Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 A B C SUCESOS JUEVES 24- 9- 92 El sospechoso del crimen de Maruchi Madrid. Ricardo Domínguez y Pablo Muñoz España entera se ha echado una vez más las manos a la cabeza tras el asesinato de una criatura, hecho ocurrido en esta ocasión en tierras gallegas. Efectivamente, la muerte de María del Carmen Rivas López parece haber sido la gota que ha colmado el vaso de una serie de sucesos similares que vienen repitiéndose con excesiva frecuencia desde el pasado año. Así, está aún en la meComo ya apuntó ABC hace varios días, las pesquisas parece que se habían orientado desde un principio en función de los datos aportados por aquellas personas que vieron a un hombre en el interior de un Ford Fiesta, y que fue descrito como un joven de una edad comprendida entre los veintisiete y treinta años, de cabello negro y rostro, según dijeron, algo redondeado. Con sólo estas pistas, y evidentemente después de haberse pedido multitud de fichas de individuos sospechosos que estuviesen reseñados por delitos de índole sexual, la investigación parece ser que muy pronto se centro en un sujeto concreto, aunque también desde el principio circuló la hipótesis de que el autor podría ser vecino, si bien ésto parece que no sería otra cosa que una cortina de humo con la intención de centrar a la opinión pública en torno a personajes que nada tendrían que ver con el asunto, para que entre tanto quienes llevan el peso de esas pesquisas pudieran trabajar más tranquilamente en una dirección muy distinta. moría de todos de la violación y muerte de la niña de Huelva y de la pequeña Laura, en Burgos, por citar sólo unos ejemplos. Y en esta ocasión, también como en las anteriores se han producido movimientos de repulsa ciudadana, esperándose que la eficaz labor de quienes llevan el peso de la investigación, en este caso la Guardia Civil, cristalice en una pronta detención del asesino. Ha de señalarse igualmente que desde hace algunas jornadas circuló por los medios informativos de la provincia de Lugo otro nombre, quien también estaría purgando condena en la cárcel provincial por haber forzado a una niña de siete años. Este extremo, como ya señaló este periódico, fue rápidamente desmentido por el director de la prisión de Bonxe, quien afirmó que dicho individuo no había disfrutado de permiso alguno y que en las fechas en que desapareció la pequeña Maruchi se encontraba en el centro penitenciario. Según parece, los investigadores habrían cursado ya con toda urgencia órdenes de busca y captura de José P. R. a todos los puestos de la Guardia Civil y comisarías de España- podría estar buscándosele en León- por lo que se confía que sea puesto a buen recaudo próximamente. Una de las pistas que se supone condujeron a los hombres del equipó de Policía Judicial de la Benemérita hasta el mencionado individuo no sería otra que él ya conocido dato del alquiler de un Ford Fiesta blanco con matrícula orensana o de Oviedo en Lugo por parte de un individuo con antecedentes carcelarios. La niña de nueve años María del Carmen Rivas López, conocida familiarmente como Maruchi, sale del colegio público Manuel Mato Vizoso, de Villalba (Lugo) en donde estudia cuarto curso de EGB. Era su primer día de clase. Los niños que viajan en el autobús escolar, junto a la menor, observan cómo un Ford Fiesta de color blanco rebasa su transporte a gran velocidad en dirección a la parroquia de Goiriz, donde reside la niña con sus padres. La pequeña María del Carmen, tras bajarse en su parada habitual, en unión de otros niños, es acompañada durante un rato por su primo Paquito, de once años, hasta un sendero de tierra situado a unos cien metros de su vivienda. libertad condicional Ahora ha trascendido, según informa desde Lugo Arsenio Coto, que el hombre buscado no sería otro que el que indicaba nuestro periódico el pasado lunes: un ex presidiario que se encuentra en libertad condicional desde el pasado mes de julio tras haber cumplido en la prisión lucense de Bonxe las dos terceras partes de la condena de doce años que le fuese impuesta en su día por una violación, al parecer de una menor de diez años, hecho ocurrido en 1986. La identidad de este inquietante personaje es la de José R. L. de veintiocho años, individuo de una cierta personalidad psicopática muy peligrosa, como así se ha demostrado. Sobre este sujeto, que reside próximo al grupo de viviendas La Paz de Lugo, cerca de un colegio, se sabe que hace años cometió la violación en la calle de Carrero Blanco de la capital lucense. En aquella ocasión, y a diferencia de ésta, no se ensañó con su víctima. Durante su estancia en prisión, le fue concedido el tercer grado penitenciario, aunque no permisos carcelarios. Además realizó diversas Instantes más tarde, dos mujeres y Paquito verán cómo por este camino de tierra sale a gran velocidad el Ford Fiesta. El turismo toma dirección opuesta: Villalba, y su conductor no lo detiene al llegar a una señal de stop Coche de alquiler Dado que los testigos afirmaban haber visto circular a un coche que no respetó un Stop que se dirigía desde Goiriz Villalba, y que podría tener matrícula de Orense o de Oviedo, se pidieron a todas las casas de alquiler de automóviles de diversas provincias, entre ellas las de Galicia y Asturias, las listas de personas que, fechas antes, hubiesen solicitado un coche de dichas características, así como a los ayuntamientos de la zona sobre los turismos censados. La respuesta parece que no tardó en llegar de determinada casa de alquiler, en donde igualmente sé averiguó que un individuo de las características físicas ya descritas era la persona que había alquilado el Ford. En esta historia quedan aún muchísimas preguntas sin respuesta que sólo podrán conocerse en el momento en que el criminal buscado sea detenido y sometido a interrogatorio. Y, entre estas preguntas se encuentra Paralelamente a la secuencia anterior, la madre de Maruchi oye en su casa un ruido que ella identifica como el que hace un maletero de un turismo al cerrarse. Al salir a la calle no encuentra vehículo alguno ni a su hija. Pasadas dos horas desde la salida del colegio, los padres de la niña, alarmados por su tardanza, deciden denunciar la desaparición en el cuartel de la Guardia Civil, comenzando de inmediato los trabajos de búsqueda por los alrededores. actividades en el centro que le valieron la redención de parte de su pena. Sin embargo, los vecinos de este inquietante personaje no dan crédito a la noticia de que podría ser el autor de la violación y muerte de María del Car- men. Uno de ellos, aseguró ayer a ABC que era una persona normal e, incluso, recordó que hace unas semanas había ayudado a sus padres a pintar la fachada de su casa. Pero también reconoce que hace unos diez días que no tiene noticias de él...