Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JUEVES 24- 9- 92 SUCESOS A B C 85 violó hace seis años a otra menor la de por qué fue María del Carmen y no otra niña la elegida. La rapidez con la que se cometió la acción y el hecho de que el rapto se llevara a cabo cuando la criatura se dirigía sola hacia su casa, después de haber sido dejada por su primo Paquito en un camino de tierra, indican que el asesino trabajaba a tiro hecho e iba a raptar a Maruchi muy cerca ya de su casa, prácticamente a la puerta, hasta el punto de que la madre oyó el ruido de un maletero que se cerraba violentamentente. A mayor abundamiento habría de señalarse también que el rapto, a excepción del hecho de que el Ford fuese visto por algunos testigos, no parece obra de chapuceros, sino una acción muy premeditada y medida. En este sentido, todo hace sospechar que el secuestrador sabía la hora de salida del colegio, la parada donde iba a descender la niña, el lugar donde debía cogerla y puede que, incluso, la cobertura para la huida, derivada quizá ésta de la hora- d o s y cuarto de la tarde- en la que, los más, se encuentran ya en sus casas para el almuerzo. Llama también poderosamente la atención la utilización del ácido por parte del criminal; en definitiva, el brutal ensañamiento con la víctima, muy pocas veces visto en un suceso de este tipo. Y mientras continúan las investigaciones, que poco a poco irán aclarando todas y cada una de las interrogantes que aún plantea el suceso, el juez de Instrucción de Villalba, Miguel Ángel Pérez Moreno, conoció ayer el acuerdo de la Comisión Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) por el que se abren diligencias informativas sobre él por posible incumplimiento de su deber de sigilo al facilitar información a la Prensa. El CGPJ ha abierto una investigación para determinar si el juez de Villalba ha incumplido el deber de sigilo era la secretaria del Juzgado la que atendía a los medios de comunicación e informaba de la decisión tomada por el juez Pérez Moreno. Al margen de lo que es la investigación en sí y de los problemas derivados de la misma, no conviene olvidar que este suceso provocó en la zona un clima de auténtico temor. Ahora, una vez que ha trascendido la identidad del supuesto asesino- nunca de forma o f i c i a l- y se conoce que la Guardia Civil sigue de cerca sus pasos, parece que la calma vuelve, poco a poco, a Villalba. En dicho terreno ha de matizarse que la actividad escolar en el colegio Manuel Mato Vizoso de Villalba en donde estudiaba la pequeña, fue recuperándose poco a poco durante la mañana, aunque Paquito, el primo de María del Carmen, que fue la última persona que la vio con vida, continúa sin acudir a clase. Entre el cúmulo de hipótesis barajadas desde la desaparición, no se descartaría que la niña podría haber permanecido oculta y con vida en algún lugar no muy apartado de Goiriz. dato éste que sólo podrá confirmarse en su momento. El hombre que se llevó a Maruchi la viola produciéndole gravísimas lesiones con una especie de sable arma que luego utilizará para cortarle la garganta. Por último estrangulará a la víctima para cerciorarse de su muerte. Una vez cometido el espeluznante crimen, el asesino se colocará unos guantes y rociará con ácido sulfúrico el rostro y parte del cuerpo de la infortunada, antes de ocultarlo entre hojarasca, y con la presumible intención de que se descomponga. Pesadillas de un soldado Un miembro de la familia del pequeño manifestó en la mañana de ayer el niño se encuentra aún muy afectado por lo ocurrido, por lo que ahora pasa unos días de descanso con otros parientes en un lugar alejado de Goiriz. j Por su parte Esther Baamonde, directora del colegio al que acudía la niña asesinada señaló ayer: Esta mañana se reanudaron las clases con bastante normalidad, aunque con la ausencia normal de algunos alumnos Evidentemente la noticia del crimen de esta colegiala se ha precipitado como un auténtico mazazo en la pequeña localidad lucense, hasta el punto de que el suceso corre de boca en boca y será, durante mucho tiempo objeto de comentarios. Algunos, en el pueblo, van reponiéhdose poco a poco; otros, sin embargo, no siquiera pueden conciliar su sueño. Así le ocurre al soldado de la Cruz Roja que encontró el cadáver de la infortunada. Este joven, José Miguel Pedreiro, asegura ahora que se despierta sobresaltado por las noches a causa de las pesadillas que padece desde que un fétido hedor le condujese hasta el cadáver, mutilado con un sable y desfigurado por quemaduras con ácido, de la pequeña Mari Carmen, ana niña que, contenta y- j alegre, salía del colegio, ilusionada con su cartera, lápices y libros nuevos en un primer día de clase. Con las primeras luces del día efectivos de la Benemérita, de la Cruz Roja y de la Policía Municipal acompañados por numerosos vecinos voluntarios, se reanuda la búsqueda de la menor con apoyo de dos helicópteros y perros adiestrados. José Miguel Pedreiro, joven voluntario de la Cruz Roja halla enterrado en un bosque cercano al cementerio de Villalba, el cadáver semidecapitado de la niña. El descubrimiento es posible por el olor nauseabundo que despedían los restos. Secreto sumarial En una nota hecha pública por el CGPJ, se recuerda que el sumario 1 92 abierto por el asesinato y violación de María del Carmen Rivas López fue declarado secreto en un auto dictado el pasado día 19 por el juez Miguel Ángel Pérez, titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número uno de Villalba (Lugo) Por ello y ante el conocimiento por parte del CGPJ de las informaciones publicadas por los medios de comunicación, la Comisión disciplinaria de este órgano acordó que el servicio de inspección comience diligencias informativas para aclarar posible incumplimiento del deber de si- Un hombre de veintiocho años, abello negro, residente en Lugo, y quien se encuentra en libertad tras haber cumplido las dos terceras partes de su condena por violación de una niña de diez años, es buscado como sospechoso. FERNANDO RUBIO gilo, impuesto por el artículo 396 y concordantes de la Ley Orgánica del Poder Judicial Por su parte, el magistrado hizo público sobre las diez de la mañana de ayer un auto en el que se indica que como consecuencia del secreto sumarial dictado en su momento sobre este caso, y a la vista del punto en que se encuentran las investigaciones, decreta el secreto sumarial absoluto de las diligencias y decide no realizar a partir de este momento declaración pública alguna porque podría comprometer el éxito de las mismas. Incluso, en la mañana de ayer