Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EDITADO PRENSA POR ESPAÑOLA SOCIEDAD ANÓNIMA 15 DE MARZO DE 1991 FUNDADO EN 1905 POR DON TORCUATO LUCA DE TENA N el siglo XX ha habido dos fracasos inmensos, de extraordinarias proporciones: el primero, el del nacionalsocialismo hitleriano, al mediar el siglo; el segundo, el de los países comunistas, al acercarse a su final. Creo que las causas últimas de ambos fracasos son las mismas; pero en el primero fue la derrota militar en la Segunda Guerra Mundial lo que lo precipitó y lo puso de manifiesto; quiero decir que el fracaso externo, desde fuera, en forma de vencimiento, pudo encubrir su verdadero origen interior, más aún, intrínseco. En este fracaso que está aconteciendo ante nuestros ojos no han intervenido factores exteriores ni más violencia que la interna, y se puede examinar el fenómeno en estado de pureza, de manera que revela su origen. La atención se dispara automáticamente hacia lo que de común tienen el nacionalsocialismo y el comunismo, y que suele denominarse totalitarismo Excelente expresión, porque lo más grave de estos sistemas, desconocido hasta nuestro tiempo, es la creencia de que todo es relevante políticamente, y por tanto el poder público debe interesarse por todo, regularlo, dominarlo, imponerlo o prohibirlo. Esto no se había dado en las formas de opresión anteriores a nuestra época, que han sido tantas. La consecuencia inmediata del totalitarismo es la eliminación de la libertad; se entiende, de toda libertad. Ha habido, y habrá, hombres, partidos, doctrinas con propensión a limitarla y cercenarla; pero hasta ahora ciertas libertades, distintas en cada caso, no importaban, y por tanto el poder no se ocupaba de ellas; por eso quedaba un margen mayor o menor. El ejemplo más inmediato y claro es el del régimen que ha dominado España durante cuarenta años, y que no tenía el menor entusiasmo por la libertad; pero buena parte de ellas no le interesaban, y por eso pudieron seguir vivas y disponibles, como se demostró hace quince años. Creo, sin embargo, que hay que remontarse todavía más. En primer lugar, porque como la vida humana es intrínseca y forzosamente libre, aunque se carezca de innumerables libertades su núcleo último consiste en libertad, y no puede extinguirse, por angustiosamente estrecho que sea el margen de las libertades. En segundo lugar, porque lo que sucumbe en ciertas condiciones, lo que queda mortalmente herido cuando la libertad falta, es la capacidad de pensamiento Ahora bien, sin él la vida deja de ser propiamente humana, recae en una u otra forma de primitivismo, se repliega sobre sí misma, pierde su nivel histórico, enajena su herencia, y, naturalmente, está abocada al fracaso. Uno se pregunta qué ocurrió con el pensamiento en Alemania desde 1933. Sin duda era el país que lo había ejercitado más, y con mayor profundidad- s i bien con algunas graves deficiencias- en el siglo y medio anterior, desde tiempo de Kant y Goethe y tantos más. Pero el hitlerismo im- ABC DOMICILIO SOCIAL S E R R AN 0 6 1 2 8 0 06- M A D R I D DL: M- 13- 58. PAGS. 144 E LAS CAUSAS DEL GRAN FRACASO sable, inexorable, de todo ello. Sin él, en épocas históricas avanzadas, quiero decir cuando se ha alcanzado un nivel despuso no ya una paralización del pensamiento, sino su retorsión es decir, el uso de el cual hay que vivir, desde el que en todo caso se aparenta vivir, la vida se conde sus aparatos para poner en juego una vierte en infrahumana en ese sentido ideología, no sólo falsa, sino simplemente preciso. Esto es lo que estamos descuridicula. Y muchos titulares de ese pensabriendo, con bastante estupor, no muy jusmiento se prestaron a la operación, incluso tificado en estos últimos años. De eso es con gusto, porque les permitió tomarse unas vacaciones de la tensión del pen- de lo que algunos han decidido no enterarse, porque hay ciertas formas de mentalisamiento alerta y alistarse en un rebaño. dad para las cuales los hechos no cuentan. La cosa fue tan profunda que la en tantos Pero me siento muy lejos de la satisfacsentidos admirable Alemania actual sólo es ción del que ve los toros desde la barrera. todavía deficitaria en el pensamiento proY esto por dos razones. La primera, que piamente dicho. En cuanto a la Unión Soviética y los de- me importan esos pueblos que han estado sometidos- o siguen estando- a la situamás países por cuya mediación habían reción que he descrito. La segunda, porque cibido el marxismo, sabemos bien cuáles no estamos a salvo, detrás de la barrera. han sido las condiciones en que podía ejerEn forma menos aguda, la crisis del pensacerse el pensamiento. La situación inicial, miento afecta al mundo entero; quizá no por supuesto en la Unión Soviética misma estemos en estado carencial pero sí en y en casi todo el mundo dominado por ella, grave peligro. era mucho menos favorable que en Alemania: había mucho menos pensamiento que Me interesan siempre los giros del leneliminar y anular, y por ello era más fácil. guaje, las palabras o expresiones que se No había las estructuras consolidadas que emplean. Llevo mucho tiempo preocupado permiten durante cierto tiempo una prolonpor el hecho de que cuando se elogia a algación inercial de lo que crea el pensaguien, rarísima vez se dice que es intelimiento, como llega la luz de una estrella gente Menos todavía se dice del que sos- extinguida hace milenios. Para seguir vitiene alguna doctrina que tiene razón y viendo humanamente era menester seguir casi nunca se dice de una teoría que es pensando- e n muchos casos, empezar a verdad Se dice muchas veces, como enpensar- Desde 1917, lo que ya antes era comio, que alguien tiene una cabeza bien muy difícil resultó simplemente imposible. Y amueblada lo cual me inquieta, porque esta es, si no me equivoco, la causa más sugiereque la tiene llena de cosas, aunque honda del espectacular fracaso que estasean valiosas. Nunca oigo decir de nadie mos contemplando. que tenga una cabeza bien ventilada es Su rasgo más saliente es, como podía decir, abierta a la realidad, por la cual puehaberse esperado, su totalidad No es de entrar el aire, y acaso raudales de luz que no hubiese filosofía, ni una literatura que permitiría a la realidad penetrar en ella que valiese la pena, ni arte digno de ese y allí reflejarse. Confieso que me sentiría nombre, ni libertad política, ni participación mucho más optimista. en la vida de los países; es que no funcioCasi todo lo que se lee y oye muestra naba nada. No se había cambiado libertad una deficiencia de pensamiento. No falta por eficacia, sino que se habían perdido enteramente, pero es menos del que sería ambas a la vez. La vida privada se había necesario. Por eso el mundo entero funsacrificado a la prosperidad económica, ciona mal Se fija la atención en un aspara quedarse sin ninguna de ellas. El orpecto particular- e l correo, la justicia, la den, la disciplina, la estabilidad, la eficacia enseñanza, los transportes, la sanidad- militar, nada de eso existía. ¿No era previque es más visible y entra por los ojos, y sible? no se advierte que los supuestos de ello, lo El pensamiento es la condición indispenque permitiría su buen funcionamiento, está en quiebra. Es urgente salvar la exigencia del pensamiento. Los que hablan públicamente o ejercen funciones de responsabilidad sin haber pensado deben quedar automáticamente descalificados. No ocurre esto, sino lo contrario: inmediatamente se olvida; ya se ha olvidado lo que muchos han dicho EDICION INTERNACIONAL sobre el recentísimo conflicto del golfo Pérsico, aún no superado. Verdaderamente, lo que está pasando en el mundo y lo que Un medio publicitario único puede pasar da mucho que pensar. ¿Por para transmisión de mensajes qué no hacerlo? comerciales a ciento sesenta naciones Julián MARÍAS de la Real Academia Española