Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 26- 7- 1992 ESPECTÁCULOS ABC Póg. 107 La semana Teatro de Danza Nafsika compañía griega de teatro, emprendió en el teatro romano de Mérida su gira de este año, dentro del XXXVII Festival Internacional de Teatro Clásico, con la representación de La tragedia de Tebas sobre los mitos de Edipo y Antígona. La bailarina cubana Alicia Alonso, dirigió en el Centro Cultural Conde Duque la Gala Iberoamericana de la Danza que reunió a grandes figuras de la danza actual procedentes de Suramérica como Arantxa Argüelies, Ana Botafogo, Julio Bocea o Eleonora Cassanoi, entre otros, junto a los que estuvieron presentes los ballets nacionales de Cuba y de España. Memorias del futuro proyecto en el que colaboran Maurizio Scaparro, Antonio Gala y Ricardo Bofill, presentó en Roma su labor de catalogación de los casi mil teatros antiguos griegos y romanos que existen en la actualidad. La Plaza del Obradoiro de Santiago de Compostela acogió a unas cinco mil personas durante el espectáculo Missa da America negra creado por el músico brasileño Milton Nasci mentó. Los Festivales de Nájera comenzaron con la representación de las Evocaciones HistóricoNajerenses en el Claustro de los Caballeros del Monasterio de Santa María La Real, c u m pliendo este certamen su vigésima cuarta edición. Génesis. El concierto que este grupo británico debía celebrar en el clausurado estadio Vicente Calderón el viernes, tuvo que ser suspendido al igual que ocurriera con el de Guns N Roses, por no encontrarse otro lugar para el mismo en esa fecha. Arletty, Leoni María Julia, el mito femenino más importante de la historia del cine francés, falleció en París a los noventa y cuatro años de edad. Con la ópera Tannhauser empezó el LXXXI Festival wagneriano de Bayreuth en el que, a falta de nuevas versiones operísticas, la novedad más destacada es la presencia por primera vez del tenor Plácido Domingo, que será el protagonista de Parsifal Niñatos filme del realizador húngaro Janos Rosza se llevó el premio a la mejor película de la XXX edición del Festival de Cine de Gijón, el Premio especial del Jurado recayó en La Provincia del holandés Jan Bosdriezc y el galardón al Mejor Director fue para el alemán Klaus Emmench por su trabajo en Pizza Colonia Mediterrania paso adelante de Nacho Duato Espléndida actuación del Ballet Lírico Nacional en La Zarzuela Madrid. Julio Bravo Nacho Duato madura como coreógrafo. Es la principal conclusión a la que se llega tras ver su última creación, Mediterrania estrenada el pasado 10 de julio en Valencia, y que acaba de llegar a La Zarzuela. La vuelta a este teatro del Por tercera vez en esta temporada, el Ballet Lírico Nacional se ha presentado en Madrid. Algo que parecía hace pocos años una absoluta quimera, y que debe ponerse en el haber de su actual director. El fenómeno Duato además, parece empezar a remitir, con lo que tanto él como la compañía- realmente esplendida- salen ganando. El interés de esta nueva presencia del Ballet en la Zarzuela lo acaparaba una coreografía: Mediterrania a la que acompañaban dos bellos trabajos, Jardí tancat de Duato, y Return to the strange land de Kylian. La última creación de Nacho Duato, encargo de la Comunidad valenciana, es sin lugar a dudas su trabajo más ambicioso, empezando por su duración- cerca de cincuenta minutos- Podría pensarse, dada la trayectoria coreográfica de Duato, sus anteriores trabajos y los elementos que han inspirado esta obra- mar, luz, fuego, color- que Mediterrania iba a ser un canto vital inundado de lirismo. Nada más lejos de la realidad. Quienes esperen ver al Nacho Duato de Arenal o Na floresta al suave pintor de Ballet Lírico Nacional ha sido evidentemente satisfactoria. Aparentemente, la compañía ha soltado antiguos lastres y presenta una magnífica salud. Es, al menos, lo que muestra el escenario, el mejor y más fiable de los termómetros. pueblo... Nacho Duato, sin embargo, ha huido de cualquier imagen colorista. Su coreografía navega por espacios oníricos, se zambulle en la mitología y en la mística, escarba en las raices primitivas, se deja mecer por los sonidos oscuros. La obra camina sobre elementos propios de su tierra: la huerta, él arroz, el mar, las palmeras, el azahar, el fuego. Hay numerosas referencias, símbolos constantes que, a buen seguro, habrán sido más evidentes para el público valenciano que para el madrileño. Nacho Duato acuarelas llenas de entusiasmo y vitalidad, al despreocupado tejedor de líneas y formas juveniles, no lo encontrarán. Nacho Duato ya había roto esta imagen en Empty y en Corning together Poco a poco, el valenciano va despegándose de la influencia Kylián para encontrar un lenguaje propio. Mediterrania supone un paso adelante en este camino. Mediterrania es una coreografía de enorme densidad, un trabajo profundo, una firme incisión en las entrañas de una cultura, de una tierra, un mar, un Cuidado envoltorio Es una coreografía oscura, difícil, pero muy bella, que demuestra el grado de madurez alcanzado por el bailarín valenciano. Hay aún vacilaciones, pero cada vez son menos. Nacho Duato, además, ha cuidado el envoltorio y ha puesto en pie un espectáculo de enorme magnitud, con una escenografía brillante- q u e firma él m i s m o- envolvente, por momentos impresionante (como en el tercer movimiento, en el que una columna de arroz cae sobre la escena como la arena de un reloj, insistente y acariciante) El vestuario de los diseñadores Devota y Lomba se encuentra perfectamente encajado en la coreografía, sin excesivos alardes imaginativos, que tampoco tendrían lugar. Las luces, espléndidas, tenebrosas, de Nicolás Fischtel, y la música- muchas veces, únicamente, apuntes sonoros evocadores- de Jerónimo Maesso, Mahmoud Tabrizi, Peter Griggs, Juan Alberto Arteche y Javier Paxariño apoyan a las mil maravillas el espectáculo. Los bailarines son la columna vertebral del espectáculo. Nacho Duato ha moldeado ya a un grupo del ballet y todos hablan su lenguaje sin acento. En Mediterrania destacan especialmente el propio Duato- c o n un bello solo, en el que dos hojas de palma se convierten sucesivamente en alas y cruz- Catherine Allard, Tony Fabre, Ricardo Franco, África Guzmán, Raúl Tino y Mar Baudesson, estos dos últimos dibujando un precioso paso a dos. El éxito fue estruendoso. Nacho Duato sigue encontrando la respuesta entusiasta del público madrileño. Y ahora también parece encontrar su propio camino. Ciclo sobre la generación del 27 y Hollywood, en El Escorial Madrid. S. E. A partir de mañana, y durante tres jornadas, se va a desarrollar en los Cursos de Verano de El Escorial el ciclo La generación del 27 en Hollywood: cine español de los años 30 dedicado a la presencia de los escritores, actores y guionistas españoles de aquella histórica generación en el Hollywood de los años treinta. En el ciclo participarán actores protagonistas de películas dé aquellos años como Lupita Tovar, primera actriz de origen hispano del cine de Hollywood, Imperio Argentina, Elena D Algi, Amparo Rivelles y el escritor Francisco Ayala, que clausurará el ciclo el día 30. Mañana lunes se proyectará la película Angelina o el honor de un brigadier dirigida en 1935 por Miguel de Zarraga y basada en la obra homónima de Enrique Jardiel Poncela. En el coloquio posterior participaran Imperio Argentina, Emilio Sanz de Soto y Alvaro Armero. En la jornada del martes tendrá lugar la proyección de Madame X basada en la comedia de Alexandro Bisso y versión española de Eduardo Ligarte y José López Rubio. En el posterior debate intervendrán Amparo Rivelles, Lupita Tovar, José Crespo, Florentino HernándezGirbal y Fernando Rodríguez Lafuente. Por último, el jueves se ofrecerá el filme Estrellados de Richard Schayer, en versión española de Salvador Alberich, con la intervención en el coloquio de Elena d Algi, Juan P. Heinik y Francisco Ayala. Asimismo, la Universidad Complutense tributará un homenaje al cineasta norteamericano Oliver Stone, a quien le será concedida la Medalla al Mérito Cultural y Artístico de dicho centro docente, dentro de los Cursos de Verano de El Escorial.