Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 4- 1- 1993 OPINIÓN ABC Pág. 15 SERBIA TIENE LA PALABRA ÓLO Cyrus Vanee y David Owen, copresidentes de la Conferencia de paz para los Balcanes, se han manifestado ilusionados ante un hipotético desenlace feliz de las conversaciones entre bosnios, serbios y croatas que comenzaron el pasado sábado en Ginebra. El hecho de que hayan conseguido que la totalidad de los representantes de las facciones en combate se sentaran en torno a una mesa para presentar unos puntos de partida e i n t e n t a r un acuerdo posterior es claramente un éxito diplomático. El laberinto de los Balcanes puede tener una salida cierta, aunque bien es verdad que cuajada de obstáculos que todavía hoy parecen insalvables, y aun en la hipótesis de que surgiera un principio de acuerdo, sería muy difícil su puesta en práctica debido a la radicalización de las posiciones durante tantos meses de continuada guerra civil. Pero es precisamente el cansancio de la población de la antigua Yugoslavia, h a r t a de un conflicto que sólo les ha ocasionado muerte y desolación, la que puede favorecer una relajación de las posturas más radicales. Otro potente argumento que puede acercar las posiciones de los beligerantes es la disposición de la ONU, que se espera avale la determinación de la comunidad internacional de utilizar la fuerza si no prosperan las negociaciones. En los días previos al comienzo de la Conferencia de Paz de los Balcanes, los principales líderes occidentales presionaron a Serbia con sus manifestaciones. Él primer ministro británico, John Major, comentó a la BBC que la paciencia del mundo no era ilimitada, mientras el presidente galo, Frangois Mitterrand, fue tajante al afirmar que el fracaso de las conversaciones obligaría a la ONU a utilizar la fuerza para facilitar la penetración hasta Sarajevo y los campos de internamiento militar. Nadie dudaba que en el encuentro que han mantenido Bush y Yeltsin con el propósito de reducir el armamento nuclear tendría un lugar privilegiado el controvertido asunto de los Balcanes. Los comentarios del presidente ruso, quien ha manifestado que las posiciones de los beligerantes se estaban acercando, han sido acogidos con alivio por los responsables de la Conferencia de Paz, dado que Rusia ha pasado por ser la gran S ACUERDO STARMI A sorprendente, por lo precipitada, suscripción del tratado Start- II, rubricado por George Bush y Boris Yeltsin en la mañana de ayer en Moscú, significa el desarrollo hasta las últimas consecuencias, por ahora, de la lógica puesta en marcha en Rejkyavik, en 1985, cuando Gorbachov se estrelló ante la firme determinación de R e a g a n de mantener los programas de la Iniciativa de Defensa Estratégica y regresó a Moscú con el convencimiento de la incapacidad soviética para sostener el esfuerzo de la carrera armamentista y de la imprescindible cancelación de la guerra fría La dimensión cuantitativa del acuerdo Start- II es asombrosa. Significaría, en el horizonte del próximo siglo, restringir los arsenales nucleares estratégicos a sus niveles de hace casi treinta años. Desaparecerán los 308 terroríficos misiles intercontinentales SS- 18, de diez ojivas y objetivos múltiples, que representaron la pieza capital de la estrategia defensora de las posiciones de Serbia. Del encuentro del todavía presidente de Estados Unidos con Mitterrand surgirá también algún potente mensaje que pueda ser utilizado como argumento coercitivo para que los contendientes flexibilicen sus posiciones. Bosnios, serbios y croatas saben que la reunión de Ginebra es la última oportunidad que se les brinda para evitar la intervención de la comunidad internacional, una de las soluciones quizá más traumáticas para la población de la antigua Yugoslavia, dado que sólo serviría para frenar de momento la guerra civil sin concluir definitivamente con las profundas diferencias que han enfrentado a las tres comunidades. La experiencia ha demostrado que una situación artificial sólo se mantiene por la fuerza, y una intervención extranjera no garantizaría una solución real. -En estas condiciones, Serbia tiene la palabra, y el mundo espera un esfuerzo de sensatez y racionalidad. L DISCUTIBLE REFORMA PROCESAL L A ley de Medidas Urgentes de Reforma Procesal- -que está en vigor desde el pasado mes de abril- -podría entrar en conflicto con seis artículos de la Constitución. Ese es el contenido, en esencia, de las cuestiones de constitucionalidad elevadas al TC por tres jueces, que el alto Tribunal acaba de admitir a trámite. Según los magistrados, los implicados en juicios de faltas son sometidos a un proceso sin garantías en el que la potestad normativa recae en el fiscal general del Estado que es el encargado de decidir en qué casos los fiscales no acudirán a esos juicios. En efecto, la nueva regulación introdujo el proceso abreviadísimo que deja abierta la posibilidad de que, en los casos de amenazas e imprudencia- y ante la falta dé presencia del Ministerio Público- la mera denuncia de la víctima tendrá valor de acusación. Grave cuestión porque el fiscal general- -cuyas instrucciones no son de obligada publicación en el B E asume O- -así el poder de completar una norma con rango de ley, sin conocimiento público y con descontrol del Parlamento. Presidente- Editor GUILLERMO LUCA DE TENA Director LUIS MARÍA ANSON Director de ABC de Sevilla Subdirectores Francisco Gifnénez- Alemán Joaquín Vila, SantiagoCasteb, JoséJavaloyes, Subdirectores: M. Ramírez, J. J. León Manuel Adrio, Joaquín Amado, Tomás Cuesta Jefes de Redacción: A. A. González, H. Gutiérrez, V. A. Pérez (Continuidad) J. A. Alvarez- Gundín (Cultura) J. C. Azcue (E. Especiales) B. Berasátegui (ABC Cultural) E. Conlreras (Colaboraciones) A. Fernández (Economía) M. A. Flores (Edición Gráfica) L. Lz. Nicolás (Sociedad) C. Maribona (S. Redacción) C. Navascués (Madrid) E. Ortego (Deportes) L. I. Parada (Opinión) R. Pérez- Maura (Internacional) Luis Prados (Edición) F. Rubio (Ilustración) A. Semprún (Reportajes) J. A. Sentís (Nacional) J. A. Vera- Gil (Delegaciones) V. Zabala (Toros) J. M, Zutoaga (Investigación) Secciones: J. Rubio (Arte) F. Marhuenda (Cataluña) J. M. Fdez. -Rúa (Ciencia) J. Badía (Comunicación) A, Garrido y J. Espejo (Confección) T. H. Demicheli (Cultura) A. Puerta (Delegaciones) J. C. Diez (Deportes) Luis María Mirón (Economía) A. Yáñez (Edición Aérea) M. I, Serrano (Educación) E. R. Marchante (Espectáculos) J. García (Gráfica) M. Salvatierra (Internacional) J. L. Rubio (ABC de la Música) S. Guijarro (Nacional) J. A. Sánchez (Parlamento) S. Martín (Religión) M. A. Martín (Sanidad) R. Domínguez (Sucesos) M. Peral (Tribunales) M. J. Méndez (Vida Social) ABC Director General de Prensa Española, S. A. JUAN MANUEL GONZALEZ- UBEDA Subdirectores Generales: J, M. Sánchez- Palomares (Comercial) S. Barreno (Técnico) C. Conde (Personal) Directores: J. Quesada (Publtódad) Gil- Casares (Distribución) M. Sánchez (Financiero) V. Peña (Inlomática) E. Marzal (Gestión) Redacción, Administración y Talleres: Avenida de América. 124 (entrada por Telémaco, 37) 28027 Madrid. Teléfonos centralita (todos los servicios) 320 13 69,320 08 18 y 320 09 94. Suscripciones 320 16 19. Telefax Redacción 320 36 20 y 320 35 55. Telefax Publicidad 320 37 45. Apartado 43. Prensa Española, S. A. de intimidación soviética. La mayor parte de los SS- 25, de carga única, habrán de ser embarcados en submarinos. E s t a d o s Unidos, por su parte, ha de renunciar a cincuenta misiles MX, eliminar dos de las tres cabezas de los Minuteman III y reducir un 50 por 100 de los Trident I y II embarcados. En términos de seguridad planetaria, cabría recordar que las 6.500 cabezas nucleares teóricamente subsistentes en el año 2003, de cumplir el tratado todos sus objetivos y calendarios, aún tienen capacidad redundante para destruir varias veces cualquier vestigio de vida sobre él planeta. El Start- II tiene, pues, junto a su importancia objetiva, un alto valor simbólico. El acuerdo de ayer anima a pensar, pues, en futuros progresos hasta liberar a la humanidad de la servidumbre de la amenaza nuclear. Pero, en rigurosos términos cualitativos, el Start- II supone nada menos que la pacífica y convencional asunción por parte de Rusia de la hegemonía estratégica de EE. UU. Ello se revela no sólo en el dato más visible de la asimetría del número de cabezas nucleares preservadas- 3.500 los Estados Unidos por 3.000, Rusiasino en las ventajas cualitativas dimanantes del desplazamiento al escenario marítimo, claramente ventajoso para USA, de la panoplia nuclear. Se comprende así la euforia norteamericana y la hostilidad de los sectores comunistas y nacionalistas rusos. Y hay que sobreentender que el tratado pueda implicar el replanteamiento de la ayuda occidental a Rusia, que permitiría a Yeltsin impulsar su reforma. Junto a su intrínseca significación de reducción de la amenaza, el Start- II puede representar un relanzamiento de la cooperación ruso- americana en la búsqueda del nuevo orden mundial. La defunción de la estrategia del terror ha provocado el efecto no deseado de la radicalización virulenta de conflictos periféricos, embriagueces nacionalistas y otras paranoias, antes contenidas por el temor bipolar. Será necesario transferir con urgencia los, por ahora hipotéticos, dividendos de la paz hacia la construcción de una sociedad internacional impregnada por los valores de la convivencia y la cooperación y señoreada por el respeto universal a los derechos humanos.