Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 26- 7- 92 ABC ABC 91 doce meses que acaDesde que, tras el ban el pasado mayo Resorgimento, Italia fue de 13.500 millones coronó su unidad nade dólares- España, cional, existió con EsPor Juan VELARDE FUERTES en el mismo periodo, paña una lógica emulo tuvo de 34.900 milación económica. A menos que el Gobierno redujese su hin- llones- y en la balanza por cuenta coLeandro Prados de la Escosura debemos, rriente anda como nosotros, con unos veinte como adelantado de otros nuevos investiga- chado sector público, pero una y otra vez, mil millones de dólares de déficit, el 2 por dores, el inicio de importantes clarificacio- al modo de Houdini, la economía italiana, 100 del PIB italiano. nes relacionadas con ese proceso. Tras con un violento esfuerzo, se liberaba Maastricht, debemos prolongarlo hasta La reacción del nuevo Gobierno Amato se Hasta ahora así sucedía, pero este déficit y ahora mismo. ha producido en tres frentes: con un recorte sus consecuencias son capaces de bloquear muy fuerte del gasto público y un paralelo inItalia tuvo en 1991 un PIB por habitante, el acceso de Italia a la unión económica y medido en paridad de poder adquisitivo, de monetaria debido a las condiciones del Tra- cremento de los impuestos; con restricciones 16.369 dólares, un poco menos que Holanda tado de Maastricht. En estos momentos da la en el gasto de la Seguridad Social, sobre y un poco más que Bélgica, Finlandia, Aus- impresión de que el reto es mucho más ar- todo al subir la edad para percibir jubilaciones, cuyo umbral se sitúa en los sesenta y tralia o Gran Bretaña. España sólo dispuso duo aún para los italianos que para los espacinco años; finalmente, con un plan de privatidel 75,4 por 100 del PIB italiano por habi- ñoles. Su inflación sólo está a un punto porzaciones de industrias y Bancos del Estado tante. Además, el 62 por 100 de la población centual por debajo de la nuestra, y con la italiana vivía en 1989 en regiones cuyo PIB lira en la banda estrecha del SME los pro- tanto para aliviar el déficit, como sostenía Guido Carli, como para mejorar la eficacia del por habitante superaba al comunitario medio, ductos italianos pierden competitividad de sistema productivo. No existe límite para el mientras que eso sucedía sólo en el 2 por forma acelerada. Su déficit comercial en los capital privado en las empresas 100 de la española. hoy estatales; sí para los conjunTodo esto ha sido el fruto de tos de las mismas- ENI, ENEL, una viva actividad italiana de IRI, IMI e INA- donde la venta desarrollo. La serie histórica que de activos no podrá pasar del 45 acaba de publicar la OCDE para por 100 de su capital consoliel periodo 1971- 1991 muestra Para un filósofo, un peine cuesta una proposición universal dado. Lo grave es que parece dique en él se pasó, en el total del positiva, un silogismo, un dilema: frulerías. Para un matemáfícil que con esta triple acción PIB, de 100 a 180. España, que tico, un guarismo, un sistema de tres ecuaciones una derivada- cargada además de lastre para en esos años va en el grupo de de segundo grado: enigmas. Para un alto ejecutivo, un peine el vuelo de un político incipiente cabeza de la OCDE en cuanto a cuesta un disgusto con los Bancos, otro con el Comité de emcomo es Amato- se mejoren a velocidad de desarrollo, lo hizo presa, otrfrcon el Consejo de Administración: infartos. Para un fondo las cosas. de 100 a 185. Lo que también banquero cuesta medio punto en la cascada de resultados España debe contemplar sucede es que a lo largo de un 2 por 100 de dotación para insolvencias, un puesto en el esto con un sentimiento doble. esos 20 años el promedio del ranking de Intermoney: depresiones. Para la Asociación de Si consigue entrar, e Italia no, déficit presupuestario italiano ha Consumidores, en fin, un peine cuesta la mitad que otro, el doen la Unión Económica y Mosido del 10 por 100 del PIB ble que un tercero, y todos el 30 por 100 más que los de imnetaria logrará una ventaja anualmente. Este motor del creportación: simples indicadores de competitividad. Sólo si precomparativa considerable tanto cimiento era esencialmente malguntamos cuánto cuesta uun peine a un empresario nos dirá: en términos de inversiones exsano. Cómo resultado, la deuda El modelo standard, de plástico embutido por extrusión, veintitranjeras como de expectativas pública se ha situado hoy en el cinco céntimos de materia prima; treinta de energía eléctrica; p r o d u c t i v a s Pero además 104 por 100 del PIB y la carga dos pesetas de amortización de maquinaria; tres, de publicidad; nuestro programa de converde intereses es capaz de explisiete de intereses bancarios; diez de gastos de personal; y gencia ha de recoger todas las car el déficit: en 1991 supuso el cuarenta pesetas a Hacienda, Seguridad Social y Administraenseñanzas posibles del ita 10,2 por 100 del PIB. ciones Públicas en impuestos de Sociedades, Transmisiones liano, sobre todo en privatizaComo señala un artículo de Patrimoniales, Actos Jurídicos Documentados, IVA, IRPF, Hiciones y Seguridad Social. Si The Economist aparecido el drocarburos, Radicación, IAE (antes licencia especial) y demás no lo hacemos, podríamos, una pasado 18 de julio bajo el título cuotas, exacciones, tasas, licencias y alcabalas (Así que ya vez más, quedarnos atrasados de Houdini encuentra su pasabemos lo aue cuesta un peine y adonde va a parar) respecto al desarrollo de la reja durante años los econoLuis Ignacio PARADA otra península latina. mistas predijeron el desastre, a EL EJEMPLO DE ITALIA PARA ESPAÑA Tirando a dar LO QUE CUESTA UN PEINE Panorama internacional Imprevisible futuro a corto y medio plazo En el ámbito internacional comenzó la se- comparecencia de Alan Greenspan ante el mana bursátil a tono muy negativo que luego Congreso, en ocasión de preceptivo informe iría mejorando un tanto; pero no hasta el semianual sobre las actividades de la Repunto de justificar presunciones de favorable serva Federal. Ante las muchas preguntas de los legisladores, tanto demócratas como regiro en las tendencias dominantes. La subida del resdescuénto que decidiera publicanos, se mostró Greenspan poco explíel Bundesbank germano ha tenido prolon- cito, pero dejando entrever su poca o nula gado impacto depresivo en el campo de los disposición a patrocinar, en plazo cercano, valores industriales y de servicios a renta va- suplementarios recortes en los ya bajos tipos riable, cuando algunos Bancos centrales eu- de interés domésticos USA. Con frase muy gráfica, recalcó Greenspan ropeos iban poniendo sus tipos básicos a tono con el alemán, presumiéndose que tam- que su actitud crediticio- monetaria no es rebién acabarán por hacero aquellos que toda- flejo de preconcebidas convicciones restrictivas, puesto que según sus palabras han vía no procedieron a ello. Por lo que hace al esquema crediticio de sido veintitrés, en el correr de tres años, las los Estados Unidos, la iniciativa del Bundes- veces en que la Reserva Federal forzó una bank significa un obstáculo muy difícil de su- reducción de los tipos; por lo que nada tenperar en la vía de recortar adicionalmente los dría de particular hacerlo una vez más, pero tipos de interés impuesta por los problemas a condición- siempre según Greenspan- de de la economía USA y que por motivos de ín- que se vieran eliminadas las expectativas indole política reclaman George Bush y su en- flacionarias Así las cosas, no parece muy dispuesto el torno administrativo. A tal respecto, era esperada con interés la actual jefe del FED a seguir el juego político de George Bush, promoviendo populistas facilidades crediticias, con el riesgo de quedar inscrito en los anales de la Reserva Federal como causante de una inflación que se sabría cómo empezó pero no la forma en que pudieran terminar. Las ideas monetarias de Greenspan parecen puestas en razón, dado que las recientes claudicaciones del dólar hacen pensar que no esté el billete verde por muchas ampliaciones del diferencial entre sus tipos y los de las otras monedas. Sobre todo, si los tipos europeos mantienen su orientación ascendente. El hecho es que la tendencia bajista del dólar se vio en estos últimos días frenada por la escasa disposición a recortar los tipos mostrada por Alan Greenspan en el Congreso. Por lo demás, el esquema monetario, y en consecuencia el bursátil, podría verse sustancialmente modificado la semana próxima, si los hechos confirmaran ciertas noticias que ayer sábado llegaban de Tokio. Jaime JEREZ