Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MARTES 25- 8- 1992 ESPECTÁCULOS ABC Póg. 75 Fallece Manuel Collado, director y punto de partida del último teatro español Puso en escena obras como Equus y Esta noche gran velada Madrid. S. E. El director y productor teatral Manuel Collado Sillero, falleció ayer a consecuencia de una insuficiencia respiratoria producida por un enfisema pulmonar, en su domicilio de Madrid. CoProcedente de una familia vinculada al mundo teatral, estuvo en contacto con los escenarios desde sus primeros años. A los seis años ya pisaba los escenarios en lo que fueron sus primeros pasos como actor. Era entonces el Juanín de Mariquita Pérez en un teatro para niños. A los trece años trabajaba en las promociones teatrales con su padre, Fernando Collado. Tras iniciarse en diversas actividades como actor, representante, ayudante de dirección, a los veintitrés años comenzó su fértil carrera como productor teatral que abarca un largo número de títulos como Rosas rojas para mí de O Cassey- Sastre, Manzanas para Eva de Chejov- Arout- Ruiz Iriarte, La casa de Bernarda Alba de Lorca, El precio y Panorama desde el puente ambas de Arthur Miller, entre otras. liado tenía 48 años de edad y su último trabajo ha sido la puesta en escena de Leticia obra que se encuentra actualmente de gira por España. Sus restos mortales serán incinerados hoy en el cementerio de la Almudena de Madrid. En 1980 estrenó en el teatro Príncipe de Madrid la obra Petra Regalada de Antonio Gala; el 15 de febrero de 1980, con Julia Gutiérrez Caba, alcanzando dos años y medio de representaciones, a la que siguieron La vieja señorita del Paraíso también de Antonio Gala. Vinieron a continuación Caimán de Antonio Buero Vallejo, que fue estrenada en septiembre de 1981 en el teatro Reina Victoria de Madrid, y cuyos principales papeles fueron encomendados a Lola Cardona, Fernando Delgado y Francisco Hernández. Manuel Collado estaba en posesión de prácticamente todos los premios que se conceden en el teatro Español, entre ellos, tres nacionales a la mejor compañía teatral, tres de la crítica por distintas direcciones escénicas, seis medallas de oro de Valladolid, dos años el de los medios de difusión (con las obras El cementerio de los pájaros e Historia de un caballo Veinticinco años a pie de escenario Madrid. S. E. En su prolífica labor teatral como director muchos fueron los autores y las obras dirigidas por Manuel Collado, desde el año 1975. Entre ellas cabe destacar: Equus de Peter Shaffer (1975) Las galas del difunto y La hija del capitán de Valle Inclán, (1975) Historias de un caballo de León Tolstoi (1979) en versión castellana de Enrique Llovet sobre una adaptación de Mark Rozovsky y Yuri Riashentsev. Petra Regalada de Antonio Gala (1980) La vieja señorita del Paraíso también de Antonio Gala (1980) Caimán de Antonio Buero Vallejo (1981) La gaviota de Antón Chejov, en versión de Enrique Llovet (1981) El cementerio de los pájaros de Antonio Gala. Educando a Rita de Willy Russel, en versión de Enrique Llovet. Esta noche gran velada de Fermín Cabal (1983) Buenos de C. P. Taylor. Las amargas lágrimas de Petra Von Kant de R. W. Fass. binder. j La última luna menguante de William Hoffman, en adaptación de Antonio Larreta. La hoja roja de Miguel Delibes. Lutero o la libertad esclava de María Manuela Reina Séneca o el beneficio de la duda de Antonio Gala. Las damas del jueves de LolehBellon, (1988) Hazme de la noche un cuento de Jorge Márquez (1991) Leticia de Peter Shaffer (1992) En su también incansable labor de productor, Manuel Collado puso en escena y llevó a los escenarios de toda España, obras como Rosas rojas para mí de O Casey- Sastre; Manzanas para Eva de Chejov; El precio y Panorama desde el puente de Arthur Miller; Godspell de Tebelak; La dama boba de Lope de Vega; Nacha de noche espectáculo de la argentina Nacha Guevara; Amor dañino o la víctima de sus virtudes de Juan José Alonso Millán; Raíces de Arnold Wesker; La gata sobre el tejado de zinc caliente de Tennesee Williams o Anillos para una dama de Antonio Gala, entre un larguísimo y brillante etcétera. Manuel Collado fue vertida al castellano por Enrique Llovet; obra que protagonizó José María Rodero. Manuel Collado también participó en el Festival Cervantino de Guanajuato (México) representando a España, e hizo una gira por varias provincias españolas. Independiente Colaboró en varios grupos de teatro independiente, como Los Goliardos y el TEÍ (Teatro Español Independiente) En 1975 llevó a los escenarios madrileños el musical Godspell uno de los mayores éxitos de taquilla de aquellos años. No había transcurrido un año, septiembre de 1975, cuando Manuel Collado realizaba su primer trabajo como director, atrevido y valiente para los t i e m p o s que c o r r í a n Equus de Schaffer, que fue estrenada en el Teatro de la Comedia de Madrid, con José Luis López Vázquez, y simultáneamente en gira con otra compañía encabezada por Fernando Guillen. Dirigió después dos obras de Ramón del Valle Inclán, Las galas del difunto y La hija del capitán en el teatro Nacional María Guerrero de Madrid, con un reparto encabezado por María José Goyanes, Ismael Merlo, Encarna Paso y Manuel Galiana. Representó después a España en el Festival de las Naciones de Caracas, e hizo una gira teatral por Venezuela, México, Cuba, Costa Rica y República Dominicana. El 15 de octubre de 1979, en el teatro Maravillas de Madrid, dirigió la obra titulada Historias de un caballo adaptación de un cuento de León Tolstoi por Rozovski y Yuri Riashentsev, que De Equus a Leticia A propósito del estreno, hace unos meses, de Leticia la última obra que puso en escena Manuel Collado, el director y productor escribía para ABC la siguiente antecrítica En otoño de 1975 estrené Equus de Peter Shaffer; ahora, dieciséis años más tarde, vuelvo a tomar contacto con el mismo autor: se trata de rh ¡vigésima dirección de escena y tengo la sensación de que cierro un ciclo de mi carrera, de mi vida Leticia me parece un excelente broche de esta etapa: como la mayoría de las obras de Shaffer dos mundos diferentes se encuentran, se enfrentan y finalmente se comunican Equus La caza real del sol Amadeus En esta ocasión son Lettice y Charlotte, la fantasía y el pragmatismo. Sus antagónicas posturas producen un rechazo inicial y una admiración: ésas que sentimos siempre hacia aquello que no supimos encontrar o que perdimos a lo largo de nuestra vida Era tal mi convicción acerca de que Letticia no era un personaje sino la simbiosis dé dos, Lettice y Charlotte, que pensé que para interpretar bien la obra las dos actrices tendrían que ser conocedoras de las entrañas de ambas. Por eso, les propuse que se alternaran; el final habría de ser el mismo para ambas: Leticia pero no conseguido individualmente sino a través del amor, el dolor y la aceptación antagónica que ya nunca podría ser ajena a cada una de ellas, porque ambas serían las dos y su caminar, a través de ellas, el resultado final. He tenido la felicidad de trabajar con dos grandes amantes del teatro, con dos rinocerontes blancos como diría Shaffer: María Fernanda D Ocón y Amparo Bafó; o bien Ampar Baró y María Fernanda D Ocón, y con mi querido Manolo Andrés que me acompañó en momentos difíciles. Manuel COLLADO