Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JUEVES 4- 7- 91 CULTURA ABC. Póg. 53 John Elliott: En esta Monarquía constitucional se han liberado las fuerzas creadoras del pueblo Los Reyes entregaron ayer las medallas al mérito en Bellas Artes Madrid. Trinidad de León Sotelo Sus Majestades los Reyes presidieron ayer en la sala Juan de Villanueva del Museo del Prado la entrega de las medallas al mérito en las Bellas Artes que este año han recibido catorce creadores de las más diversas facetas artísticas. Don La solemnidad del acto se atenúa por la sencillez de los galardonados, el tono nada grandilocuente de los discursos y el apoyo de un público que, a través de los aplausos, ofrece su reconocimiento. Como dijo John Elliott, encargado este aña de las palabras que siempre pronuncia uno de los premiados, hablo con el corazón y esa emoción parece estar presente en una ceremonia que expresa gratitud por la obra bien hecha. El alcalde de Madrid, Rodríguez Sahagún; el ministro de Cultura, Solé Tura; y Joaquín Leguina, el presidente de la comunidad madrileña acompañaron a los Reyes en la presidencia. Juan Carlos, en su discurso, mencionó la inclusión de dos famosos hispanistas entre los galardonados, a la vez que destacó la importancia de las instituciones tanto públicas como privadas en el fomento del mundo de la cultura. Reproducimos a continuación las palabras de Don Juan Carlos: Sean mis primeras palabras para felicitar a cuantos, con méritos más que sobrados, reciben este año la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes, y para dedicar un recuerdo especial a don José María García de Paredes, cuya obra perpetúa entre nosotros lo mejor de sí mismo y de su vida. Celebro tener ocasión de presidir una vez más este acto, en e l que se distingue nuestra cultura, tanto en su devenir en el tiempo como en su extensión universal, de lo que son buena prueba las medallas concedidas a sectores tan actuales y a la vez tan populares como el cine y el circo, y la acertada inclusión de dos famosos hispanistas en el conjunto de los premiados. Las artes son algo vivo, y por lo tanto presente: la madurez de las obras y sus autores responde a lo que se ha llamado el espíritu del tiempo que en el nuestro se cifra en dos temas fundamentales: la pluralidad de los mensajes, y la aspiración a que sean comprendidos por el mayor número posible de personas. Impulsar esta profunda osmosis constituye uno de los grandes objetivos de las instituciones culturales públicas y privadas. Para que este propósito tan exigente pueda cumplirse, la cultura necesita anclarse en la memoria histórica colectiva, que nos proporciona nuestras señas de identidad como pueblo, aquellas en que España principalmente consiste. Éste es el leit- motiv de nuestros hispanistas y de los pacientes investigadores y cuidadores de nuestro pasado, cuya obra no se agota en la mera erudición, sino que propone unas constantes que son también de hoy, un criterio con que afrontar con acierto las tareas diferentes que la actualidad nos suscita. Al mismo tiempo, este propósito quedaría incompleto si no pensase en el mañana, en esa ilusión colectiva que comprende y se dirige a todos, con nuevos modos y técnicas acordes con el mensaje de nuestro tiempo para el próximo milenio más diversas parcelas. Para la La democracia y la sociedad mayoría de ellos la pasión por lo pluralista le parecen causas de que sería la razón de su vida cola nueva vitalidad. En esta Momenzó pronto. Así, Elliott recordó- narquía constitucional, el reconoque llegó a España por vez pricimiento por parte det Estado de mera como joven estudiante a fila aportación distinta que lleva nes de los años cuarenta. Me consigo cada una de las nacioentraban a veces unas ganas innalidades y regiones al conjunto controlables de escaparme de cultural común, ha liberado, en una España que me parecía somi opinión, las fuerzas creadoras focante confesó. del pueblo Pero tiempo hubo para todo, porque poco a poco y cautelosamente una ventana tras otra empezó a abrirse hasta que desapareció la sensación de asfixia y resultó posible respirar de nuevo aire fresco Los acontecí- mientos posteriores merecen al aplauso del hispanista: Lo impresionante, visto desde fuera, es la rapidez con la cual España ha conseguido adaptarse a las nuevas corrientes mundiales y ha sabido aprovecharse de ellas para recuperar su propia capacidad creadora Desborda un optimismo que su voz mesurada deja dentro de los límites de una visión pragmática de la realidad. Se me puede permitir que hable, dijo, con la perspectiva de uin extranjero, de un auténtico milagro español durante estos últimos quince años, el milagro de un país que se ha descubierto de nuevo a sí mismo. Nunca se ha visto a España tan dinámica y tan auténticamente innovadora Afán cultural Destacó en su discurso la gran importancia del patrocinio, tanto oficial como privado, en el auge cultural de España, hizo una llamada a los mecenas y pidió el apoyo de los Reyes para la restauración del Salón de los Rei nos del Palacio el Buen- Retiro. El ministro de Cultura explicó cómo sin nuestros artistas, sin nuestros creadores, no hay pasión, sin pasión no hay impulso, y por tanto sin este impulso de los avances creativos, ios cambios hacia una mayor tolerancia y una mayor convivencia pueden estancarse Asistieron al acto, entre otras personalidades, el duque de Soria, los barones Thyssen, Gonzalo Anes, Iñigo Cavero, Carlos Saura, Emma Penella, Manuel Gutiérrez Aragón, Carmen Sainz de la Maza, Juan de Avalos, Andrés Pajares, Mary Carrillo y Victoria Vera. Premiados Don Juan Carlos entregó las medallas a Enrique Alarcón, decorador de más de doscientas cincuenta películas; Plácido Arango, empresario y destacada personalidad en el mundo de las artes y las ciencias; José María de Azcárate, especialista en arte medieval epañol; José Bento, poeta y traductor; Arturo Castilla, un hombre que ha hecho del circo un auténtico arte; Francisco Cuenca, decano del Colegio de Notarios de Sevilla; John H. Elliot, hispanista entre cuyas obras figuran La rebelión de los catalanes y El conde duque de Olivares Ricardo Muñoz Suay, crítico de cine, guionista y productor del películas como Viridiana de Buñuel y Los golfos de Carlos Saura; Emiliano Piedra, productor cinematográfico entre cuyos títulos pueden citarse Fortunata y Jacinta y La Regenta Rafael SantosTorroella, profesor, investigador y crítico de Arte de ABC; Eleanor Sayre, historiadora de Arte especializada en Goya; Esteban Vicente Pérez, pintor y compañero generacional de Lorca y Alberti; Maya Plisetskaya, la prestigiosa bailarina que incluso para recoger su medalla supo dar a su figura el movimiento perfecto. Y una ausencia que todos lamentaron: la de José María García dé Paredes, el arquitecto fallecido el pasado año cuyo galardón recogió su viuda Isabel de Falla. La biografía de cualquiera de estas personas es la mejor prueba de amor al arte en sus. HABLEMOS DE PRENSA (I) Hoy, los tres mundos noticiables. El mundo de la política y los partidos se ha puesto ya muy reiterativo, tópico y cargante. Cantera mucho más rica para la noticia y la especulación (y el lucimiento) es nuestra prensa, radio y televisión. Los siete (magníficos) diarios de Madrid, por ejemplo, y el asunto de si van a sobrevivir o no los siete (por no hablar de los otros seis, los extraparlamentarios El mundo español de la comunicación se singulariza en el concierto de las naciones por su desespecialización En otras prensas, Estados de derecho, lo que se refiere a los mundanitos, verbigracia, está encasillado en medios especializados y para un público de especialistas como son las amas de casa, consultas de dentista y peluquerías. Aquí no, aquí todos le sacan punta a todo lo de ese gueto, siquiera sea por su vertiente extramundana (y hasta científica: caso de aquel fallo de resistencia de materiales a gran altitud sobre el Atlántico en un Boeing, nombre ya de por sí sobradamente premonitorio) Del mundo de la banca lo mismo se diga. El taxista más despistado lo sabe todo de la vida privada, y aun profesional, de los grandes del sector. ¿En qué otro país? Julio CERÓN