Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 A B C NACIONAL VIERNES 29- 11- 91 Interior homenajeó atres de los jueces de la Audiencia Nacional Madrid La Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía rindieron ayer un homenaje a tres jueces de la Audiencia Nacional de Madrid. Los magistrados galardonados fueron Carlos Dívar, Carlos Bueren e Ismael Moreno Chamarro, titulares de los juzgados 4, 1 y 2, respectivamente. A la comida- homaje asistieron cientos de personas, entre otros, el secretario de Estado para la Seguridad, Rafael Vera; el director general de la Guardia Civil, Luis Roldan; el jefe del Mando Único de la Lucha Contraterrorista, Manuel Ballesteros; el jefe de la Brigada Central de Información, Jesús Martínez Torres, y el fiscal Manuel Villanueva Gallego. También asistieron los magistrados Baltasar Garzón y Alfonso Barcala, y el ex magistrado Luis Lerga, aunque no fueron galardonados. Rafael Mendizábal, presidente de la Audiencia Nacional, fue el encargado de pronunciar las primeras palabras. En su discurso destacó que la Audiencia Nacional es un gran portaaviones de la Justicia, un cuerpo de élite. Manejamos un stradivarius, pero el mérito no es nuestro sino del stradivarius Han condecorado a tres de nuestros mejores jueces, que tienen las virtudes del juez español: capacidad, responsabilidad y discreción añadió. Mendizábal concluyó su discurso diciendo que los jueces son eslabones de una gran cadena Por último, en nombre de los homenajeados habló el juez Carlos Dívar, quien aseguró que la Policía y la Guardia Civil nos han admitido en un círculo de amistad y benevolencia Expresó también su gratitud al Ministerio del Interior Castro logra el retraso del pago de indemnizaciones a españoles hasta 1993 Cuba deberá entregar 5.400 millones a los afectados Madrid El próximo año comenzarán a recibir indemnizaciones los españoles residentes en Cuba que, con motivo de la revolución liderada por Fidel Castro, perdieron sus bienes, anunció ayer el subsecretario del Ministerio de Economía y presidente de la comisión liquidadora de esas indemnizaciones, Enrique Martínez Robles, quien informó a la comisión de Asuntos Exteriores del Senado del trabajo realizado en relación con esta cuestión. El convenio suscrito entre España y Cuba para el pago de indemnizaciones fija en 5.400 millones de pesetas la cantidad que deberán aportar las autoridades cubanas- a los españoles que perdieron sus bienes. Sin embargo, la valoración real de esos bienes perdidos puede superar los 20.000 millones de pesetas. La mayor parte de los bienes que se reclaman (el 427 por ciento) se refiere a fincas urbanas, seguido de títulos valores (16 1) dinero en efectivo (10 9) fincas rústicas (7 5) empresas y negocios (7) otros bienes muebles (5 4) pensiones de seguros de vida (3 1) derechos reales (2) pensiones privilegiadas (0 6) y otros bienes (4 7) Precisamente, el porcentaje menor, el de las pensiones privilegiadas, será el que comenzará a pagarse a principios de 1992, ya que así se acordó en el convenio firmado entre España y Cuba. El resto de bienes deberá esperar a la relación final que haga la comisión interministerial española, que prevé terminar este trabajo con las valoraciones provisionales a principios de 1993. La comisión que preside Martínez Robles, formada por representantes de los Departamentos de Justicia, Asuntos Exteriores; Economía y Administraciones Públicas, deberá realizar ahora una relación de las valoraciones reales de los bienes y una distribución entre los afectados de los 5.400 millones que aportará Cuba. Según el presidente de la comisión interministerial, el número de solicitudes presentadas dentro del plazo fijado han sido 1.834, aunque la mayoría de ellas deberán completarse en los próximos meses por la ausencia de datos necesarios. 18.000 millones Las previsiones de la comisión señalan que esas 1.834 solicitudes reclaman un total de 5.008 bienes, de los cuales los que han sido autovalorados por sus titulares sumarán 18.000 millones de pesetas. De las solcitudes de indemnización presentadas con autovaloración de lo que sus titulares consideran que deben recibir como indemnización, el 76 por ciento estima que es inferior a cinco millones de pesetas, mientras que el 8 2 por ciento espera un cantidad entre los cinco y diez millones, el 9 8 entre los diez y los cincuenta millones, el 4 1 entre cincuenta y cien millones y sólo el 1 9 por ciento considera que sobrepasa los cien millones de pesetas.