Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
El color de la mañana A US f LA REVUELTA HISTORIA N el Anuario de la Real Academia Española del año 1942 y al pie de la relación de los individuos que han ocupado seis de las 36 sillas de las que entonces constaba, aparece la siguiente somera noticia: Declarada vacante por orden ministerial de 10 de mayo de 1941 En el acta de la sesión de 5- VI- 41, la Academia se da por enterada del contenido del oficio de la Dirección General de Bellas Artes de fecha 10- V 41, en la que se le comunica la orden del señor ministro de Educación Nacional diciendo lo que queda dicho. Las sillas son las siguientes y los académicos cesados fueron los que se expresan tras la letra de cada una de ellas: D, don Niceto Alcalá Zamora; F, don Ignacio Bolívar; I, don Blas Cabrera; M, don Salvador de Madariaga; R, don Enrique Díez- Canedo, y h (minúscula) don Tomás Navarro Tomás. La Academia Española, a diferencia de la Academie Francaise, en la que también se produjeron ceses por razones políticas, acató la disposición oficial pero mantuvo su independencia y no proveyó las vacantes hasta la muerte de los sancionados; en la Academie Frangaise no se tomó esta precaución, cometieron el error político de nombrar nuevos académicos y, cuando llegó la amnistía, se encontraron con que en varias sillas querían sentarse dos académicos invocando unos derechos en ambos casos legítimos. La tabla cronológica de estas muertes y las oportunas y subsiguientes provisiones fueron las que se dicen a continuación: Díez- Canedo, 3- VI- 44 (en el Libro de Actas no se hace mención de su fallecimiento) le sucede Martínez Kléiser, elegido el 14- V- 45; Bolívar, 21- XI- 44 (en actas se dice que se acordó por unanimidad que constase el sentimiento de los señores académicos, fórmula que se repite en cada caso siguiente) le sucede Fernández Galiano, elegido el 9- VI- 47; Blas Cabrera, 1- VII- 45, le sucede Gerardo Diego, elegido en la misma sesión que el anterior; Alcalá Zamora, 18- 11- 49, le sucede Fernández Almagro, elegido el 23- 11- 50. La Academia entendió que el decreto de 12- XI- 66, sobre responsabilidades políticas, anulaba la orden ministerial de 1941, y en la sesión del 16- 111- 67 resolvió por unanimidad reincorporar a los señores Navarro Tomás y Madariaga a la lista de sus miembros de número, el primero como efectivo y el segundo como electo en la redacción de este acuerdo hay un pequeño despropósito puesto que no se es numerario hasta que se lee el discurso de recepción, pero tampoco merece la pena detenerse en estas minucias. Madariaga murió el 14- XII- 78 y Navarro Tomás el 16- IX- 79. De la orden ministerial de 10- V- 41 nada se sabe ni nada se encuentra ni en la Academia ni en el Ministerio. En la docta casa sólo aparece, en el expediente o carpetilla de cada uno de los académicos depurados, una nota a lápiz que dice: Dado de baja en la Corporación por orden Educación Nacional de 10 de mayo de 1941. En el Ministerio, repito, tampoco aparece rastro alguno de nada. Con fecha 14 de abril del año pasado, don Alfredo Pérez Rubalcaba, a la sazón ministro de Educación y Ciencia, me decía en carta de la que copio un par de fragmentos con su autorización Hemos buceado en los archivos del Ministerio sin que desgraciadamente hayamos podido encontrar antecedentes del oficio de 10 de mayo de 1941 dirigido a la Real Academia Española. Y poco más adelante: de dicha resolución no hay constancia en el Boletín Oficial del Estado ni, en publicación alguna del Ministerio. Mi pregunta es tan elemental como inmediata: ¿Qué pasó, entonces? E Camilo José CELA i rv JUEVES 20- 1- 94 ABC 17