Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JUEVES 30- 1- 1992 ESPECTÁCULOS ABC. Pág. 81 Kraus acusa al gobierno de fomentar las mañas del 92 Madrid. S. E. El tenor Alfredo Kraus, en declaraciones a Onda Cero acusó ayer al gobierno socialista de fomentar las mafias que controlan los actos culturales del 92. Kraus, excluido de la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos dé Barcelona, encargada a José Carreras, añadió que las mafias no son al estilo siciliano o a la norteamericana, pero hay cotos cerrados, con grandes influencias y con grandes manipulaciones, en el que no se puede entrar, sino bajo determinadas condiciones, eso está clarísimo Kraus negó conocer esas condiciones, pero sí señaló que. pueden consistir en seguir el juego Para el tenor canario el origen de todo esto reside en el favor del Gobierno. Se están concediendo cargos de este tipo- e n relación al de José Carreras- a cantantes en activo que lo que debieran hacer es cantar. Más adelante insistió en que deben dejar de existir estos grupos privilegiados, que pueden dar lugar a este tipo de discriminaciones y abusos de poder. Lo tendrían que hacer los profesionales de estos t e m a s -s e ñ a l ó Kraus- los directores de teatro, de escena, de orquesta, en definitiva, los empresarios, que para eso están Preguntado por Luis del Olmo acerca de si a él no le han ofrecido ningún cargo dijo que no y que si así fuera lo rechazaría para evitar problemas de este t i p o Si te c o m p r o m e t e s -afirmó- tienes las manos atadas Alfredo Kraus también aportó algunos nombres, concretamente, preguntado por las personas que controlan esas mafias en Cataluña y en Sevilla, el tenor se ha referido a Carlos Caballé y a la Expo, respectivamente, mientras que del tenor Plácido Domingo dijo que también tiene cargos en la Expo, concedidos, en mi opinión, abusivamente El arquitecto del Teatro Real murió mientras visitaba las obras del coliseo González- Valcárcel sufrió un infarto cuando acompañaba a un grupo de periodistas Madrid. Julio Bravo El arquitecto José Manuel González- Valcárcel, encargado de la remodelación del Teatro Real, falleció ayer en el propio teatro mientras mostraba el estado actual de las obras a un grupo de periodistas. González- Valcárcel, que contaba 79 años de edad, sufrió un infarto de miocardio del que no pudo recuperarse. González- Valcárcel murió en riodista las reformas que se iban el lugar en el que más se signia llevar a cabo en la escalera ficó profesionalmente: el Teatro que conduce hasta el anfiteatro, -Real, cuyo proyecto de remodeasí como del p r o y e c t o del lación dirigía actualmente. El Ins foyer -y de uña sala que sertituto Nacional de las Artes Escévirá para actividades paralelas. nicas y la Música había progra Vamos a modificar las escalemado dos visitas al coliseo de la ras y toda esta parte para que Plaza de Oriente para mostrar a esté más de acorde con el resto los medios de comunicación el del edificio dijo el arquitecto. estado actual de las obras. A la González- Valcárcel, consideprimera, a las diez y media de la rado en medios arquitectónicos mañana, acudieron los redactocomo uno de los mayores experres gráficos y de televisión. Dos tos españoles en teatros de horas y media después acudieópera, fue también el encargado ron los representantes de la de las obras de reconversión del Prensa escrita. Real en sala de conciertos, llevaCuando apenas había empedas a cabo en 1965. Desde zado el recorrido, y antes de lle 1986, año en que el ministerio gar al anfiteatro, para ver desde de Cultura decidió volver a conallí las obras del patio dé butavertir el teatro en coliseo operíscas y del escenario, Gonzáleztico, trabajaba en este proyecto, Valcárcel se desplomó ante las con el que confesaba sentirse cerca de una veintena de persoenormemente ilusionado. Estanas que le acompañaban en la mos h a c i e n d o r e a l i d a d un visita, entre los que se enconproyecto para el futuro, para traba su hijo Jaime, qué trabasiempre afirmó. jaba con él en el proyecto de reGonzález- Valcárcel se licenció modelación del teatro. E f arquien 1939 en la Escuela Superior tecto fue atendido en el propio de Arquitectura de Madrid, teatro por un médico, que intentó donde se doctoraría un año más reanimarle en vano, y que certitarde. Entre los galardones que ficó su muerte allí mismo, a obtuvo a lo largo de su carrera, causa de un infarto de miocardestacan la Gran Cruz de Aldio. La capilla ardiente fue instafonso X el Sabio y la Encolada en el tanatorio municipal simienda de la Orden de Isabel la tuado junto a la M- 30. Católica. Fue el presidente de la Segundos antes de morir, el sección española del Instituto Inarquitecto comentaba a este pe- ternacional para la Conservación J. M. González- Valcárcel de Monumentos y Sitios Históricos (ICOMOS) así como arquitecto jefe conservador de los Castillos españoles, y estaba especializado en acústica e iluminación. Las obras del Teatro Real estaban actualmente en su primera fase, que se refiere a la ordenación escénica, incluida la maquinaria, y construcción de las salas de ensayo del ballet y del coro. En la maquinaria hay invertidos 2.633 millones de pesetas, y otros 1.184 millones en obra civil. El comienzo de los trabajos de la segunda fase, cuyo presupuesto es de 1.392 millones de pesetas, estaba previsto para principios del mes de marzo. Antes de morir, González- Valcárcel había explicado que se esperaba poder terminar las obras hacia finales de 1993. Fallecido a pie de obra molición que hubiera sido catastrófica. Sólo consolidada parcialmente la e s t r u c t u r a muy escasas las disponibilidades de presupuesto que distaban de alcanzar cifras ni aún aproximadas para recobrar el edificio como teatro de ópera, él efectuó los proyectos de lo que primero se calificó como salón de actos del Ministerio de Educación y enseguida como sala de conciertos, sede para la Orquesta Nacional Las obras se realizaron en un tiempo record no sin que él subrayase que un día podría volver a su original destino de gran teatro lírico y para ello quedase todo el muy amplio espacio no utilizado en condiciones de recuperarse. Cuando este momento llegó, cuándo, por inaugurarse el Auditorio Nacional, pudo confiársele de nuevo la. responsabilidad de la obra que ahora está canalizada, con total proyecto y ya buena parte de realización, González Valcárcel ha vivido los años más intensos febriles e ilusionados, con el sueño de ver funcionar en plazo no lejano todo su ideal. Lo evoco, hace tan solo unas horas, brillantes, vivaces los ojillos; sonriente, cortés y detallista en las explicaciones y pienso en que su recuerdo habrá de figurar de forma tangible cuando el Real se inaugure. Siento la necesidad de unirme a los compañeros que le vieron derrumbarse en holocausto al teatro de sus amores y expresar, con voluntad de homenaje, mi más profunda emoción en te pérdida del profesional artista. Antonio FERNÁNDEZ- CID Lá noticia del fallecimiento de José Manuel González Valcárcel me consterna. Sólo dos fechas antes fue mi solícito acompañante y guía calificado, con el Por otro lado Kraus rechazó rasgo generoso y la atención los argumentos de Carreras para- e n razón de limitaciones físicas justificar su exclusión. No tengo personales- de no quererme sopor qué disculparme con Carre- meter a la incomodidad de la viras por mis afirmaciones sobre el sita colectiva prevista y durante concierto de Caracalla, me pa- Ja que rindió la vida al pie de su rece un chantaje y lamentó, gran obra. Aplazamos la publicamás adelante que en este país ción del trabajo que recoge las no se pueda tener una opinión, impresiones e informes de enque un artista no pueda hablar tonces, para rendir ahora pública porque su opinión pueda mo- expresión de sentimiento. lestar y si molesta queda exGonzález Valcárcel, el equipo cluido No me molesta, aseguró que presidía, y en el que forma no estar en la Olimpíada, que a un hijo como él arquitecto, estará lo mejor me hubiera gustado, siempre unido a la historia del sino la rabieta de Carreras. Para Teatrc Real: mí lo importante es que el canFue decisivo su informe para tante se limite a cantar, pero no salvarlo en 1965, incluso del pecon el dinero público ligro que acechaba de una de-