Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 15- 2- 93 MADRID A B C 69 ehabolistas de la droga Voluntarios de Médicos del Mundo intentan en los mismos puntos de venta rescatar de la degradación más absoluta a los últimos adictos supervivientes del VHI y frenar la epidemia mos si tenía sida y dijo que sí. Pero insistía en que eso no era más que un golondrino. Madre mía, ¡un golondrino! Este tipo de afecciones suelen ser habituales en los toxicómanos, la mayoría de los cuales, seropositivos, están ya muy deteriorados Terminar con el bicho Lo importante- explica uno de los más solícitos que acuden al intercambio anti- VHI- es que saquen una medicina para terminar con el bicho. Yo lo tengo, pero todavía no ha empezado a comerme por dentro. Otro, al que se le ofrece como a los demás unos teléfonos en donde le darán cita para analizarse, mira fijamente, con la cara chupada como un palo y asiendo con fuerza una bolsa de deportes. Lleva la cazadora abierta y una barba mefistofélica. Que no, que te digo que no me des nada, que hasta que no me desenganche no quiero saber nada de nada. Lo que tenía que haber es más sitios, pero buenos, para que te quitaran. ¡Que te digo que no me des nada! El comentario es, a esas alturas de la tarde y con un frío helante, lo curioso que resulta el que individuos que se gastan verdaderas fortunas en calmar su mono les cueste tanto apartar unos duros para comprar insulinas. Todos lle- En la más absoluta de las impunidades, como denuncia el propio concejal de San Blas, los pobladores de las chabolas trafican con todo tipo de droga gan, unos a pie, algunos tambaleándose; otros en coches más o menos potentes, dispuestos al trueque. Un cambio que puede evitar a los que aún no están infectados ser propagadores de la epidemia del siglo. El pasado martes las Fuerzas de droga a estas alturas no se lo preSeguridad detuvieron a una pareja gunta nadie. cuando arrojaba veinte bolsas de Sobre las siete y media de la cocaína, un kilo y medio de droga en total, por encima de la valla de tarde, ya anochecido, se apagan las cemento. En otro de los puntos es- luces de la furgoneta y se cierra el tratégicos de trapicheo, al otro lado bidón. A esa hora el flujo de toxicódel poblado, exactamente en la manos camino de las chabolas no zona de valla que hace frontera con sólo no ha cesado, sino que parece el kilómetro 13,300 de la M- 40 di- ir en aumento. El concejal del disrección nacional I a carretera de Ex- trito, Isaac Ramos, asegura que entremadura, se levanta cada madru- tre las ocho y las diez se forman gada un mercadillo de droga, con auténticas colas para conseguir la aparcamiento de coches incluido en mercancía. Nosotros en más de tres plena vía de circunvalación, que na- horas hemos visto pasar a comprar die acierta a explicarse su estacio- droga, y conseguirla, a cerca de namiento impune. Lo de la venta de cien adictos. Ningún policía. Legalidad inapelable Y entre el caballo que ofrecen gitanos y quinquis chabolistas de Los Focos y la nada de los toxicómanos, un muro. El cerco que para algunos ha sido motivo de denuncia racista y para otros una legalidad inapelable se ha transformado en barrera física con los proveedores. Querellas contra el concejal por racista Madrid. Alejandro G. Santos La Junta de Compensación de los terrenos situados entre la avenida de Daroca, la carretera de Vicálvaro y la avenida de Guadalajara, decidió levantar un muro alrededor de dichos terrenos, desde el pasado mes de noviembre, dejando en su interior el núcleo chabolista de Los Focos. Ahora se está cerrando el vallado por la avenida de Guadalajara, dejando aislado al polígono de las modulares viviendas construidas por el Ivima, en suelo público. El Ayuntamiento cedió en 1979 estos terrenos al Ivima para construir estas viviendas, según declaró a ABC José Luis Gómez, gerente del Consorcio para el Realojo de la Población Marginal. El comienzo de fas obras para la construcción del polígono Las Rosas, que comprende la edificación de 10.000 viviendas, de las cuales 6.000 serán de protección oficial y 300 unifamiliares, de realojo de los vecinos que residen en las llamadas modulares es la causa que justifica, según Isaac Ramos, concejal presidente del distrito, el vallado de estos terrenos. Pero no todos lo entienden así. Ante lo que consideran una discriminación para las personas, la mayoría de raza gitana, que viven en estos terrenos, la Asociación de Vecinos de San Blas, apoyada por otras organizaciones, va a presentar una querella contra Isaac Ramos por racismo. Asimismo, Izquierda Unida, con el apoyo del PSOE, presentará esta semana otra querella contra Ramos en los mismos términos. Por su parte, la asociación Iguales en Derechos ha puesto en conocimiento del Defensor del Pueblo, Alvaro Gil Robles, todas las operaciones que se están realizando para que las examine y actúe en consecuencia. Debajo de este conflicto subyace la descoordinación de las distintas administraciones a la hora de elaborar y ejecutar los diferentes planes de realojo. El Ayuntamiento afirma ceder los terrenos necesarios para materializar los proyectos, pero se queja de que la Comunidad no pone el dinero necesario. La Comunidad asegura que el valor de los terrenos cedidos es muy inferior al dinero que ellos deben invertir. Hace unos días, Miguel Solans, delegado del Gobierno, confirmó la continuidad del Consorcio para el Realojo de la Población Marginal. Mientras, unas mil familias, chabolistas legales, esperan que algún día los responsables dejen a un lado sus difexencias y se dediquen a la labor para la que fueron elegidos.