Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 2- 12- 91 CULTURA ABC. Pág. 51 Muere Luis Calvo, maestro de periodistas Falleció el pasado viernes a los noventa y tres años y fue incinerado ayer Madrid. S. C. S. de D. Luis Calvo, director de ABC entre el 1953 y el 1962, maestro indiscutible de tres generaciones de periodistas, critico y cronista de toda una época, falleció en Madrid el pasado viernes. Ayer, a las ocho y Antes de morir, Luis Calvo decía a sus sobrinos que no avisaran a nadie. Quiso que sus últimos momentos sólo tuvieran como testigos a sus familiares. Sus noventa y tres años le pesaban excesivamente: su precario estado de salud obligó a internarle el pasado jueves en el Hospital Reina Sofía. Las complicaciones surgidas en las horas siguientes no hallaron solución y falleció a las seis de la tarde del viernes. Su última voluntad era estar rodeado de sus familiares y que no trascendiera la noticia de su muerte. Ayer, a las ocho y media de la mañana, sus dos sobrinos cumplieron también su último deseo: Luis Calvo fue incinerado y sus cenizas esparcidas en el río Guadalix. Como testigos, sus familiares y dos amigos íntimos. Articulista, crítico y cronista de excepción, fue director de ABC entre 1953 y 1962 media de la mañana, era incinerado siguiendo su voluntad. Sus cenizas fueron esparcidas por las riberas del río Guadalix. Por voluntad del escritor fallecido, los familiares no comunicaron la noticia de la muerte a la Redacción de ABC hasta la madrugada de hoy lunes. premios literarios de España. En marzo de 1952 volvió a ponerse al frente de lá corresponsalía en París, pero retornó en noviembre del mismo año al ser nombrado subdirector del diario. Director deABC Compaginó sus tareas como subdirector con la crítica teatral hasta que en septiembre de 1953 asumió la dirección del periódico. En su etapa al frente de ABC, hasta el 5 de octubre de 1962, su magisterio generó una escuela de auténticos profesionales del periodismo. En 1964 realizó una serie de viajes a Hispanoamérica como enviado especial de ABC. Las crónicas realizadas durante esta gira le valieron la concesión del premio Fraternidad Hispánica, en 1965. Reconocido internacionalmente, Luis Calvo ha hecho acopio de los más prestigiosos premios. Maestro de periodistas, viajero infatigable, ha asistido a los acontecimientos más espectaculares de los últimos años y dejado constancia de ellos en brillantes crónicas. Como enviado especial de ABC cubrió la guerra del subcontinente indio, en 1965; la guerra de Oriente Medio, en 1967; los conflictos de los países del Este, en 1968; la guerra del Vietnam, en 1972; el golpe militar de Chile, en 1973; la cumbre de Helsinki de la Conferencia Europea de Seguridad y Cooperación, en 1975. Vocación Luis Calvo, director de ABC entre 1953 y 1962, nació en el pueblo abulense de la Carrera, cerca de Barco de Ávila, el 5 de junio de un año con especial referencia histórica y literaria: 1898. Tras estudiar el bachillerato en Madrid, en un colegio de los Escolapios, cursó estudios de Filosofía y Letras y se licenció en Derecho, ampliando luego sus conocimientos con estudios históricos, clásicos y lingüísticos en el Centro de Estudios Históricos, dirigido por don Ramón Menéndez Pidal. Muy joven se sintió aguijoneado por la vocación periodística. Veló sus primeras armas en la profesión haciendo crítica teatral en un periódico de San Sebastián, al tiempo que atendía una corresponsalía de L Echo publicación parisina. En 1928 ingresa en la redacción de ABC, donde también desempeña la crítica teatral y escribe artículos literarios que pronto hacen famosa su firma. quecido con la agudeza de la prosa cristalina de este maestro de periodistas españoles. Simultáneamente, emprendió sus colaboraciones en la Prensa americana, para disfrute de millones de lectores allende el Atlántico. Su consagración como excepcional cronista data de sus viajes a Estados Unidos, México y Cuba, a finales de los años veinte. Estas crónicas le valieron ser designado en 1930 corresponsal de ABC en Londres, desde donde trazó con certeros rasgos la vida de Gran Bretaña. El inicio de la guerra civil española le sorprendió en la capital inglesa é inmediatamente se. trasladó a España, a la zona nacional. Desde allí ejerció la corresponsalía del dominical londinense The Observer De regreso nuevamente a Londres para ocuparse de la corresponsalía de ABC, fue requerido por el diario argentino La Nación para que ejerciera idénticos menesteres. A su vez, Luis Calvo colaboraba con diversos periódicos del Reino Unido. En medio de los avatares históricos a los que se consagró con especial intensidad, Luis Calvo tuvo aún tiempo para dar conferencias sobre periodismo en los cursos universitarios de la Universidad Menéndez Pelayo de Santander, para cursar estudios en el King s College y dar lecciones de español en las Universidades de Oxford y Cambridge. Terminada la Segunda Guerra Mundial, regresó a España para encargarse de los editoriales de ABC y de la sección de colaboraciones. Premio Luca de Tena En 1948 le fue concedido el premio Lucá de Tena por un editorial, lleno de erudición, galanura y destreza, en el que glosaba la figura científica y literaria de Menéndez Pidal, con motivo de su reelección en el cargo de director de la Real Academia Española. Dos años después pasó a ocupar el puesto de corresponsal en París, donde permaneció hasta marzo de 1951, año en que volvió a Madrid para hacerse cargo de las páginas literarias y de la sección teatral del periódico. Premio González Ruano Siempre en la brecha, Luis Calvó continuó escribiendo y cosechando galardones, como el premio Aznar, en 1977; el premio Rodríguez Santamaría, en 1978; la insignia de oro y brillantes de la A s o c i a c i ó n de la Prensa de Madrid al cumplir las bodas de oro como miembro de lá asociación, en 1980; el premio de la AEDE al mejor periodista, en 1981, y el premio González Ruano, en 1982. Luis Calvo refrendaba con oficio aquella afirmación suya: La grandeza de esta profesión es ser guía e intérprete de la opinión del pueblo Sus Diálogos de la Lengua firmados con el seudónimo de El Brócense, son una de sus más recientes lecciones de periodismo r- f Corresponsal en todo el mundo Desde entonces y hasta su muerte ha brindado a este periódico lo más granado de su pluma y su generosa vitalidad. La crítica teatral, los suplementos dominicales, (as colaboraciones literarias y los editoriales de nuestro periódico se han enri- Premio Cavia El artículo La maríscala Pétain publicado en ABC el 2 de noviembre de 1950, le valió la concesión del premio Mariano de Cavia de periodismo, el más prestigioso e; importante de los