Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 A B C VIERNES 1- 5- 1992 El ojo ajeno De estreno Leticiamanía O, no es una enfermedad que haya salido nuevamente. Es algo así como una locura de amor hacia Leticia sí love- amor. Su título original Lettice and Lovage juega- c on esa palabra que encierra la parte más digna del ser love Leticia es una conquista social; es un reconocimiento de sus errores justificados por sus ilusiones; es un respeto por la historia; es un canto de comunicación en el que se dan la mano dos corazones desilusionados. Así es como se expresa Curro. Después de verle desde el escenario durante cuatro días seguidos en el patio dé butacas, lo abordo en el intermedio: ¿Por- íji ¡é has visto Leticia cuatro veces en cuatro días seguidos... Tengo Leticiamanía Curro es sevillano, vino a Madrid como tantas otras veces a ver teatro. Me confiesa que es un actor frustrado que a sus cincuenta y seis años ya no sólo es una afición sino que lo necesita para vivir: Cuando encuentro una obra como Leticia no sólo me contento con verla una vez sino que incremento mi dosis para poder disfrutar de esos momentos de recuerdos, pasión, nor, humor, desesperación, felicidad... Alabo el genio de Manuel Collado con ese invento de cambiarse los papeles cada semana María Fernanda D Ocón y Amparo Baró. Están soberbias; observo cómo cada una dentro del mismo rol ha tamizado el N personaje, a través de su personalidad y eso da un enriquecimiento continuo a la obra... Curro estuvo sentado durante los cuatro días siempre en la segunda fila. Me dice que no quería perderse ni un pestañeo, ni una mirada; quería estar dentro de ese despacho de la Srta. Schóen o en el sótano de la Srta. Douffet, donde pasa la vida de los personajes. Me cuenta la de cosas que se le ocurren, o puede ver a través de Baró y D Ocón; incluso me confiesa que con los años en su madurez se ha dado cuenta que las ilusiones las ha ido perdiendo irremediablemente y por ello le hubiese gustado encontrar un personaje como Schóen en su vida que le hubiera dicho en muchos momentos: Lucha, ataca, ¡hazlo! Yo venía observando la cantidad de personas que iban repitiendo la obra, pero quizás en mi memoria quedaban sólo aquellas que de alguna forma estaban vinculadas al espectáculo, bien, porque me los encontraba entre camerinos saludando a los compañeros de profesión o bien porque eran famosos por algo. Lo que no era tan común era este personaje tan carismático como real, por ello, no dudé en acercarme a él y salir de mi curiosidad. ¡Ojala haya muchos Curros con ese síndrome de teatromanía! Alberto MERELLES Actor La Fura deis Baus llega a Madrid con Noun Una escena del nuevo montaje de La Fura deis Baus Amparo Baró, María Fernanda D Ocón y Manolo Andrés Carlos Galindo Noun es el cuarto espectáculo realizado por La Fura deis Baus y se estrenó en octubre de 1990 en la ciudad francesa de Nantes y desde entonces ha sido presentado en varias ciudades europeas (París, Lisboa, Anvers, Barcelona, Recklinhausen- Alemania, Den Bosch- -Holanda- y hace unos días en el marco de la Expo de Sevilla. Ahora, Noun llega a Madrid, dentro de la programación de los San Isidros del Ayuntamiento madrileño, coproductor del espectáculo. Y estará en cartel desde el próximo miércoles, día 6, hasta el 24, en el Centro Cultural Conde Duque. En Noun se señala que el hombre y la máquina no tienen por qué estar necesariamente en oposición. Al contrario, la máquina, como el agua para los antiguos egipcios, está aquí para quedarse y evolucionar con nosotros. Todo depende de cómo se establezca esta relación, de quién y cómo utilice a quién y para qué, del mismo modo que la masa acuosa, inerte hasta entonces, dio lugar al Nilo y a los mares y el hombre aprendió a vi- vir de él y a navegar por ellos, también las relaciones entre hombres y máquinas se modifican a lo largo del espectáculo La Fura, se nos dice en la presentación del espectáculo, ha profundizado con el mismo en el desarrollo de su lenguaje. Más allá de los efectos plásticos de sus hallazgos, los materiales, la escenografía o el vestuario se han diseñado pensando en resaltar su valor simbólico y su carácter dramático, en el que la música cobra un papel esencial y protagonista. Crea y llena el espacio sónico envuelve y enmarca la estructura escenográfica y el movimiento de los actores, adquiriendo identidad y valor de contrapunto al oponer el atar vismo y el calor del flamenco a la frialdad metálica y tecnicista. Componen La Fura deis Baus, y por lo tanto partícipes en la creación activa de sus montajes Caries Padrisa (músico) Miquel Badosa Miki Espuma (músico) Marcel. li Antunez (músico- actor) Pep Gatell (actor) Xavier Cereza (actor) Alex Olle Gol (actor) Jordi Arus (actor) Jürgen Müller (actor) y Pere Tantiña (actor)