Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 A B C SUCESOS MARTES 16- 3- 93 El príncipe de las tinieblas bebe En Suecia ya nadie creía en demonios, en endemoniados ni en brujas, y el diablo, del que sólo se hablaba en términos teóricos, era un personaje casi cómico, únicamente válido para gastar bromas o asustar a los niños. Pero después de los últimos testimonios aportados por pequeños que han participado en ceremonias De cualquier forma, no cabe duda de que aún existen muchos escépticos en este país que piensan que todo es producto de una fantasía esotérica colectiva, y quieren quitar importancia a lo que ya es para muchos una de las mayores pesadillas que podían Imaginar. Sin embargo, los testimonios parecen dejar poco lugar a las dudas, sobre todo porque últimamente a los relatos de los pequeños se les han unido también las investigaciones de una prestigiosa catedrática de Teología de la Universidad de Uppsala, Eva Lundgren. Estocolmo. Carmen Villar Mir satánicas, el escalofrío ha recorrido a todo el país, que asiste perplejo a las revelaciones sobre horrendos crímenes rituales realizados durante misas negras. Y es que nadie podía imaginar que el Príncipe de las Tinieblas hubiese elegido a una de las sociedades más avanzadas del mundo para reforzar su poder sobre la Tierra. tuales de los que han sido testigos. Prestan declaración a su manera y, con palabras propias de su edad, explican cómo han sido obligados a participar en misas negras durante las cuales se mataban fetos, recién nacidos y niños de más edad: Les cortaban por aquí y por aquí (piernas y brazos) les rajaban el pecho y salía mucha sangre que teníamos que beber afirman. En vídeo Para que no se sospeche que los menores han sido manipulados, la catedrática de Uppsala decidió grabar sus manifestaciones en vídeos, hoy en poder de la Policía. No obstante, basta con analizar cada uno de los relatos para comprobar que es prácticamente imposible que nos encontremos ante las fabulacíones de unos chiquillos fácilmente impresionables. Por ejemplo, Iris, una preciosa niña de siete años, afirma: Le cortaron las piernas y los brazos. Clases acomodadas Esta mujer, después de muchos años de estudio, afirma que el satanismo existe en Escandinavia, que el diablo es una realidad con la que hay que contar y que muchas personas pertenecientes a las clases más acomodadas se reúnen en estos alejados parajes nórdicos para rendir culto a Lucifer. No son pocos los datos que confirman esta hipótesis y que a diario son recogidos en sus pri Hacían cruces a la mamá con un cuchillo y salía sangre meras páginas por los periódicos más importantes del país. Todos ellos dan cuenta de los relatos de los pequeños y de la teóloga que, por cierto, ha sido amenazada de muerte. Por si no fuera suficiente, ya desde prisión una mujer confirma punto por punto estas versiones, y otra ex satanista, que prefiere guardar el anonimato, cuenta minuciosamente su experiencia. Los cuatro niños que se han decidido a hablar no tienen conexión entre sí y han descrito a sus madres y a Eva Lundgren escalofriantes historias de aberraciones sexuales y crímenes ri- Así celebran las misas negras Según cuentan algunos testigos, la misa negra suele comenzar sobre las once de la noche para que finalicen sus ritos exactamente a la hora bruja, la medianoche. La atmósfera que rodea el lugar es insoportable, pero a la vez relajante. Hay velas negras encendidas por todo el templo y un recipiente colocado a la izquierda del altar despide un humo de intenso olor a incienso mezclado con hachís y otros aromas dulzones y pesados Completan el siniestro ambiente del recinto los dibujos de estrellas y medias lunas que los asistentes colocan en el suelo. Además del Rey y la Reina del Sabbat el verdadero protagonista de la celebración es el Príncipe de las Tinieblas. Todos los congregados visten túnicas oscuras con capuchas largas que les llegan hasta los pies. Debajo de esas ropas no llevan nada, están desnudos. Además, hay chicas jóvenes, las denominadas novicias En el altar, una mujer o un niño desnudo. El sacerdote o Rey besa su cuerpo y empieza a recitar letanías. Luego, realiza el acto sexual antes o después de torturar a la víctima con latigazos y o cortes realizados con un cuchillo. Todos los asistentes participan en la posterior orgía sexual. Asimismo, cometen todo tipo de aberraciones y excesos, bailan, beben y toman drogas. La noche termina después de beber la sangre del sacrificado y de comer un pan especial cocido sin sal alguna. Los expertos creen que el satanismo es una doctrina del poder individual, en la que se utiliza la energía sexual para aumentarlo. La mujer es sólo un objeto, siempre dominada por el hombre. El pasado día de los fieles difuntos algunos satanistas se reunieron en Finspáng. Allí existe un pequeño grupo de músicos de Death Metal que se declaran adoradores de Satanás. Hasta ahora, han incendiado ocho iglesias en Noruega y dos en Suecia. Varios cementerios han sufrido destrozos y veinte tumbas fueron profanadas. En un principio se pensó que aquello era obra de racistas o nazis, pero una mujer llamada Eva, en su momento miembro de estos grupos y actualmente en la cárcel, aseguró que fue obra nuestra Estos ritos se remontan a otros siglos. En 1679 se descubrió en París una secta satánica. En el jardín de un tal La Voisín se encontraron restos de dos mil niños. En Londres, a mediados de 1800, Antoine Boullán fue arrestado por haberse dedicado, junto a su esposa Adéle, a este tipo de rituales. En esta ocasión la pareja sacrificó a su propio hijo durante una misa negra en 1860. En Estados Unidos, Antón Szandor la Vey instituyó la iglesia satánica en 1966 en San Francisco y escribió el libro Tha Satanic Bible Además protagonizó el papel de Satanás en Rosemaries Baby. En Escandinavia, hasta ahora, no se practicaban estos ritos. Sólo en 1972 hubo un hallazgo, el llamado Antholtfynden donde se encontraron restos de cruces, velas y huesos podridos. Se sospecha que aquéllos eran restos de algún ritual de adoración a Belcebú.