Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 20- 4- 1992 MADRID ABC Pág. 41 Una funda de vidrio y juegos de luces darán una espectacular nueva imagen a las torres de Colón La reforma, que cuesta 800 millones, estará lista en la primavera de 1993 Madrid. Gabriel Muñoz Una espectacuiar funda de cristal, una nueva cubierta, una moderna escalera de incendios y un complejo sistema de iluminación externa son los principales elementos de las nuevas torres de Colón. El estudio del prestigioso arquiLas populares torres de Colón están sufriendo una importante operación estética Ei arquitecto Antonio Lámela, aprovechando la necesidad de instalar una escalera de incendios para ambas torres, ha diseñado una nueva imagen para los edificios que, a buen seguro, los convertirá, de nuevo, en un punto de referencia obligado en la estructura urbana de la ciudad. Por razones de seguridad- manifestó Antonio Lámela a ABC- el Ayuntamiento exigió la instalación de una escalera exterior de emergencia, en aplicación de la nueva normativa que rige esta materia. Teníamos la posibilidad de haber montado una escalera para cada una de las torres, sin más. Pero la propiedad, el grupo inmobiliario Heron, decidió aprovechar esta modificación para cambiar por completo la imagen del conjunto y mejorar sus condiciones de habitabilidad. La intención de los propietarios es la de recuperar los edificios como uno de los símbolos de la ciudad y, de paso, convertirlos en su insignia en Europa. Para ello era necesario buscar una solución espectacular y funcional a la vez, y creo que la hemos encontrado dijo el arquitecto. Efectivamente, la reforma no puede ser más vistosa: El elemento más destacado será la construcción de una nueva fachada de vidrio, que cubrirá cada una de las torres. Será una fachada externa, que se montará sobre la actual, y que servirá como aislante al interior del edificio. La separación entre las dos fachadas, la actual y la nueva de cristal, creará, por un lado, una corriente de aire que amortiguará la temperatura exterior, y por otro, una barrera para el ruido. En ese mismo hueco se instalará, un sistema de iluminación que permita realzar la figura de las torres durante la noche explicó Lámela. Otro espectacular elemento será el cierre superior, o cubierta, que a partir de ahora será común para las dos torres. El remate, que tendrá una altura de 32 metros, estará construido en cobre oxidado. Contará con un elemento superior en el que se tecto Antonio Lámela, que también diseñó la torres en la década de los sesenta, ha creado una nueva imagen para los inmuebles gemelos que volverán a convertirse en un punto obligado de visita en la capital. La remodelación dé las torres costará unos 800 millones de pesetas. 3. -Acristalamiento exterior 4. -Cubierta común para ambas torres 5. -Escalera exterior de evacuación. Los madrileños pierden 10 años de su vida en los desplazamientos Madrid. Los madrileños pierden aproximadamente diez años de su vida en desplazarse de un lugar a otro, eligiendo para ello como medio de transporte el autobús, el metro y el vehículo particular, por este orden, según una encuesta de carácter realizada por la Concejalía de Sanidad y Consumo. El estudio, según informó la agencia Servimendia, hace hincapié en las carencias del transporte público y analiza una serie de factores sociológicos que inciden directamente en el modo de vida de los ciudadanos. Así, los encuestados opinan que Madrid es un buen lugar para relacionarse y encontrar diversión, mientras que los problemas que más les inquietan son el tráfico, la delincuencia, la suciedad y la contaminación. Según las previsiones del informe, en el año 2000 la población entre 30 y 40 años será del 40 por 100, hecho que motivará una mayor competencia laboral y, como consecuencia, un alto índice de desempleo. Este fenómeno repercutirá en la salud de los madrileños ya que aumentará el número de toxicomanías y depresiones. Otros datos relevantes son el descenso de la fecundidad, la duplicidad deí número de ancianos mayores de 65 años y la falta de participación ciudadana. En el capítulo de vivienda, destaca el dato de que un 74 por 100 de los madrileños son propietarios, frente a un 21,6 por 100 que viven en alquiler. El 74 por 100 de las casas tienen una superficie de entre 50 y 90 metros cuadrados. La encuesta constata un aumento de la población sin hogar, sobre todo entre los jóvenes, y que la mayoríua de las personas que viven en chabolas pertenecen a la raza gitana. Un 50 por 100 de los madrileños cree qyue su salud es buena, pese a que existe un alto porcentaje de fumadores (36 por 100) un alto índice que confiesa beber alcohol habitualmente (37 por 100) y otros que reconocen haber consumido drogas en alguna ocasión (35 por 100) La higiene, las relaciones personales y las amistades son los hábitos más valorados, ya que nueve de cada, diez madrileños da más importancia a estas costumbres que a hacer ejercicio. Finalmente, los problemas que más afectan a la salud son la contaminación, la delincuencia, el tráfico y la duración de los desplazamientos. NUEVOS ELEMENTOS 1. -Focos de largo alcance. 2. -Luminosos y repetidor de Comunicación P. Sánchez concentrarán todas las incorporaciones extrañas que, por necesidad, se han instalado en la azotea durante los últimos años: antenas, repetidores, etcétera. Por ultimo, este cierre contará con una serie de bandas luminosas de neón, que cambiarán de color, y dos focos referenciales que podrán ser vistos desde bastante distancia continuó el autor del proyecto. Escalera común El último elemento nuevo será la citada escalera de evacuación. Diseñada como un equipamiento común para las dos torres, estará situada en medio de ambas, sujeta a una viga superior apoyada en las azoteas (de ahí la incorporación de la nueva cubierta de una sola pieza) Las torres de Colón fueron di- señadas por el estudio de arquitectura de Antonio Lámela, y concluidas en 1974. El autor, lógicamente, se muestra orgulloso de su obra, entre otras cosas porque fue el primer proyecto de arquitectura suspendida que se ejecutó en España, y el único en el mundo que se comprimió contra la cabeza- cabe recordar que las torres se construyeron de arriba hacia abajo, sobre un pilar central- con lo que se consigue el máximo aprovechamiento de los materiales. La arquitectura suspendida, explicó Lámela, se caracteriza porque el edificio ejerce una influencia mínima en la parte de la base. Así puede darse una serie de usos muy diversos a los espacios bajos, desde plazas o espacios abiertos a salas más amplias.