Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Entrevista que uno puede recordar son gentes de una intachable probidad. ¿Qué opina de la presunción de culpabilidad y deshonestidad que pesa sobre todos los cargos públicos en España? -E n primer lugar yo no sé si pesa tanto, porque me imagino que si fuera así se producirían grandes cambios en las orientaciones políticas y en las intenciones de voto, mientras que aquí ha habido una gran estabilidad en ese sentido. En cualquier caso, sí es verdad que hay acusaciones constantes en ciertos medios de información sobre una corrupción generalizada y creo que esto es totalmente falso. Corrupción en el sentido de enriquecimientos personales yo, en la vida política española, en figuras de relieve, no conozco ningún caso y creo que es profundamente injusta esa imagen que estamos creando, que puede terminar afectando al propio funcionamiento de la democracia. círculo más estrecho de amigos se hayan aprovechado de usted, de su nombre o de su información. -Desde luego de mi familia, no, porque para aprovecharse hace falta tener posibilidades, medios y o información que no tenga el público. Y luego hay una prueba que no falla, que consiste en ver quién sale beneficiado o perjudicado; porque si una persona que puede enriquecerse lo que hace es perder dinero... ¿Usted tampoco ha aprovechado su cargo para enriquecerse? -Como no me he enriquecido, es obvio que no. Mis activos son bien limitados y está claro que si hubiera pretendido enriquecerme lo habría conseguido. Como dijo el presidente hace unos días, yo sería imbécil si me hubiese implicado en las acusaciones que se me hacen sin obtener los resultados. Jamás he revelado secreto profesional alguno ni sobre Banesto ni sobre ningún otro Banco Ibercorp Información y difamación ¿Es partidario de introducir en el Código Penal el delito de difamación? -Yo no entro en cómo se debe instrumentar jurídicamente el problema, pero lo que sí digo es que cuando un señor dice una cosa o lanza una acusación en un periódico, lo tenga que probar; y si no puede probarlo, reciba una fuerte sanción. Y que nadie me diga que esto va contra la libertad de información o la democracia, porque eso es lo que ocurre en Inglaterra y no creo que nadie ponga en duda su sistema democrático. Me parece muy importante que las personas que tienen una relevancia pública tengan los mismos medios para defender su dignidad y su honor que en Gran Bretaña, Estados Unidos o cualquier país avanzado; porque la democracia no consiste en que cada uno pueda hacer lo que quiera; la democracia tiene que funcionar con unas normas muy estrictas para no convertirse en el caos. Defender, basándose en la libertad de opinión, la libertad para calumniar, me parece muy grave para la libertad. ¿Qué opina de la entrada de banqueros y otros financieros en los medios de comunicación? -M e parece importante que haya una Prensa y unos medios de comunicación que de ninguna manera estén sometidos a los intereses económicos de los propietarios. Me parece esencial para tener unos medios de comunicación serios y objetivos. ¿Si pudiera volver atrás en el tiempo y cambiar alguna de sus actuaciones, cambiaría algo? -Por supuesto, pero nada sustancial. -Aunque no voy a preguntarle de nuevo por cuestiones a las que ya ha contestado, sí quisiera que me dijera si considera posible que miembros de su familia o de su 18 A B C En España, todas las grandes figuras políticas que uno puede recordar son de una probidad intachable El poder sólo corrompe a las personas corrompibles; otra cosa es que el poder absoluto corrompa en el terreno político, pero no en el personal ¿Tampoco se considera responsable político de lo que ha ocurrido con Ibercorp? -N o Yo no me considero responsable político de lo que ha ocurrido con Ibercorp. En la gestión de Ibercorp ha habido errores graves y ha habido otras circunstancias de todos conocidas, que han hecho que la institución terminara en lo que ha terminado. Pero no ha habido nada que el Banco de España pudiera haber hecho previamente y que no haya hecho por intervención mía, que es lo que sería mi responsabilidad. Ya he dicho más de una vez que, precisamente por la relación personal que me unía a Ibercorp, todas las decisiones relacionadas con ese asunto se tomaron con mi conocimiento, porque era gobernador del Banco de España, pero con plena libertad de la inspección para actuar. -Una de las cosas que se le ha reprochado es no haber sido tan riguroso con el secreto profesional al referirse a los problemas de Banesto como al tratar de los de Ibercorp ante el Congreso... -Eso es falso. Lo que yo dije en su día, a preguntas de un periodista, es que había unas luchas permanentes dentro del Consejo de Administración de Banesto y que eso era malo para el Banco. Pero no es que lo dijera yo; eso estaba en las páginas de todos los periódicos. Jamás he revelado secreto profesional alguno ni sobre Banesto ni sobre ningún otro Banco. ¿No se hubiera reducido mucho el eco del escándalo Ibercorp y su desgaste personal y profesional, si el presidente del Gobierno hubiera aceptado su dimisión la primera vez que la presentó? -No. Creo que siempre hubiera q jedado la duda de que si presentiba la dimisión y me la aceptaban, ería por algo... Es evidente que la d misión la presenté; pero el hecho Ja que no me la aceptaran deDOMINGO 26- 7- 92 Defender, basándose en la libertad de opinión, la libertad para calumniar, me parece muy grave para la libertad