Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EL HORROR DE ETA MADRÍD, VIERNES 18 DE OCTUBRE DE 1991 La niña Irene Villa, de trece años, herida de gravedad en el segundo de ios atentados perpetrados ayer en Madrid por la banda terrorista ETA, perderá las dos piernas a pesar de la larga intervención, de más de tres horas, a que se le sometió en el hospital Gómez Ulla. Irene Villa, que en el momento de la explosión se dirigía al colegio, es una de las cuatro víctimas de la barbarie etarra, junto con el teniente del Ejército Francisco Carballar, que resultó muerto; María Jesús González, madre de Irene y funcionaría de Policía en la Comisaría de tos Cárme- nes, a la que hubo que amputar un brazo y una pierna, y el comandante del Ejército Rafael Villalobos, que perdió también las dos piernas. En medio del horror que han producido estos atentados, el ciudadano medio recordaba ayer en oficinas, fábricas y Ministerios que la ministra de Asuntos Sociales, Matilde Fernández, no considera de interés general atender a las víctimas de estos atentados terroristas y a sus familiares. En la imagen, la niña Irene Villa instantes después de la explosión. (Editorial e información en páginas interiores)