Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JUEVES 3- 9- 92 ESPECTÁCULOS Crítica de teatro A B C 89 La escena al día Madrid. Carlos Galindo La gran sultana la obra de Miguel de Cervantes que Adolfo Marsillach ha seleccionado para abrir la presente temporada de la Compañía Nacional de Teatro Clásico en su sede del teatro de la Comedia, verá primeramente la luz este próximo domingo, día 6, en el teatro Lope de Vega de Sevilla, de donde p a s a r á a Madrid el día 22 del presente mes. En el reparto, a las órdenes del propio Marsillach, i n t e r v i e n e n entre otros, Silvia Marsó, Héctor Colomé, Carlos Mendy, Cayetana Silvia Marsó Guillen Cuervo, Miguel de Grandy, Paco Racionero, Manuel Navarro, César Diéguez, José Litante, Arturo Querejeta, Enrique Navarro y Armando Navarro. La escenografía, vestuario e iluminación se deben a Carlos Cytrynowski, mientras la adaptación del texto ha sido realizada por Luis Alberto de Cuenca. La muerte y la doncella Esta comedia del premio Pulitzer Ariel Dorfman, chileno de nacimiento que reside actualmente en Estados Unidos, que está obteniendo un gran éxito en los escenarios de Broadway protagonizada por Glenn Cióse y cuyos derechos tiene para España Salvador Collado, estaba previsto que subiera al escenario del recuperado Maravillas tras el paso de Tirano Banderas con dirección del recientemente desaparecido Manuel Collado. Ahora, La muerte y la doncella queda a la espera de encontrar nuevo director y protagonista para su estreno español, por lo que Salvador Collado busca otro montaje para cubrir las fechas que le queden libres en el Maravillas. Luisillo, al frente de su Teatro de Danza Española, será el que suba al escenario del Auditorio del Centro Cultural de la Villa a continuación de María Rosa, del 16 al 24 del presente mes, dentro de la temporada de baile español que se ofrece todos los años por estas fechas. Luisillo repetirá el mismo programa que ofreció el pasado año, mientras del 25 al 27 entrará en programación Manolete. A toda luz El pasado mes de agosto se estrenó en Gijón, de donde siguió por las ferias de San Sebastián y Bilbao, A toda luz obra de la autora norteamericana Mary Orr que interpretan Lola Herrera, su hija Natalia Dicenta, Francisco Piquer, Ana María Barbany, Pepe Lara y el niño Alvaro Ramos. Esta función, que dirige Ángel García Moreno, estaba prevista que abriera la temporada en el Fígaro, donde sigue triunfando Perdidos en Yonkers de Neil Simón, local al que ha regresado después de su paso triunfal por la Semana Grande de Bilbao, ciudad en la que, según su director, ha recibido el aplauso unánime de la crítica. Por lo tanto, A toda luz tendrá que esperar local para presentarse en Madrid. Rafaela Aparicio. El homenaje que estaba previsto ofrecérsele hoy a la veterana actriz Rafaela Aparicio, que actualmente protagoniza en el Reina Victoria la obra de Rafael Mendizábal Viva el cuponazo ha sido pospuesto al próximo día 10, al haberse adherido a última hora otras instituciones oficiales. Ejemplar versión andaluza de La casa de Bernarda Alba Título: La casa de Bernarda Alba Autor: Federico García Lorca. Música: Manuel Balboa. Escenografía: Simón Suárez. Iluminación: Teo Escamilla. Dirección: Pedro Alvarz- Ossorlo. Producción del Centro Andaluz de Teatro. Intérpretes: María Alfonsa Rosso, María Galiana, Asunción Sánchez, Nanna Sánchez, Magdalena Barbero, Matilde Flores, Consuelo Trujillo, María Jesús Lara, Carmen Troncoso, Isabel de Osea, Lola Botello, Gloria de Jesús y Reyes Ruiz. Teatro María Guerrero del Centro Dramático Nacional. Si parece no ser imagen de hoy, cuidado. Quizá el alma del suceso, sacado de lo real, quizá supervive en lo profundo de la naturaleza de nuestros países, preservados de la evolución. En cualquier caso el logro de este gran grupo andaluz es de altas calidades y, sobre todo, de fidelidades hoy perdidas o violadas por muchos fabricantes de dramaturgias irrespetuosas y con frecuencia necias. No hay protagonismo en este trozo de vida, en este suceso de revista de sucesos, levantado por la voz de García Lorca a la altura de gran pieza dramática. Todas las intérpretes se ajustan disciplinadamente a sus caracteMadrid. S. E. res. Que destaquen Bernarda, Adela, la vieja criada discurridora, sumisa y crítica, es natuEsta noche vuelve a los escenarios madriral. Lo que vale, sin embargo es la música leños, concretamente al del Bellas Artes, la del conjunto. Asomen a la ventana. ¡No miinolvidable comedia de Miguel Mihura Meloren por las rendijas! dice el poeta a estas cotón en Almíbar despés de realizar una mujeres enloquecidas por la imagen del mabreve gira por las ferias del norte. cho, exacerbadas por la despiadada opresión Melocotón en almíbar se remonta a materna. El grupo da exactamente esas pa 1958, año en el que Isabel Garcés la estrena siones. Y todas las demás. Eso hace permaen el Infanta Isabel, como obra escrita y pennente el mensaje dramático de esta pieza tosada expresamente para ella. En ella el autor mada a oído y levantada por la poesía riguvolvía por sus fueros de lector de novelas po- rosa de García Lorca. Un alto logro. Una licíacas y aficionado a este tipo de historias. lección de teatro con una obra maestra que Aquí aborda un fondo de acción de atracadomantiene su potencia magistral res, insertando en la deliciosa anécdota la casi inevitable presencia monjil. Lorenzo LÓPEZ SANCHO En el reparto, a las órdenes de Antonio Díaz Merat, figuran Marta Puig y la veteranísima Aurora Redondo, acompañadas por PARQUETS DE IMPORTACIÓN Avelino Cánovas, Ricardo Arroyo, Alicia León, Oferta lanzamiento. 3.800 pesetas m 2. InstalaPaco Bernal y Antonio Canal. ción incluida El director de la obra y los actores señalan EURANDINA. Tel. 571 93 68. Fax 571 14 31 que Miguel Mihura no pertenece a ningún género dramático, su obra permanece intacta BINGO ANDE ante el paso del tiempo, promete cruzar sin PLAZA MANUEL BECERRA, 12 corrección alguna y tan fresca y dinámica Abierto desde el día 6 de agosto como cualquiera de las actuales. Una vez más, la contemplación de la tragedia lorquina que es La casa de Bernarda Alba ahora en un profundo montaje del Centro Andaluz de Teatro, cuya más cercana referencia comparativa es, para el crítico, el gran trabajo director de Nuria Espert en Londres, Lyriz Theater de Hammersmith, con Glenda Jackson y la señora Plowright, en la sociedad Lady Oliver, me convence de que esta pieza, última del poeta, es su obra más realista; más documental y a la par critica, de la sociedad española de su tiempo, a punto de desembocar en la güera civil y en el asesinato de Viznar. De fotografía documental calificó García Lorca cuando terminaba la escritura de La casa de Bernarda Alba el 19 de junio de 1936 e incluso, según creo, en casa de la condesa de Yebes cinco días después en su primera lectura a la que asistían amigos suyos como Marañón y sus íntimos los Moría. Alguna vez hablé de aquella lectura con la discretísima condesa de Yebes, asidua a las brillantes comidas literarias que Félix convocaba en su restaurante de la calle de San Alberto en el cogollo de Madrid. Documento fotográfico dijo Federico de esta pieza que sería estrenada por su actriz predilecta, Margarita Xirgu, después de su muerte, en Buenos Aires. Para ser rigurosamente exacto, García Lorca debería haberla llamado documento sonoro grabado pues, según curiosos datos no sé si olvidados o casi perdidos, durante el año 1935, ardientes tardes del verano, el poeta espiaba desde la casa de su primo en el pueblecito de Villarrubia que entonces se llamaba todavía, si no me equivoco, Asquerosa a través de un pozo semiseco, las conversaciones de la viuda Frasquita Alba con sus cuatro hijas solteras, a las que, después de la muerte de su marido tenía encerradas a cal y canto. El gallardo mozo Pepe de la Romilla, era la obsesión erótica de las chicas. Todo un mundo de encierro, de claustrofobia, de obsesiones sexuales y de represión maternal, llegaba a los oidos ávidos del poeta. Aunque convirtiera a Frasquita en Bernarda, por consejo de su propia madre, al parecer, y a Pepe de la Romilla en Pepe el Romano, el drama es una dura imagen documental cuyo realismo es exaltado por el vigoroso texto dramático de García Lorca. Álvarez- Ossorio ha dado forma a la pieza con fidelidad a ese realismo profundo. La música acentúa, precede, acompaña, -comenta, los sucesos con fuerza más que teatral cinematográfica. Hay momentos en que la inmediata acción trágica se preludia casi como acción de un filme de miedo. Los escenarios, realmente espléndidos, intencionadamente encerrados en sí mismos, sirven y dan emoción a los caracteres, a sus represiones, a la rebelión de Adela que desencadena el trágico drama y a la terquedad impasible de Bernarda en la que García Lorca encuentra la imagen, la metáfora de una España que si ha desaparecido en las zonas urbanizadas tal vez palpite aún en rincones tan duros y tan obstinados como la tremenda protagonista. Melocotón en almíbar hoy en el Bellas Artes L