Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 A B C NACIONAL DOMINGO 26- 7- 92 C UANDO el Gobierno orquestó la captura y cierre del diario El Independiente utilizando a la ONCE como instrumento financiero y como bastón ejecutor, el presidente Felipe González se personó con interés en el asunto que con tanta diligencia y sigilo coordinaban Alfonso Guerra, a la sazón vicepresidente del Gobierno, Txiqui Benegas y el ahora medio desaparecido Miguel Duran, quien gracias a ésta y otras operaciones poco confesables y compartidas con el PSOE consiguió, en esas mismas fechas del crimen la liberalización de las inversiones de la ONCE e incluso una audiencia personal del propio presidente González. Lo cierto fue que la operación se cerró con éxito para ios propósitos de liquidación del diario, aunque al aparato guerrista le hubiera gustado reconducirla en su favor, aduciendo que los tecnócratas del régimen ya disfrutaban del diario El País y que tampoco les había funcionado la operación del diario El Sol por las intrigas habidas en el nacimiento de Tele 5 y el fracaso profesional de este insípido rotativo. Al final se optó por la ejecución del periódico, dado que las peleas internas de los conspiradores descubrieron la operación y resultaba difícil, en esas condiciones, cambiar la línea editorial o promocionar un diario contrario al régimen presidencial. DESDE LA TRINCHERA DE PAPEL En todo caso, este cierre, mucho más grave que el del diario Madrid por la dictadura, le satisfizo al presidente González, quien, días después de la caza, se permitió decir en una reunión celebrada en la Moncloa que hubo que meter a la ONCE en la operación porque El Independiente podía encontrar el dinero que necesitaba para subsistir Un lenguaje más propio de un caco fuera de la Ley que del presidente de una nación, que debería velar, pecisamente, por la defensa de la libertad. Su comentario recuerda ciertos párrafos de la novela negra cuando un cómplice le dice al jefe: No hacía falta hundirlo, jefe, si se estaba ahogando y no sabía nadar. Y el jefe responde: Mejor hundirlo, no vaya a ser que con el pataleo aprenda a nadar. La captura de este diario por el poder, con la complicidad de muchos y el silencio en el parlamento de la oposición, fue la primera pieza significativa de la perversión del régimen felipista contra la libertad de expresión. Los primeros pasos se dieron con el reparto de fondos, públicos y reservados, a los medios más adictos al poder, con el mismo baremo y diligencia con los que se distribuía la publicidad estatal e incluso la información oficial. Aunque el cobro de piezas de editores y periodistas no tardó en llegar. Eugenio Fontán en la Ser, José Luis Balbín en La Clave y Pedro J. Ramírez en Diario 16 por la investigación de la trama de los Gal. Su grandeur personal Era normal, para un jefe de Gobierno que había visto crecer muy de cerca a los GAL, jugar al Pím, Pam, Pum con informadores y editores como un pecado venial o un acto de menor cuantía. Si no el tembló el pulso a González cuando quiso eliminar a Nicolás Redondo de la UGT, en la víspera del 14- D, ni cuando expulsó del Gobierno, con el sambenito de corrupto, a su amigo de treinta años Alfonso Guerra, o cuando persiguió hasta Estocolmo a Camilo José Cela por haber cometido el delito de haber ganado, para él y para España, el premio Nobil de Li- Así creo yo que se ha orquestado la caza de Antena 3, en la que Javier Godo ha desempeñado el papel de tonto útil de todos los conspiradores y el Gobierno como el que más, traicionando, eso sí, el editor a los accionistas, gestores, periodistas y a Por Pablo SEBASTIAN la audiencia. A Godo, según Moncloa, se le había escapado el teratura, ¡qué no iba a hacer nuestro presi- grupo audiovisual de las manos- se lo dimos para que lo gestionara Juan Tapia, pero dente contra la Prensa crítica! no Martín Ferrand dicen en Presidencia- Hizo todo lo que pudo, desarrollando al máximo ese instinto homicida que no consi- y algún día se sabrá hasta dónde llegó la guen ver en sus entrevistas, los privilegiados coincidencia de los nuevos fácticos por mucho que aparezcan en ella visitantes de la Moncloa del diasignos de contradicción. rio gubernamental. Sobre todo porque a González más que No parece creíble el supuesto nada, incluso más que el poder, malestar del Gobierno por la prisiempre le interesó su imagen mera entrada de Mario Conde personal. Su pequeña granen el grupo de Godo y por la deur y su complejo injustificado posterior compra de la televisión. de estadista internacional que Y mucho menos por la llegada ahora, diez años después de su de Antonio Asensio, aunque en mandato, se deshace como el su día lo marginaran del reparto hilo al sol. De aquellos eslogan de televisión- No podíamos teque adornaron su presidencianer dos canales llenos de malismo y entronización apenas machichos me dice un ex miqueda nada: el cambio sunistro que participó en la decipuestamente social, acabó en la s i ó n- Y qué decir de Jesús huelga general; el para que EsPolanco, el gran beneficiario y paña funcione se transformó en agradecido benefactor del régiel fracaso de los servicios del men. Sólo hubo un reparto (del Estado, correos, teléfonos, carreque ha quedado fuera Godo) en teras, sanidad, tráfico, etcétera; los papeles de cada uno en esta los cien años de honradez estallaron en un comedia contra la libertad de expresión, de la saco inagotable de corrupción que pringó al. Gobierno (en Renfe y Juan Guerra) al PSOE misma manera que se han repartido las (en Filesa, Ceres, Ocisa, Iberia, AVE, Time áreas de control. Export) a centenares de Ayuntamientos y va. En la televisión, Mario Conde ha hecho de rias comunidades autónomas e incluso al financiero y Antonio Asensio de gestor, y en Banco de España, con el caso Ibercorp; y la radio, Jesús Polanco de todo con un nítido qué decir de Europa y la modernidad, a la aquí mando yo Y a la vista están los resulvista del naufragio del Maastricht y de la tados: todos los entrevistadores del presiquiebra económica del Estado que nos trae la dente- los hombres del presidente que se recesión. diría en el Watergate- ya están en Antena 3 TV, mientras comienzan a abandonar Y por si algo le faltara, en el destape del la radio los primeros informadores críticos de fantasmón gradielocuente, por no decir lola cadena, a la espera de que entre en cuaz y malintencionado, su propio partido, al que alejó de la UGT, lo ha roto en dos. Y en tromba el gran señor la segunda mitad, la que lidera Alfonso GueDe momento, el golpe de mano le dará un rra, le esperan para tomarle la revancha y rerespiro al desvaído presidente y un nada deslevo en el pder ahora que se tambalea, arradeñable apoyo para la campaña electoral que sándolo todo el magnífico González. De se avecina. Pero los que hoy han acudido a ahí que los últimos movimientos del autócrata socorrerle en Antena 3, desde la Banca, el sean más bruscos y agresivos porque en PSOE, el diario gubernamental y otras esfeellos se juega, no sólo el poder, sino su patriras del poder, a lo mejor pronto los veremos monio histórico personal. Por ello hay resentados en otra mesa debatiendo el entierro corte de libertades- ley Corcuera, delito de político del presidente y convirtiéndolo todo difamación- por eso hay nuevas presiones en cuestión de Estado y en estabilidad naciosobre el poder judicial- nombramientos de nal. Es decir, quienes en ámbitos de poder, adictos en la Fiscalía, Constitucional, Cuenfinancieros y de comunicación han sido los tas, Consejo- por esto se refuerza el control grandes beneficiarios del régimen que se exdel Parlamento- más consensos para la ecotingue dando patadas a la libertad de exprenomía, terrorismo, Europa, reforma de la sión, pronto estarán vestidos de salvadores Constitución- y por todo ya se habla de de la patria, reponsables y moderados conpactos de Gobierno PSOE- CiU, o incluso de ductores de la segunda transición, o de protala gran coalición PSOE- PP, de la que ya gonistas ellos mismos del sistema de poder dijo algo Manuel Fraga. que nos ha conducido a esta situación. Lamentablemente, la pregunta no es cómo se La caza de Antena 3 recupera la democracia, sino cómo se reconduce y en qué manos el poder. Y sobre todo, y también por todo ello, había que controlar por completo los medios auEl cierre de El Independiente fue en su diovisuales de comunicación para que la opidía un cortafuegos y una operación a corto nión pública no viera ni oyera, por la mágica plazo, coyuntural. La caza de Antena 3, por pantalla de la tercera cadena y por el eco inel contrario y aunque tiene la justificada incontrolable de la primera emisora de radio, el mediatez de las elecciones, es una operación derrumbe y el fraude de un sistema de poder. de mayor calado, en la que se están tomando De una situación que los nuevos tácticos posiciones para el día después mientras quieren controlar, incluso al margen de un en la democracia apenas quedan un par de sonado o deprimido presidente, ante su fracaso político y personal. trincheras de papel. En este país