Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Miércoles 24- 4- 91 3 ir- Con el estreno en España del oratorio Joshua de Haendel, el próximo día 29 se inaugura formalmente en Santander el Palacio de Festivales de Cantabria, obra polémica del arquitecto Sainz de Oiza, y regalo envenenado del ex presidente Hormaechea Las cosas de palacio Consuelo de la PEÑA A -pesar de su veterano Festival Internacional, Santander era una ciudad huérfana en centros dedicados al arte. Sólo la histórica Plaza Porticada, al aire libre, acogía la actividad musical, balletística y teatral en el mes de agosto. El nuevo palacio nace para paliar ese vacío y convertirse en la capital cultural europea durante el verano que permitirá desestacionalizar el turismo en palabras del regionalista Rafael de la Sierra, consejero de Cultura cántabro, puesto al que accedió el pasado mes de enero, tras la defenestración de Hormaechea. La inauguración oficial del Palacio tendrá lugar el próximo lunes con el estreno en España del oratorio Joshua de Haendel, primero de los actos de una temporada inaugural que durará tres meses, y que contará, entre otros, con espectáculos como el Ballet de Maurice Béjart, el Nederlands Dans Theater, el Philip Glass Ensemble, el Centro Dramático Nacional, las compañías teatrales de Nuria Espert y José Luis Gómez, la Orquesta Nacional, el Orfeón Donostiarra y los cantantes Teresa Berganza, Elly Amelíng y Simón Estes. Pero la verdad es que el Palacio ya lleva funcionando varios meses. Su primera actividad fue un congreso de transportistas, y luego otro de peluqueros. Mirando al mar Lo más polémico del nuevo Palacio, sin embargo, es el propio edificio. Su arquitectura singular ha sido objeto de vivas polémicas entre los santanderinos. Ubicado al fondo de Puerto Chico, al borde de la bahía, y en el corazón urbano de S a n t a n d e r un enorme trapecio de cristal en la cara sur del edificio alza su vista hacia el Cantábrico, lo que permite al público ver desde platea cualquier espectáculo de luz en la bahía (una propuesta irregular, cuando menos, del arquitecto) Otro rasgo peculiar, y discu- del escenario y otra por la calle Reina Victoria. Si su arquitectura es polémica, no lo han sido menos el presupuesto y gestación del Palacio, sujeto a continuas reformas y remodelaciones sobre el proyecto inicial, que en 1985 había sido concebido por tido, es que uno de los acceSáenz de Oiza como auditorio sos del edificio pasa por déde música con un presupuesto bajo del escenario. Los aficiode 1.179 millones de pesetas. nados a la música y al teatro Posteriormente, cuatro reforhan llegado a sospechar que mas empezaron a encarecer la Sáenz de Oiza- autor de noobra. Con el acceso de Juan tables proyectos, como el de Hormaechea a la presidencia la sede del Banco BBV en Madel Gobierno regional, la idea drid- no ha frecuentado dede Sáenz de Oiza sufrió un masiado este tipo de edificios. giro de 180 grados. El palacio cuenta con dos Hormaechea impuso la salas principales. La sala construcción de un Palacio de Ataúlfo Argenta, de 1.679 buFestivales, grandioso y multitacas, tiene aire acondiciodisciplinar, que sirviera tanto nado, estudio de TV, servicio para que Plácido Domingo rede traducción simultánea, representase Carmen como verberación acústica variable y para acoger una reunión de foso de orquesta capaz para peluqueros o un desfile de mo 130 músicos. El escenario de das. Y el inicial esbozo se esta sala tiene 580 metros convirtió en una obra majescuadrados, cuatro plataformas tuosa y polémica de siete mil (dos de ellas giratorias) una millones de pesetas. concha gigante motorizada Una obra que dos semanas que complementa un complejo antes de inaugurarse oficialsistema de sonido y luz natumente todavía no tenía equipo ral a través del trapecio La sala José María de Pe- técnico y que ha tenido que levantar entero el patio de butareda tiene capacidad para 580 cas porque las filas estaban butacas y cuenta con un foso demasiado apretadas (con lo para 40 profesores. El escenacual no se ha conocido el rio tiene 250 metros cuadrados aforo real hasta hace unos y cinco plataformas hidráulidías) Pero ya se sabe lo bien cas. El Palacio tiene dos puerque improvisamos en España. tas de acceso: una por debajo- Las murallas de Jericó res) no es el mejor que puso en música Haendel, las hazañas (ya esbozadas en Judas Maccabaeus de Joshua (Josué) el héroe judío que con sus trompetas hizo caer las murallas de Jericó, los episodios triunfales y patrióticos y una historia de amor colateral le inspiraron una de sus más ricas partituras (semejante quizás a la de Saúl llena de efectos tímbricos sorprendentes y de un vigor incomparable. La orquesta, además de la cuerda, oboes y fagot, incluye también una pareja de traversos, trompetas, trompas, timbales y redoblantes, además del continuo; hay cinco solistas vocales, y el coro tiene un gran número de intervenciones en la obra. Todo ello lo utiliza Haendel con gran efectividad dramática, destacando escenas excepcionales como la caída de las murallas de Jericó, la ciudad arrasada por el fuego o el momento en que Joshua detiene el camino del Sol y de la Luna... Lo que Haendel apenas había conseguido durante su vida lo logró con sus Oratorios de la victoria (en referencia a la revolución jacobita aplastada en Londres) obras de exaltación patriótica, de carácter brillante, que propiciaron su reencuentro con un público que prefería este tipo de actos de afirmación nacional antes que obras dramáticas o musicalmente más sutiles. Sus éxitos entre 1746 y 1748 (sobre todo con Judas Maccabaeus y Joshua le procuraron unas- ganancias más que estimabjes Durante el siglo XX Joshua ha sido sistemáticamente ignorado, y su estreno español en Santander es una noticia inmejorable, por cuanto sus intérpretes (The King s Consort, bajo la dirección de Robert King) son precisamente los artífices de la única- y soberbia- grabación existente hasta la fecha. En España será distribuida en breve. El conjunto de instrumentos originales, compuesto por un número de voces e instrumentos casi idéntico al que dispuso Haendel: treinta músicos, veintidós cantantes para el coro y cinco solistas, incluyendo al ángel, recreará de nuevo el precioso colorido de los instrumentos barrocos y la desbordante energía de sus espléndidos coros, sin duda dos de los elementos esenciales de este oratorio. Sonsoles VELÁZQUEZ E L oratorio Joshua de G. F. Haendel, que se estrena en España el día 29 en el nuevo Palacio de Festivales de Cantabria, fue ya en vida de su autor uno de los más representados. Haendel lo escribió en tan sólo treinta días, y se encuadra dentro de un nuevo género de oratorios patrióticos (al que pertenecen también su Occasional oratorio Judas Maccabaeus y Alexander Balus Aunque el libreto de Joshua (del reverendo Thomas Morell, como los tres nterio- Georg Friedrich Haendel: Joshua (Estreno en España. The King s Consort. Coro y Orquesta Barroca. Solistas: Gillian Fisher (soprano) James Bowman (contratenor) Joseph Cornwell (tenor) Michael George (bajo) Director: Robert King. Santander. Palacio de Festivales de Cantabria (Sala Argenta) 29 de abril, a las 20,30 horas. Precios: de 1.500 a 4.000 pesetas.