Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JUEVES 14- 1- 1993 ESPECTÁCULOS ABC Póg. 81 McCartney, Costello y Mick Jagger bajan del Olimpo a la arena deldisco Tras varios años de silencio, coinciden ahora en el mercado Madrid. Pablo Carrero McCartney y Jagger, compañeros de generación al frente de los dos grupos más importantes de la historia del rock; Elvis Costello, acaso discípulo aventajado del primero- a l que corresponde co- escribiendo dos piezas del álbum del En época de vacas flacas- l a ausencia de imaginación y de novedades realmente interesantes no perfilan un panorama demasiado alentador- no son pocos los que esperan con verdadera fe ciega nuevos discos de sus artistas favoritos de toda la vida. Y con la entrada del año, nada menos que tres de los más ilustres nombres del pop- rock británico han vuelto de nuevo la cara al mundo para poner en la calle sus más recientes creaciones. El primero en abrir fuego ha sido Elvis Costello, cuyo nuevo álbum se publica mañana. Costello, figura indiscutible de la Nueva Ola británica de finales de los setenta, ha sido a lo largo de los últimos casi veinte años uno de los músicos contemporáneos más inquietos, creativos, inspirados y acertados. ex- Beatle- y personaje fundamental en el pop de los últimos veinte años. Los tres británicos, los tres más que cómodamente asentados en la escena musical internacional, los tres con sendos nuevos discos que en estos días centrarán la atención de la afición pop- rockera mundial. En menos de quince días, los tres músicos verán publicados sus últimos trabajos discográficos ventajas de haber aprendido solfeo para poder leer partituras complejas de piano es un músico brillante y su nuevo disco lo es tanto como él, al margen de géneros y clasificaciones. Aproximarse a The Juliet letters -u n disco larguísimo, de veinte canciones, paladeable de la primera a la última- no supone, en absoluto, romper con el Elvis Costello de toda la vida- que, por cierto, rara vez fue el mismo de un disco a otro- sino que es encontrarse con una nueva forma de interpretar, de arreglar, de hacer sonar una nueva colección de sus magníficas canciones. Es un disco sorprendente sólo a medias, y, en cualquier caso, un disco estupendo, en el que Costello canta como nunca y la participación del Brodsky Quartet también en la composición da suficiente ritmo y variedad para tranquilizar a los más escépticos. -y Mick Jaggei Mick Jagger, McCartney y Costello Los Rolling Stones, juntos o por separado, son noticia cada vez que mueven un dedo, de modo que si la cosa es que alguno de ellos saca un nuevo disco, la expectación entre sus más fervientes seguidores sube hasta niveles extremos; y la verdad es que, escuchándolos- sucede lo mismo con el que sacó Richards a finales del pasado año que con el nuevo de Jagger- da la impresión de que no es para tanto. La nueva criatura de Mick Jagger, de título Wandering spirit que saldrá el próximo día 9 de febrero en todo el mundo, es un álbum absolutamente predecible, muy similar en intenciones, ideas y producción- aunque quizá haya buscado aires nuevos fichando al productor de Red Hot Chillie Peppers, Run DMC o Beastie Boys- -a sus precedentes trabajos realizados en solitario. Las tres bazas habituales con las que siempre ha jugado Jagger- Rock and Roll fogoso y convencional a la manera de los Stones, la faceta más atinada del disco; tiempos medios y baladas más o menos bonitas, y no demasiado afortunados intentos con la música de baile más ramp l o n a- están presentes en Wandering spirit en canciones tan sólo discretas. Se trata de un disco convencional, bien acabado, grabado con excelentes músicos- Billy Presten, Courtney Pine y Lenny Kravitz figuran entre ellos- pero más bien escaso de gancho. Costello Su disco de 1989, el excelente Spike devolvía; después de un largo período de inactividad, a un Costello tan inspirado como en sus mejores tiempos, y preocupado, además, por incorporar a su música pequeños pero ricos detalles arreglísticos ausentes en su anterior producción. Había en aquel disco más folk, canción tradicional y jazz que nunca, inaugurando una brillante nueva etapa que se confirmaría con Mighty like a rose y ahora se presenta en una fase bastante más avanzada. El disco se llama The Juliet letters y es un trabajo conjunto de Costello y el Brodsky Quartet, un reputado grupo de cuerda (dos violines, viola y cello) de formación clásica con notorias inquietudes culturales y artísticas. En palabras del propio Costello- que por cierto, tan entusiasmado parece con el proyecto que, algo inédito en él, se empeña en explicarlo con pelos y señales en las correspondientes hojas promocionales- no es ni una puñalada mía a la música clásica ni el primer disco de rock and roll del Brodsky Quartet, sino que se ajusta, y a veces altera, las estructuras de nuestras respectivas disciplinas... ¡e indisciplinas! Tan sólo la voz de Elvis Costello arropada- espléndidamente- por un sobresaliente cuarteto de cuerda. 3 McCartney: Off the ground Madrid. M. M. Cascante Tras unos preocupantes primeros pasos tras la disolución de los Beatles, Paul McCartney parece dispuesto a que su apellido siga ligado a las mejores obras del pop contemporáneo: Ahí están sus últimos trabajos hasta la fecha, Flowers in the dirt y el acústico Unplugged y su gira mundial con correspondiente álbum en directo, Tripping the live fantastic El próximo 1 de febrero se publica el nuevo trabajo de McCartney, Off the ground Diez nuevas canciones originales del de Liverpool excepto dos, que firma a medias con Cjeclan McManus, auténtico nombre de otro de los protagonistas discográficos de estas fechas: Elvis Costello. Quizá suene raro para los amantes de la música pop, pero los más fieles seguidores del veterano músico británico encontrarán en The Juliet letters muchas de las claves más personales de Costello. Si bien es cierto que el disco ha sido compuesto, grabado y producido por los cinco músicos- con la ayuda del productor Kevin Killen- tanto Ambos ya unieron sus talentos en sus respectivos últimos discos de estudio: el referido Flowers in the dirt y Mighty like a rose del líder de los Attractions. Hasta ahora sólo han trascendido cuatro canciones nuevas de McCartney, de las cuales sólo una se incluye en Off the ground Parece que el autor de Yesterday está decidido a ofrecer regalos en cada sencillo que publique. El primer single extraído del disco hace esperar un gran disco; Hope of deliverance es uno de esos temas que se impone a la primera escucha: sencillo, pegadizo, irreprochable. Las otras tres, ejemplo de esa vuelta a los orígenes marcada por McCartney en Unplugged r las canciones de Costello como las firmadas por cualquiera del Brodsky Quartet habrían podido encajar con toda comodidad en los últimos discos de Costello. La forma de componer es simi- lar, la inconfundible voz es, evidentemente, la misma; las influencias del folk y el jazz también p e r m a n e c e n Costello, que reconoce las