Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 A B C NACIONAL En la muerte de Rodríguez Sahagún LUNES 14- 10- 91 Pasará a la historia como el alcalde de los tres turnos por la eficacia que imprimió a su gestión Su esfuerzo personal devolvió a los vecinos la confianza en las grandes obras públicas La muerte de Agustín Rodríguez Sahagún conmovió al alcalde, José María Álvarez del Manzano, que hasta el pasado 5 de julio fue su primer teniente de alcalde. He decretado para mañana (por hoy) un día de luto oficial con suspensión de todos los actos oficiales, entre ellos el Pleno de Ordenanzas Fiscales previsto Fue el responsable de la. modernización de la capital a nivel de infraestructuras, una parcela de la que el PSOE parecía haberse olvidado por completo, y haber ejecutado esas mejoras, además, en un tiempo récord con la implantación de los tres turnos de trabajo diarios. Una tarea difícil, si se tiene en cuenta que le toco bailar con un gobierno Central y regional que, en manos del PSOE, nunca le iba a perdonar que le hubiera arrebatado, con una moción de censura, a la estrella de las Alcaldías del país. zar una gran obra pública en la capital era, poco más o menos, algo impensable. Las supuestas molestias para el tráfico y la vida normal de los madrileños, siempre habían echado atrás cualquier proyecto. Tras conocer su fallecimiento Álvarez del Manzano ha decretado hoy día de luto oficial Madrid. S. L para las cinco de la tarde. El alcalde quiso marchar a París, pero recibió el ruego de la familia, que quería guardar su dolor en la intimidad, de que no lo hiciera. Está claro que Rodríguez Sahagún dejó en Madrid una sentida huella de su paso por la Alcaldía. En sólo dos años llegó al corazón de todos los ciudadanos. optar pocas semanas antes de las elecciones municipales. Todo ellos conformó una etrategia de mejora del tráfico que tuvo su remate en las Operaciones Asfalto que se pusieron en marcha con su mandato. Pero quizá lo más importante de estas obras no hayan sido ellas en sí, sino la celeridad con la que se acometieron. Sahagún pasará a la historia de la capital como el alcalde de los tres turnos ya que ese fue el sistema que impuso a las empresas constructoras de estas obras, símbolos sin duda de su gestión. marcha durante sus dos años de mandato. Parque Juan Carlos I Una de las obras más importantes es el Parque de Juan Carlos I, una zona verde con el doble de extensión del Retiro, y que será una de las áreas de esparcimiento más espectaculares de Europa, al estar dotada de atracciones y elementos de alta tecnología únicos en un recinto de este tipo. El parque fue una iniciativa socialista que él recogió, pero que convirtió en algo grandioso. Para hacerse una idea, baste decir que Barranco tenía previta una inversión de 400 millones de pesetas para la zona verde, que Rodríguez Sahagún elevó a cerca de 8.000. En semejante presupuesto tendrá cabida desde una exposición al aire libre de 25 macroesculturas a un auditorio, una ría navegable, jardines ¡nformatizados, fuentes cibernéticas... El parque forma parte dé un conjunto urbanístico que está llamado a convertirse en el centro de negocios y actividades económicas de la capital: el Campo de Pasos subterráneos Rodríguez Sahagún, nada más llegar al sillón de primer edil, centró sus gestión, precisamente, en las obras. Apenas unos días después de la llegada de PP y CDS al poder municipal, ambos presentaban los proyectos de construcción de dos pasos subterráneos para mejorar la situación del tráfico, en las calle de Cartagena y la plaza de Cristo Rey, que han servido para descoñgestionar la circulación en dos de las zonas más conflictivas para los automovilistas. De inmediato llegaron otros dos proyectos de la misma talla, los túneles de la plaza de Castilla y Costa Rica, y pronto se unieron más proyectos idénticos, como en República Dominicana, la carretera de Toledo, o la avenida de Reina Victoria, que quedaron aplazados para la actual legislatura, a la que él renunció 800 policías El primer golpe de manó que realizó desde la Alcaldía no pudo ser mejor acogido por los ciudadanos. Y no fue otro que sacar a la calle a 800 agentes de la Policía Municipal para intentar mejorar la preocupante situación del tráfico, y paliar los problemas de inseguridad. A esto le siguió el acometer algunas de las grandes obras de infraestructura que necesitaba la ciudad, y que los socialistas nunca se habían atrevido a emprender. Hasta su llegada, reali- Las 24 horas Trabajar las 24 horas del día en tres tandas de trabajo siete días a la semana sirvió, no sólo para reducir el tiempo de realización de tan importantes obras, que en muchos casos se quedó en la tercera parte del plazo programado, sino para paliar enormemente las grandes tnolestias que este tipo de trabajos generan. Además, ese ritmo frenético que a todos contentó, se extendió a los principales proyectos urbanísticos que se pusieron en Elogios sentidos de quienes trabajaron con él Todos los concejales que trabajaron con Rodríguez Sahagún hacen sentidos elogios de un alcalde que en dos años al frente de la Alcaldía dejó un recuerdo imperecedero. Las principales opiniones recogidas por ABC fueron las siguentes: Luis María Huete: Era, sobre todo, un hombre tremendamente eficaz, con un sentido claro de la anticipación de la política, tremendamente trabajador y amigo de sus amigos, como muy bien demostró. Su muerte significa una gran pérdida para los madrileños. Sin embargo, por su carácter, será siempre recordado con afecto. Cuando dijo que se había dejado la vida en la alcaldía, demostró que también era profeta Enrique Villoría: Tuvo gran capacidad para profundizar en los déficits de la ciudad. No es fácil que se repitan personas con tanta capacidad e interés por entender los problemas de la capital Ángel Matanzo: Supo destacar en Madrid gracias a su gran poder de comunicación. A pesar de que en muchas ocasiones discrepé con él, por encima de todo permaneció un gran respeto hacia el que fuera mi alcalde. Creo que ha dejado un sitio vacío en el Ayuntamiento de la capital que será difícil volver a ocupar José Luis Garro: Un hombre de profunda honestidad y gran capacidad de trabajo. Preocupado siempre por la vivienda, la droga, las infraestructuras y, en definitiva por todos los problemas de la ciuad, fue un personaje que dejó huella en todos aquellos los que trabajamos con él. Ha sido una pérdida irreparable Fernando Bocanegra: Era un hombre principalmente honesto y trabajador. Fue un gran alcalde, que durante su mandato estuvo entregado al trabajo y, por eso dejó una gran estela en la Alcaldía Carlos Martínez Serrano: Fue una persona de diálogo y de talante. La tolerancia en él era su capacidad de trabajo. Principalmente siento la pérdida de un amigo Juan Barranco: Ha sido una desagradable sorpresa, ya que nunca me imaginé que su estado de salud fuese tan delicado porque él mismo me lo había asegurado unos meses atrás. Fue una gran persona y, sobre todo un político importante en la transición española. En definitiva, creo que fue, con independencia de que no compartiera su proyecto político, un alcalde que ha dejado un gran recuerdo en esta ciudad José María de la Riva: Ha sido un gran e importante político de la transición, que había sobrepasado momentos difíciles de la democracia española Francisco Herrera: Un alcalde honrado y trabajador cien por cien, y un hombre honesto. Tenía un talante diferente y dialogante Franco González: En menos de dos años, supo ganarse no sólo el respeto y la confianza- de todos los madrileños, sino también la de todos los concejales de la Corporación. Era un hombre cercano a los problemas de Madrid. Hemos perdido a un gran hombre, político y alcalde. Me unía una especial relación con Sahagún, él era especial, era un gran amigo y una figura entrañable. Nuestro grupo siempre tuvo buenas relaciones con él. Siempre escuchó nuestras propuestas