Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MARTES 19- 3- 91 TRIBUNA ABIERTA ABC. Pág. 53 -En el pensamiento N mayo de 1986 Cárceles de la razón (y III) de Sade, hombre del las ediciones siglo XVIII, no podían Pauvert publicaron, a faltar ciertos rasgos manera de introducción utópicos. En una suerte general a su proyectade manifiesto franceda edición de la obras Por Octavio PAZ ses, un esfuerzo más completas de Sade, un si queréis ser republivolumen de Annie le Brun: Soudain, un bloque d abime, Sade enemigos y persecutores. El filósofo del sa- canos incluido en La Philosophie dans le Autora de varios libros de ensayos, en los dismo no fue un victimario, sino una víctima- boudoir propone una sociedad de leyes suaves y pasiones fuertes abolición de la que no se muestra muy tierna con las Beau- el teórico de la crueldad fue un hombre bonpena de muerte, pero consagración del asesivoir y las Kristeva, Annie le Brun es una es- dadoso. No es extraño que varias generacionato privado por placer. El único derecho de critora a un tiempo original y valerosa. Es bri- nes, desde Apollinaire y los surrealistas, llante sin cesar de ser inteligente: una espe- hayan visto en él un ejemplo moral. Es la re- esa sociedad es le droit de propieté sur la juoissance También es revelacie en vías de extinción en todas las vuelta encarnada, la libertad en dora su idea de la constitución literaturas modernas que hoy gimen bajo la persona. Pero esta imagen de de un club de Amigos del criférula de los dogmáticos y la palmeta de los Sade ignora otros aspectos de men no sin analogías con Los profesores. El diario Liberation dedicó un su personalidad: las obsesiones, trece de Balzac (probablemensuplemento al libro de Annie le Brun: comen- el fanatismo, la pedantería, el te lo leyó) Las utopías de Sade. tarios, poemas y una encuesta. Reproduzco amor a la fuerza bruta y al filoso son antiutopías. Su principio funmis respuestas a las preguntas del diario pa- fo tirano (su doble) Cada desdador es la negación universal. risino: cripción erótica de Sade se conPero ¿se puede fundar algo sovierte en una lección de geome- Hacia mil novecientos cuarenta y cinco bre una negación? tría y en una demostración descubrí a Sade. Lo leí fascinado y perplejo; -La negación de Sade es circular que nos encierra. En desde entonces ha sido un silencioso y no enorme, total. En esto recuerda nombre de un placer razonante y siempre cómodo interlocutor. En mil novea San Agustín. Ambos fueron ergotista postula un curioso descientos cuarenta y nueve, escribí un poema antimaniqueos, quiero decir, propotismo, en el que la insurrec El prisionero y en mil novecientos sesenclamaron la existencia de un ción de los instintos se confunde ta y uno volví al tema y le dediqué un largo solo principio. Para San Agustín, con la tiranía del silogismo. Su ensayo El más allá erótico Pero no coinel mal es realmente la nada, el razón no nos libera sino para encido con Pauvert: Sade no me parece el Octavio Paz no ser; lo único que existe de cerrarnos en mazmorras que no más grande escritor francés Ni siquiera es Poeta verdad es el Bien. Es lo único son menos horribles que las de el mejor de su siglo. Es imposible comparar que es El Bien es el supremo los moralistas, los pedagogos y su lengua con la de Rousseau, Diderot o Vollos tiranos. Y no menos aburridas. No deja de Ser. Para Sade, el Mal es la única realidad: taire. Tampoco es un gran creador novelesco ser escandaloso que espíritus generosos y no hay bien. Pero ¿cuál es la realidad ontolócomo Lacios. La importancia de Sade, más enamorados de la libertad, como Bretón y gica, por decirlo así, del Mal? Es indefinible; que literaria, es psicológica y filosófica. Sus Buñuel, hayan sido de tal modo ciegos ante su nombre es Legión dispersión y pluraliideas tienen indudable interés; sin embargo, estos aspectos de su pensamiento. Sade no dad. El único rasgo que aisla al Mal y lo defiBataille y Blanchot exageraron: no fue Hume. exalta a la libertad sino para esclavizar mejor ne es ser una excepción. Por éso, al afirmar Sus opiniones nos interesan no tanto por su a los otros. con maníaca insistencia al Mal como principio pertinencia filosófica cuanto porque ilustran único, Sade afirma una pluralidad de excepuna psicología singular. Sade es un caso. ciones resuelta en muchas negaciones. En Todo en él es inmenso y único, incluso las suma, el Mal carece de fundamento. Esto es repeticiones. Por esto nos fascina y, alternatimás que una contradicción o que una paravamente, nos atrae y nos repele, nos irrita y doja: al afirmar al Mal no postula un principio ALQUILE CON TIEMPO SU nos cansa. Es una curiosidad moral, intelecúnico, sino una dispersión. El Mal no es sino APARTAMENTO. tual, psicológica e histórica. miríadas de excepciones. Sade se precipita Consulte las páginas en una infinidad de negaciones que lo niegan- Su vida no es menos extraordinaria que de Anuncios por también a él. No es ya sino una excepción su obra. Padeció prisiones por sus ideas; fue palabras de AÍBC más entre las excepciones, un reflejo entre incorruptible e independiente en materia intelos reflejos de un juego de espejos que se lectual (a veces hace pensar en Giordano multiplican y se desvanecen. Bruno) en fin, fue generoso incluso con sus E DEL ORGASMO COMO SILOGISMO SOR 7.000 MlliONES EN PREMIOS Y PREMIOS AL DÉCIMO DE 500 Y 200 MILLONES SÁBADO MARZO lotería nacional