Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
G ente Costello contra los elementos 1 ERGÜENZA debería darI nos! Parece mentira, V hombre, que a estas alturas la plaza de las Ventas estuviera anoche, cuando actuaba uno de los personajes más importantes de Ja música pop contemporánea, casi vacía. Muy poca gente fue a escuchar la mucha música que ofreció Elvis Costello. Y es que bien está que Juan Luis Guerra reviente dos noches seguidas, pero lo que no está, pero que nada bien es que, a cambio, un tipo de la talla de Costello despierte tan poco interés entre la afición madrileña. Las Ventas- e l mismo lugar del que se tuvo que mudar a un local más pequeño el escenario de Paul Simón, el mismo lugar en el que tuvieron que suspender hace un par de días Simple Minds- ofrecía a eso de las diez y medía de la noche una triste imagen. Apenas cuatro o cinco mil personas se habían reunido para ver a Elvis Costello. Mal asunto para los promotores, mal asunto también para quienes no fueron y mal asunto para quienes sí estuvieron, porque lo que podría haber sido el concierto del año- o a s í- se quedó en una cosa más bien normalita, lo que en absoluto corresponde a alguien como Costello. Uno se acordaba al entrar a las Ventas del iluminado al que se le ocurrió meterlo en semejante recinto y también del otro que decidió poner precios de esos que dejan plazas de toros prácticamente vacías, que a ver si escarmientan y empiezan a dejar de desangrar al sufrido aficionado. Lo cierto es que ni lo inadecuado del local, ni la escasez de público, ni el malísimo sonido- algo mejor según avanzaba el concierto- ni siquiera la vara que daban los vendedores de cerveza y otros refrescos consiguieron arruinar la actuación de Costello. Los conciertos que Elvis Costello viene ofreciendo en la presente gira tienen solidísimos argumentos para convencer a cualquiera. Además de haber escrito una incomparable colección de grandes canciones, Costello tiene una voz, si no especialmente buena, sí tremendamente personal y emotiva y se hace acompañar de una banda excepcional. SÁBADO 27- 7- 91 España a V: caciones Vi- 1 1 i s; -tíi. Jj. Úi 1 ¡i1 1 l! 1- r t -V t -i ü s Elvis Costello actuó anoche en la plaza de toros de las Ventas Tan complicada se presentaba la cosa que lo procedente era dedicarse simplemente a degustar lo mucho de bueno que hay en las canciones de Costello. Primero, Tokio storm warning y la excelente Accidents will happen luego, un amplio repaso al grueso de su discografía centrado sobre todo en sus dos últimos discos; y para acabar, una selección antológica de su primera época: Watching the detectives Oliver s Army What s so funny about peace, love and understanding Alison Eran las canciones más esperadas por el público, las canciones que consiguieron levantar un concierto que había comenzado, con casi todo en su contra; y es que Costello había venido a tocar, no a luchar contra los elementos. Pablo CARRERO ABC 91