Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID, DOMINGO 26 DE JULIO DE 1992 NUMERO 28.030 CON BLANCO Y NEGRO 200 PESETAS R EDAC CIoJ N Y TALLE RES AV. DE AMERICA, 124 2 8 02 7- M A: D R I D DOSCIENTAS PESETAS Los Reyes inauguraron, en medio de una cerrada ovación, la XXV Olimpiada de la era moderna La ceremonia, que resultó brillante y espectacular, fue un éxito de organización Treinta y dos jefes de Estado o de Gobierno asistieron al acto en el estadio olímpico El público, puesto en pie, recibió con un clamoroso aplauso a la delegación española, encabezada por el Príncipe de Asturias Barcelona Setenta mil personas en el estadio olímpico de Montjuic y 3.500 millones de espectadores en todo el mundo, presenciaron ayer en Barcelona la emotiva inauguración de los Juegos Olímpicos. Los Reyes de España presidieron el acto y fueron aclamados por los barceloneses al son del himno nacional. La ceremonia, que duró más de tres horas, fue brillante y alcanzó sus momentos culminantes cuando desfiló el equipo español, con el Príncipe de Asturias como abanderado de honor, y en el instante en que el arquero Antonio Rebollo encendió con su flecha el pebetero. Llegó el momento del desfile de los 172 equipos participantes, con toda la policromía de uniformes mezclándose ordenadamente en el centro del estadio, con Grecia como primer país en entrar en el recinto y España cerrando el amplio abanico de participantes, con el Príncipe de Asturias a la cabeza del equipo anfitriónPoco después, la entrada de la bandera olímpica para ser izada en el mástil. Y a renglón seguido, los discursos oficiales. Primero de Pasqual Maragall, en catalán, inglés, francés y castellano; luego, de Juan Antonio Samaranch, como presidente del Comité Olímpico Internacional, también en cuatro lenguas, quien tuvo el honor de ceder al Rey Don Juan Carlos las palabras que servían para declarar oficialmente inaugurados los Juegos de Barcelona. Una ovación espectacular cerró este capítulo para dar paso al momento emocionante de la llegada de la antorcha. (Más información en páginas de Barcelona 92) A las ocho en punto comenzó la ceremonia con el estadio Olímpico repleto. El recibimiento a los Reyes fue tan cálido y emocionante como luego resultó todo el acto inaugural. Montserrat Caballé y José Carreras- una aragonesa emigrada a Barcelona y un catalán, inmejorable representación de lo que es la Ciudad Condal- dieron paso a la escenificación de la ceremonia cantando la sardana Benvinguts (Bienvenidos) El estreno fue una definición del espectáculo: emocionante, cálido, original, extraño por esa singularidad, y representativo de Cataluña y España. Un Hola gigante, una palabra comprendida en todo el mundo, formada por 610 figurantes conjuntados en el centro del estadio, fue el símbolo con el que Barcelona saludó al mundo. Todos los presentes en el estadio respondieron con gestos de asombro y aprobación, con sonrisas y fraternidad. En el palco de ho- acompañados por Juan Antonio Samaranch, nor se encontraban los Reyes de España, Felipe González, Jordi Pujol y Pasqual Maragall y de sus respectivas esposas. En otro inferior se encontraban el presidente de Francia, Francóis Mitterand; el presidente de Cuba, Fidel Castro; el canciller alemán, Helmut Kohl; el presidente de Argentina, Carlos Menem; y jefes de Estado y Gobierno de algunos de los países que estuvieron en la Conferencia Iberoamericana, como los presidentes de Guatemala, El Salvador, Costa Barcelona Rica, Bolivia, Brasil, Chile y Ecuador, Unos tres mil quinientos millones de En otro palco, inmediatamente inferior, eran personas pudieron seguir ayer, a tratestigos el presidente del. Senado italiano; el vés de la televisión, la ceremonia de arzobispo de Seo de Urgell y Copríncipe de inauguración de los Juegos. Andorra; los presidentes de Uruguay, PaSu Santidad el Papa Juan Pablo II namá, Honduras, Paraguay y Nicaragua; el envió ayer un cordial saludo a los orRey de Malasia; el presidente del Parlamento ganizadores y a todos los participanEuropeo; y los duques de Luxemburgo. En tes, así como a los amantísinrfos hijos otro, más cercano a la pista, las Infantas de la Ciudad Condal Juan Pablo II Elena y Cristina; el jeque de Qatar; el Príninvitó a los deportistas a que hagan cipe Felipe de Bélgica; el presidente de Eslorealidad el ideal olímpico de alcanzar venia; el Príncipe heredero de Japón; el Prín nuevas metas de entendimiento y cipe de Thailandia y el presidente de la Comicooperación solidaria entre los puesión Europea. Y en palcos próximos, el resto blos de personajes ilustres hasta completar la cifra Durante las más de tres horas que de treinta y dos Jefes de Estado o de Goduró el acto, siete mil actores participabierno. ron en los múltiples y coloristas númeDespués de varios detalles coloristas sobre ros coreográficos. el patrimonio cultural de nuestro país, despleEl atrezzo constaba de 4.870 piezas gados con sencillez y brevedad, las mejores prefabricadas, 112 artefactos gigantes voces clásicas de España cantaron al mundo: hinchables, 21.000 metros cuadrados Plácido Domingo, Alfredo Kraus, Montserrat de tela y 15 de malla, 5.031 piezas de Caballé, Teresa Berganza, José Carreras, vestir y 10.062 pares de zapatos. Jaume Aragall y Joan Pons. Un lujo que sólo España puede ofrecer. 3.500 millones de personas siguieron la ceremonia por TV Un acontecimiento histórico que bate todas las marcas Barcelona Estos Juegos pasarán a la historia por la gran cantidad de marcas que se han batido antes de que comience la competición. Participan 183 países, con un total de 14.927 atletas. Las modalidades deportivas serán 29. Se han acreditado 113.402 personas, de las que 11.000 son periodistas, y 150 cadenas de televisión retransmitirán 2.500 horas en directo. El comedor de la villa olímpica tiene 9.000 metros cuadrados y una capacidad para 4.500 personas. Funciona las veinticuatro horas del día, por lo que se servirán más de dos millones de comidas. Para ello, se utilizarán 162 toneladas de carne, 160 de aves, 160 de patatas, 16 de arroz, 52 de pasta, 65 de pescado y marisco y 8 de cereales. También se consumirán 650.000 docenas de huevos, 3.000 toneladas de aceite, 325.000 litros de leche y 710.000 kilos de fruta.