Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 2- 8- 93 ESPECTÁCULOS ABC Pág. 83 Fórmula 44: dosmeses de cine afónico Sin visos de solución en la huelga de los actores de doblaje Se cumplen casi setenta días de la huelga de los actores de doblaje de Madrid y Barcelona y el conflicto no tiene visos de resolverse pronto. Por un lado la Asociación Empresarial de Doblaje y Sonorización (AEDIS) considera práctiLos empresarios pretenden un ajuste económico que los actores consideran imposible, pero que si aceptaran les permitiría firmar un convenio colectivo que obligará a su cumplimiento a los dobladores del País Vasco, Andalucía, Galicia y Valencia, que trabajan a precios mucho más bajos. Miguel Ayones, actor, director y miembro del Comité de Prensa de APADEMA, hace un repaso a los orígenes de los casi setenta días de huelga ininterrumpida. Madrid y Barcelona llevan sesenta años de historia, de reivindicaciones y de convenios en lo que se refiere a doblaje. Hace doce años, en las Comunidades Autónomas surge la idea de doblar allí mismo a las lenguas vernáculas las producciones extranjeras, y así se hace, a unos prec i o s e v i d e n t e m e n t e más baratos. El problema comienza cuando empiezan también a doblar en castellano, y se mantienen los precios a la baja, tirando por tierra los convenios de Madrid y Barcelona, esto es, generando una competencia desleal. Madrid. Carmen de Carlos camente inviable una negociación porque ya no tenemos ninguna oferta que presentar y por otro la Asociación de Actores de Doblaje espera soluciones a un conflicto que mantiene a mil cien actores en paro desde el 24 de mayo. día 23 de junio en el que manifestaban que su adhesión al convenio nacional y la prevista subida de precios en un 40 por 100 supone firmar nuestra acta de defunción profesional Es decir- puntualiza Ayones- lo que piensan es: no podemos igualarnos a vosotros porque no tenemos capacidad, ni calidad, a la hora de hacer un trabajo. Eso, desgraciadamente, es en parte una verdad que se comprueba en los filmes, en la televisión, a la hora de ver doblajes basura Más de veinte películas y cien series de televisión esperan un acuerdo para que alguien les preste voz en español prueba de ello, nos hemos negado a doblar cualquier producto que viniera rebotado de estas ciudades. Nos ofrecieron Parque Jurásico y nos negamos. Nosotros ni somos contrarios ni estamos a favor de firmar un convenio colectivo de carácter estatal, tendríamos que estudiarlo. De cualquier forma, tenemos un convenio propio a renegociar en octubre y entonces veremos qué hacemos. Hay que ir a un convenio estatal que nos beneficiaría a todos- i n s i s t e Vicente G i s b e r t- Desde hace dos años nos quedamos solos Madrid y Barcelona para regular la situación laboral y profesional erj los aspectos económicos y en los normativos, en la descripción de funciones del director, del actor, del ajustador y del ayudante de dirección, que son las cuatro especialidades que forman la rama artística. Madrid y Barcelona, por su lado, tienen el suficiente número de actores como para ser mayoría en el cómputo del país, mil doscientos profesionales que estamos en huelga en Madrid y Barcelona frente a mil ochocientos en el resto de España; cuarenta y seis empresas entre Madrid y Barcelona, frente a setenta y cinco que es la totalidad del país. Esta mayoría nos permite, con un convenio firmado entre Madrid y Barcelona, hacerlo extensivo por el artículo 42 del Estatuto de los Trabajadores al resto del Estado, aparentemente parece no tener mucho sentido, ya que para ellos, en teoría, debiera significar ver aumentados sus sueldos en un 40 por 100. Vicente Gisbert, miembro de la mesa de negociación del comité de huelga, explica esta actitud. Comprenden que su capacidad organizativa es menor, menor su tradición y menor su grado de competencia, por lo que piensan, con razón, que a igualdad de precios les sería imposible competir por el mercado de doblaje en castellano, ya que el de las lenguas vernáculas lo tienen en propiedad. Tienen miedo a competir en igualdad, y se aferran a sus convenios obsoletos porque piensan, en frase suya, que supondría firmar su sentencia de muerte. Los dobladores de Sevilla emitieron un comunicado el pasado Parque Jurásico Consols Soler, secretaria general de la Asociación de Actores de Valencia, matiza la postura de esta Comunidad. Nosotros nos solidarizamos con la postura de Madrid y Barcelona y así se lo comunicamos. Como Raíces y flecos del conflicto Madrid. C. de C. Frente a los actores de doblaje se encuentra AEDIS, (Asociación Empresarial de Doblaje y Sonorización) Su versión dista sustancialmente de la de los actores, según palabras del portavoz de esta Asociación, el señor Ardona. La suspensión de las negociaciones se produjo a raíz de que un sindicato, que formaba parte de la mesa estatal, firmase un convenio autonómico con Galicia. A partir de ese momento comenzamos a tener serias dudas jurídicas sobre la legitimación de las partes y su actuación nos ha venido a demostrar que es inviable la negociación, tal y como recoge el artículo 84 del Estatuto de los Trabajadores. Consideramos como única salida la negociación provincial o regional del conflicto, ya que entendemos que esta situación resulta incongruente, al haber, de los seis colectivos existentes, sólo dos que están en huelga frente a sus empresas. Los contenidos que provocaron la ruptura de las conversaciones fueron tanto de carácter económico como funcional. Lo que pretende la plataforma es limitar o anular el principio irrenunciable de las empresas a realizar su trabajo a su gusto. Hemos hecho contraofertas económicas y funcionales que no han sido aceptadas. Nuestra última propuesta fue firmar el cinco por ciento de incremento sobre las retribuciones que se estaban negociando. Nosotros no vamos a presentar más ofertas añade. A la pregunta de si APADEMA propusiera una alternativa en la que aceptase el crecimiento cero los empresarios estarían dispuestos a volver a sentarse en la mesa negociadora, Ardona respondió: Tendría que ser una propuesta suya, y en ese caso, se analizaría. A los problemas existentes se ha venido a sumar uno más en palabras de Ardona: Además, se está practicando la violencia física y psíquica con las personas y las cosas por parte de los llamados piquetes informativos y ahí están como prueba de ello las empresas Tecnison, Abaira y Sincronía, que han sido objeto de amenazas y abusos. De hecho se han interpuesto las correspondientes denuncias. Para Eduardo Jover, miembro de la mesa negociadora, el asunto de los piquetes se reduce a llamar esquirol al que lo es, pero no se han producido agresiones a nada ni a nadie. Decir que el detonante que hizo romper las conversaciones fue la firma de Comisiones Obreras de un convenio con Galicia no es exacto, ya que, aunque nos creó muchísimas dificultades, esa firma es impugnable. Crecimiento cero Con este panorama- continúa Miguel Ayones- hemos de ser nosotros quienes nos procuremos los medios económicos y jurídicos para que haya un equilibrio en esta relación laboral en todo el país, y al mismo tiempo suprimir todas las posibles trampas. Sorprendentemente los empresarios no quieren oír hablar de esta plataforma ni de convenio estatal a no ser que nosotros aceptemos que el crecimiento económico de este año sea cero. Sólo en este caso aceptarían un convenio general. Evidentemente, no podemos aceptar un paso atrás en los logros conseguidos hasta ahora. Estamos dispuestos a negociar el incremento, pero no a congelarlo. Lo que produce indignación es que se condicione la negociación de los aspectos de la normativa al crecimiento de las retribuciones. Esto nos ha llevado de manera forzosa, y no deseable para nadie, a la huelga. De lo que se trata es de que ante el mismo trabajo se cobre el mismo sueldo en todos los puntos de España. Sin embargo, los colectivos de actores de doblaje del resto del país no apoyan las propuestas de Madrid y Barcelona. Algo que El cine, en paro En total, desde el día en que comenzó la huelga, el 24 de mayo, se han quedado sin terminar de doblar veinte películas- y cien series de televisión. En Madrid se cobra- -según datos de los propios dobladores- entre sesenta y noventa mil pesetas por un papel protagonista de una película con muchos diálogos. Este tipo de filmes se tarda en rodar de dos días a dos semanas, depende de sus características específicas. Si el doblador es alguien de reconocido prestigio, puede tener su propio caché. En el resto de las Comunidades lo que se percibe por el mismo trabajo es un cuarenta por ciento menos. Mil cien actores en huelga, pérdidas reconocidas por los empresarios que superan los ochocientos millones de pesetas, pero que forzosa- H mente tiene que haber aumentado, y eso sin contar el resto de los eslabones que componen la cadena, como los técnicos, etcé- tera,