Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 A B C BARCELONA 92 La historia: de Atenas a la Ciudad Condal DOMINGO 26- 7- 92 Amsterdam 1928: La llama olímpica se hizo viajera La reina Guillermina y la Iglesia holandesa, contrarios al acontecimiento deportivo Los Juegos Olímpicos de Amsterdam, celebrados entre el 17 de mayo y el 12 de agosto de 1928, constituyeron un nuevo éxito. Por primera vez, la llama olímpica viajó desde Olimpia a la ciudad organizadora y los españoles consiguieron una medalla de oro. Sin embargo, una nota ensombreció la brillantez de las pruebas: la acSe trataba de la reincorporación de los alemanes a las competiciones olímpicas y la participación de mujeres en la modalidad de atletismo en 100, 800, 4 x 100, lanzamiento de disco y salto de altura. Esta última innovación no fue bien vista por la mayor parte de los organizadores, que consideraban algunas de las pruebas atléticas demasiado duras para ser practicadas por las féminas. La ceremonia de apertura, celebrada el sábado 28 de julio, no contó con la presencia de la reina Guillermina, que consideraba a los Juegos una muestra de paganismo y de la victoria aliada en la I Guerra Mundial. Por ello, fue el príncipe consorte el encargado de presidir la inauguración. Tampoco participaron en el acto los atletas franceses quienes, El equipo de hípica obtuvo la primera medalla de oro para España titud mantenida por la reina Guillermina y la Iglesia holandesa en contra de los Juegos. Tras una devastadora guerra europea, con los ánimos calmados, dos importantes novedades caracterizaron estos Juegos que fueron aprovechados por el barón de Coubertin para dirigir a los asistentes su mensaje de despedida. Williams, que se alzó con el triunfo en 100 y 200 metros lisos. Las pruebas atléticas femeninas estuvieron dominadas por la controversia y el desacuerdo de algunos organizadores, quienes consideraban que varias de las modalidades eran demasiado duras para ser practicadas por mujeres. Así sucedió, por ejemplo en la final de los 800 metros lisos, donde se proclamó vencedora la alemana Lina RadkeBatschauer, mientras el resto de las deportistas, debido al gran esfuerzo realizado, llegaron tambaleándose a la meta. La vencedora de ios primeros 100 lisos femeninos disputados en unos Juegos Olímpicos fue Elizabeth Robinson, con un tiempo de 12 segundos y 2 décimas. por habérseles prohibido la entrada al estadio el día anterior, se negaron a desfilar. Sin embargo, la llama olímpica, encendida en esta edición por los rayos del sol y transportada desde la ciudad de Olimpia a través de Grecia, Austria, Alemania y Holanda, brilló en la ceremonia inaugural. Primer oro para España El deporte español consiguió en Amsterdam su primera medalla de oro olímpica en el Gran Premio de las Naciones de Hípica. Los jinetes vencedores en esta prueba fueron los capitanes de caballería José Alvarez de las Asturias- que montaba al caballo Zalamero José Navarro Morenés- con Zapatero y Julio García Fernández- a lomos de Revistada Las medallas fueron entregadas personalmente por la reina Guillermina, que sí estuvo presente en la ceremonia de clausura. Uno de los aspectos más destacados de las competiciones atléticas fue la pérdida de la tradicional superioridad de los atletas estadounidenses, que sólo consiguieron vencer en tres pruebas (4 x 100, 4 x 400 y 400 metros) Sin embargo, destacaron deportistas de la talla de los finlandeses Paavo Nurmi- ganador de la carrera de 10.000- Harh Larva- que venció en 1.500- Willie Ritola- medalla de oro en 5.000- y del canadiense Percy Jack Beresford Nació en Londres el 1 de enero de 1899. Beresford fue un gran ganador de medallas y un caso histórico de longevidad deportiva. Empezó a practicar de niño la especialidad de remo y continuó con ella al ingresar en la Universidad. A los 21 años acudió a los Juegos de Amberes- 1920 y consiguió la medalla de plata en scull. En París- 1924 se alzó con el oro en la misma modalidad. Durante los Juegos Olímpicos de Amsterdam- 1928 fue galardonado con una medalla de plata en el ocho con timonel y en Los Angeles- 1932, el equipo formado por Beresford, Badcock, Edwards y George obtuvo la victoria en el cuatro sin timonel. A los 37 años participó en los Juegos de Berlín- 1936 y culminó su excelente palmares con la medalla de oro en la categoría de doble scull. Siguió practicando el remo hasta poco antes de su muerte, el 3 de diciembre de 1977. Vilho Ritola Nació en Helsinki el 18 de enero de 1896. En su vida de atleta olímpico mantuvo una gran rivalidad con un compatriota: Paavo Nurmi, cuya trayectoria deportiva fue más larga que la suya. La carrera como atleta de Ritola empezó en los Juegos de París- 1924, donde se logró la medalla de oro en los 3.000 metros obstáculos, con un magnífico tiempo de 9 33 6, que le supuso un nuevo record olímpico. En los 5.000 metros, su eterno rival, Paavo Nurmi, le arrebató la medalla de oro aventajándole en dos décimas de segundo. En los 10.000 metros, con un tiempo de 30 23 3, consiguió imponerse y de ese modo ratificar su record mundial establecido el 6 de julio de 1924 en París. Tras estos Juegos, Ritola se estableció en los Estados Unidos, pero regresó para poder representar a su país natal en los de Amsterdam- 1928. En Holanda se intercambiaron las anteriores posiciones y Ritola triunfó en los 5.000 con una marca de 14 38 0, por delante de Nurmi, quien, con un tiempo de 14 40 0, se adjudicó el segundo puesto. En los 10 kilómetros fue Paavo Nurmi quien entró el primero y batió el record olímpico. Ritola debió conformarse con el segundo lugar y la medalla de plata. Murió en Helsinki el 20 de abril de 1982. Elizabeth Robinson Nacida en los Estados Unidos, Elizabeth Robinson fue descubierta para el atletismo por un profesor de su escuela, que la vio correr a gran velocidad tratando de alcanzar un tren en marcha. Participó en los Juegos de Amsterdam y fue la primera mujer en la historia olímpica que venció en los 100 metros lisos. Con un tiempo de 12 2, que le supuso un nuevo record mundial, consiguió imponerse, en la misma línea de meta, a las canadienses Fanny Rosenfeld y Ethel Smith. En 1931 sufrió un accidente de aviación y los médicos le diagnosticaron que nunca volvería a andar. A fuerza de voluntad, sacrificio y constancia en su rehabilitación, Elizabeth Robinson consiguió, no sólo caminar, sino volver a competir en la cita de Berlín- 1936, donde obtuvo una nueva medalla de oro en relevos 4 x 100. Lucien Gaudín El tirador francés Lucien Gaudin nació el 27 de noviembre de 1886. Debutó a los 38 años, en su especialidad de esgrima, en los Juegos Olímpicos de París- 1924, donde logró medallas de oro en espada individual y florete por equipos. En esta última prueba, Gaudin permaneció invicto en 22 encuentros, con 110 tocados a favor y 21 en contra. En los juegos de Amsterdam, gracias a su buena técnica, adquirida en París, obtuvo la medalla de oro en espada individual y en florete individual, y la de plata en florete por equipos. Después de estos juegos se retiró de la alta competición, pero continuó participando en los Campeonatos de Francia. Lucien Gaudin ostentaba la categoría de extraordinario maestro de armas amateur. Murió en Francia, el 23 de septiembre, a los 48 años de edad.