Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
I VIERNES 12- 4- 91 ESPECTÁCULOS ABC. Póg. 97 Preciosa representación y triunfo de Rinaldo en su estreno madrileño Adecuado reparto y excelentes direcciones de Ros Marbá y Pizzi Rinaldo haendeliano, doscientos ochenta Podía temerse cierto clima si no de tormenta, sí años después de haber sido escrito. Faltó, sí, el de reserva y desencanto por la forzosa ausendulce encanto de su voz adecuada y bellísima, cia de la mezzo Teresa Berganza, por quien y pero pocas veces he asistido en nuestros ciclos para quien se calculó detallada e ilusionadaa un triunfo global más grande y merecido. mente esta presentación- estreno madrileño del Alegra mucho destacarlo así esta y Argante el primer fragdia voz que al forzar la cantidad. en obra como ésta, porque su- mento de Goffredo pueden Cumplió su breve cometido Juan braya la eficacísima siembra que ser ejemplo en un curso libre de Pedro García Marqués, Mago se ha realizado en ya cerca de caídas. lo mismo que Ana Leoz y Ana Antonio Ros Marbá seis lustros a los que se aproxiEl nivel medio de los cantan- Cid, Sirenas ¿Lo mejor? El man estos festivales, ahora tem- tes fue más que digno. El pú- equipo todo, sin grietas. Y bría resultado de un quietismo poradas, de los Amigos de la blico destacó de manera par- parte fundamental que recibió peligroso. Gracias a ese procediÓpera tan generosamente ticular a María Bayo, soprano de una imprsionante, prolongadímiento, que podía hacernos penasistidas por el Ministerio de Cul- voz lírica, bonita, sin problemas, sima o v a c i ó n- el grupo de sar en los lejanos tiempos en los tura. Y porque importa, en otro desenvuelta y de correcta línea, veinte mimos. Para ellos, para que nació la obra, (pese a la sentido, que en vísperas- ¿vís- dentó de la materia no deslum- su misión decisiva, sólo una pa tonteriíta por lo visto inevitaperas? -de la recuperación del bradora. Llilian Watson, soprano labra: perfectos. No se puede ble en nuestros días, del empleo Real, todos nos acostumbremos ligera, lógicamente beneficiada funcionar mejor, com más exaca que cabe celebrar representa- por ello para las agilidades recla- tiud y disciplina. Y eran esenciade unos humos que maldita la ciones de muy alta calidad sin madas por Haendel y peligrosas les en esta producción del Teafalta que hacen) gracias también que siempre hayan de figurar para otras voces, fue notable tro italiano de Reggio- Emilia, esa la vistosidad, el lujo y colorido divos en el reparto. de los figurines, Rinaldo se Armida No es poco reempla- tupendamente dirigida por Pier oyó, se vio, en un espectáculo Rinaldo libreto de Aaron zar a Teresa Berganza y salir ai- Luigi Pizzi, el gran triunfador de noble, completo. Amores, celos, Hill, traducción italiana de Gia- rosa como Rinaldo En tan la noche con Antoni Ros Marbá: luchas, hechicerías, la moraleja como Rossi, con puntos de parresponsable labor Cinthia Clarey porque todos los personajes, en final- La virtud del amor vence tida en la Jerusalén libertada lució calidad y estilo, aunque el plataformas, en corceles, naves, siempre a la maldad -quizá no de Tasso, y el Orlando Furegistro grave queda algo apa- elementos diversos, se vieron se recuerde mucho. La música, rioso de Ariosto, se compuso gado en el timbre. El tenor Tho- movidos por tracción humana; la representación, el trabajo de por un Haendel veinteañero, de- mas Randle, con leves atisbos por seres sin rostro, de negros equipo, la dos direcciones, el seoso de conquistar Inglaterra, nasales, tiene grato color y ex- atuendos, arrastrados de manera anónimo concurso de unos mien 1711, aunque después haya presión correcta como Gof- precisa para el juego de velos, el mos, ya lo creo que sí. realizado buen número de revi- fredo Natale de Carolis, Ar- cambio de posturas, la animasiones, cambios, adaptaciones gante me gustó más en la me- ción de lo que, en otro caso ha- Antonio FERNÁNDEZ- CID de números de otras obras propias, hasta 1731. Quede el estudio y la concreción para musicólogos especializados. Lo que nos propone Antoni Ros Marbá, fruto del análisis, la mezcla y la selección conscientes, tiene belleza y con elementos actuales en lo instrumental, Título: El arrogante español Autor: Lope de Vega. María Jesús Sirvent, Félix Navarro, Luisa Armenteros, aunque, en recitativos emplee Versión: Juan Germán Schróeder. Director: Cayetano Antonio Vico, Manuel Torremocha, Vicente Haro, viola de gamba y tiorba, con Luca de Tena. Música: Gregorio García Segura. Arturo Acero, Carlos Bofill, Pedro García, Emilio Traspás, Carlos Maseda, Pepón Nieto, Luis Zabala, clave y cello y utilice en la deli- Escenografía: Emilio Burgos. Intérpretes: Joaquín Krémel, Natalia Dicenta, Luis Várela, Manuel Gallardo, C. Céspedes y Joaquín Sánchez. Teatro Español. ciosa aria de los pájaros de Almirena tres flautas dulces. Y En el teatro Español, para cepersonajes, tras ser invocado como dicen los castizos de las quede ya firmada la calificación lebrar las bodas de oro. escénizarzuelas, agradecer al homenasan Onofre, comenta que vaya sobresaliente para los profesores cas de Cayetano Luca de Tena, jeado su magisterio escénico y, santo han ido a buscar para que de la Sinfónica, en cabeza el que durante quince años rigió además, ya que estamos, su rime con cofre. concertino, el fagot, el clave, con sus destinos, se ofrece El arrocontribución a que, por medio de Gayetano Luca de Tena la ha el flauta dulce agudo, como el di- gante español de Lope de la televisión, el teatro llegara a dirigido con brío y sabiduría, enrector, aclamado en las salidas Vega, en la misma versión y todos los hogares de España. tendiendo el clásico como monual foso y al comparecer a escena montaje que se estrenara en el La obra elegida para la ocamento, sí, pero también como en el final de la representación. mismo escenario el 29 de marzo sión es una redonda muestra del cuerpo vivo, lleno de frescura, de 1964, también dirigida entongenio de Lope, una comedia de Comienzo por la orquesta, porcomo si el Fénix de los Ingenios, capa y espada, en la que la risa que la música de Haendel es ces por Luca de Tena. en horas veinticuatro la huembota el filo de los aceros: ágil, caudal inagotable de bellezas, Hermosa iniciativa y hermoso biera escrito ayer mismo. La esirónica, vibrante, alegre, agudímodelo de frescura, brillo, trans- homenaje en estas horas en que cenografía de Burgos es un prisima, cínica, tierna y muy, muy parencia, tanto aquí, en esta rendir tributo a la labor bien hemor de funcionalidad polivalente divertida. Al retratar al picaro esópera temprana, como en sus cha de quien trabajó antes que y los intérpretes, que marcan el pañol Luzmán, galanteador, figuo r a t o r i o s avanzados en el nosotros no parece moneda coritmo de los versos, están todos rín, narciso, trapacero, arrebatatiempo. El aria de los pájaros ya rriente. Una demostración de eficaces en sus papeles, en escapas y arrebatahonras én la bucitada, la también de Almirena respeto y afecto que, según los pecial el protagonista, Joaquín lliciosa Roma del Siglo de Oro, en el segundo acto, II pianto planes de Gustavo Pérez Puig, Krémel, que demuestra unos quiel autor no ahorra soterrado vimió puede ser que melódica- habría debido extenderse con lates de actor con frecuencia igtriolo con el que fustiga, entre mente el número más inspirado otra obra al desaparecido y ennorados, y Natalia Dicenta, delicarcajadas, a la sociedad de su de la obra y una más de trañable Luis Escobar, nombre ciosa casquivana. El público pesépoca, no tan distinta a las de punteó de risas la representación atrayente ritmo, en el tercero; las que, como el de Cayetano Luca otras, así que cabe aplicarse el y al final tributó un largo y cálido de Rinaldo Core ingrato y de Tena, estuvo detrás de buena cuento. Por no ser avaro en iro- aplauso a Luca de Tena. Cara sposa en la particella parte del mejor teatro que se nía, Lope la emplea hasta conextensa y básica; la espectacular montó en España en épocas Juan Ignacio GARCÍA GARZÓN entrada de Armida el dúo de ciertamente difíciles. Es de ley, sigo mismo cuando uno de los El arrogante español brillante y divertida comedia de capa y espada con vitriolo dentro Homenaje a Cayetano Luca de Tena en sus bodas de oro con la escena