, Warner, 20 th Century Fox, Buenavista (Walt Disney) etcétera y los dos mil cines de España siguieran mis consejos o mis órdenes estaría claro lo siguiente: Que soy el perfecto candidato para el puesto de Director General de Cine, porque mi poder es infinito, con lo cual estaría claro que arreglaría los males del cine en un santiamén (sugerencia directísima a la Señora Ministra de Cultura) Pero como quiera que tengo un profundo respeto hacia la persona de Doña Carmen Alborch, a quien considero muy inteligente, estoy seguro de que no cometerá tamaña barbaridad y prefiero inclinarme por lo contrario, esto es, que se ha de buscar una cabeza de turco en la cual descargar todos los males propios y ajenos. Si no fuera porque se me acusa tan directamente, sería de mucha risa pensar que un pequeño distribuidor pueda encabezar un boicot a todo el cine nacional. Esa idea solamente puede proceder de mentes calenturientas que han perdido el rumbo y que buscan descargar sus iras en quien desde hace varios meses, y concretamente, desde que se anunciaron las Medidas Urgentes para el Audiovisual, advirtió del peligro que para el cine español (insisto para el cine español) supondrían tales medidas. A mis declaraciones de entonces y a todas las que he hecho desde ese momento me remito. Buscar a estas alturas un complot hollywoodiense- judeo- másónico hacia el cine español me parece tan ingenuo y burdo como, permítanme, de muy mala leche Mientras sigan acusaciones tan estúpidas como ésta, yo seguiré con lo mío: el viernes pasado estrené una estupenda película española, Mi hermano del alma la semana que viene lo haré con Al otro lado del túnel y mantengo en cartel Todos a la cárcel y Madregilda esta última desde hace seis meses. Y ello sin ningún tipo de obligación legal, pues en mis cines no he de cubrir cuota de pantalla y con el cariño y el entusiasmo que siempre he tenido y tendré hacia el cine español. Espero que aquellos que tienen el principio sartriano de que el infierno son los demás escarben en su interior, porque a lo mejor lo tienen muy dentro de sí. Y yo, repito, a lo mío. ¿Alguien da más? Enrique GONZÁLEZ MACHO Banderas, de nuevo en los Óscar. El actor español Antonio Banderas formará parte del grupo de actores y personalidades del cine que presentarán la ceremonia de los Osear, el próximo día 21 de marzo en el Pabellón Dorothy Chandler del Music Center de Los Angeles. Es la segunda vez que el actor español participa en la ceremonia. Hace dos años, presentó una de las categorías del Osear junto con la actriz estadounidense Sharon Stone. Elvis Costello: Los Attractions son la banda que mejor podía hacer Brutal Youth Nuevo disco y gira del músico británico con su antiguo grupo Madrid. P. C. Superada la resaca del The Juliet Letters un disco grabado el año pasado junto al cuarteto de cuerda Brodsky, Elvis Costello vuelve ahora por donde solía con la fuerza y vitalidad de sus mejores tiempos. Un afortunado cúmulo de circunstancias dan a Brutal Youth su espléndido nuevo disco, un innegable sabor al Costello de toda la vida, el de Alison Oliver s Army o Lip service En e f e c t o no es una mera casualidad la p r e s e n c i a en la nueva grabación de los primeros AttracElvis Costello tions, la banda con la que grabó la mayoría de sus mejores discos, o del mismo Nick Lowe, otro personaje emblemático de la Nueva Ola británica y colaborador habitual de otros tantos álbumes. Brutal Youth está empapado de obvias referencias al glorioso pasado del artista: El pasado no es interesante en sí mismo, pero sí es útil si sabes servirte de él. No es que me propusiera hacer un disco como los primeros, sino que esas estructuras son las que mejor sé hacer y siguen funcionando muy bien. En cuanto a lo de los Attractions, es simplemente que empecé a hacer el disco yo solo, pero yo no sé tocar la batería, por lo que tuve que llamar a Pete Thomas; lo mismo pasó con el piano y llamé a Steve Nieve; con el bajo me defiendo, pero prefería a alguien que lo hiciera mejor que yo... la verdad es que los Attractions son la banda que mejor podía hacer este disco; eso es algo que lo dictan las propias canciones Sin embargo, antes de este feliz reencuentro ha habido que saldar algunas cuentas pendientes, particularmente entre Costello y Bruce Thomas, el bajista, quien hace algún tiempo escribió algo que no gustó demasiado al patrón: La vida es muy corta para andarse con rencillas; ahora me siento con una enorme capacidad de perdonar y cuando realmente merece la pena arreglar las cosas con alguien, lo puedes hacer sin problemas. Dentro de unas semanas saldremos de gira juntos y será una gran experiencia, una experuiencia nueva en cierto modo, porque hace más de ocho años que no tocamos juntos Con una vastísima discografía de la que extraer un repertorio para sus actuaciones, Costello sigue recurriendo a viejos clásicos, enormemente agradecidos por el público. No resulta fácil, de cualquier manera, hacer una selección: Lo mejor sería hacer una gran lista, vendarse los ojos y marcar algunas al azar... realmente es difícil, pero también es tu propia memoria y tu situación la que te marca cuáles son las más adecuadas; es increíble como muchas de aquellas canciones suenan ahora con la misma fuerza y sentimiento que entonces Aunque todavía no hay fechas confirmadas, Costello estará probablemente tocando en España el próximo mes de julio o agosto. Willy De Ville: el macarra exquisito Madrid. Pablo Carrero Entre los rockeros, están, pongamos, los que no cambian su vestuario a lo largo de uno de sus conciertos- también están los que no lo hacen prácticamente nunca, pero esa es otra cuestión- y los que no, que son por cierto mayoría. En eso, como en casi todo, Willy DeVille forma parte de una selecta minoría. También gustan de trapichear en sus conciertos Madonna, Michael Jackson y algunos otros, pero no es lo mismo. Willy DeVille lo hace porque es un tío exquisito, y tanto le gusta mostrar un chirriante traje azul que casi hace daño a los ojos como el clásico atuendo que se gastan en la frontera mexicano- estadounidense, que también él es de los que vive en varias fronteras, para interpretar su personal y estupenda versión del Hey Joe Willy DeVille es el macarra exquisito y pasional, el rockero ilustrado- porque lee y porque va hecho un cromo- un superviviente de la mala vida que va ahora pregonando las excelencias de la familia y la religión, y todo ello forma parte de su particular manera de entender lo que es en realidad un artista. Está ahora en un punto que le sitúa a un paso de enterrar definitivamente su condición de maldito para pasar a la de estrella del Rock and Rol! El otro día, en una historia organizada por una marca de ropa, se le vio en el Casino de Madrid, con lo mejor de nuestra juventud el pijerío de más nivel del foro, a años luz del lado salvaje que le vio crecer, a un lado el whisky y al otro la heroína. Lo suyo ha sido un extraño fenómeno; de no comerse una rosca durante década y pico a ser el tipo de moda, del que todo el mundo habla y al que todo el mundo va a ver actuar. En estas circunstancias, la sala Aqualung se llena dos veladas consecutivas; se llena de un público tan heterogéneo como el que va de quienes siguen al neoyorquino desde sus comienzos en la segunda mitad de la década de los setenta a aquellos otros que se han encontrado con él a la vuelta de una cadena de televisión o una emisora de radio. Fue un concierto bonito, intenso y emocionante; así parece sentirlo él mismo sobre el escenario y lo mejor es que es también capaz de transmitirlo con absoluta credibilidad. A unos, que se conocen su historia y sus canciones, pero también a los otros, neófitos en esto de disfrutar de la clase, la garra y el nervio de la música de Willy DeVille, porque, como podía comprobarse la otra noche echando un ligero vistazo alrededor, no se requieren grandes esfuerzos para pasarlo bien en un concierto como aquél. Con ello, con una gran banda y con una presencia realmente magnética sobre las tablas, a Willy DeVille le sobra material para convertirse en una de las grandes atracciones de la temporada, ya sea en el Casino, en Aqualung o en el Agapo.