Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 26- 12- 90 DEPORTES ABC. Pág. 73 102- 74: La debilidad del Maceabi propicia la final Madrid- Pop en el torneo de Navidad El equipo blanco necesita ganar por nueve puntos para ser campeón Madrid Julio Carlos Diez La tremenda debilidad del Maceabi, cada día más lejos del aquel equipo que fue campeón de Europa, propició una final Real Madrid- Pop 84 en el Torneo de Navidad de baloncesto, que este año patrocina el diario deportivo Marca En la segunda jornada, el equipo blanco ganó por 102- 74 al campeón de Israel. Los resultados de las dos pr ¡meras jornadas permiten que el torneo tenga la deseada final entre el Real Madrid y el Pop 84, puesta en peligro por la derrota del conjunto español ante el Limoges. Las posibilidades del Madrid son pequeñas, pero no se han perdido del todo. Si el Limoges gana hoy al Maccabi, lo que parece muy probable, el conjunto de Brabender necesitara ganar por nueve puntos de ventaja a los yugoslavos. Un triunfo por ocho o menos sería insuficiente. Si los franceses pierden, al Madrid le bastaría Con superar al Pop por cualquier diferencia. Digerida la derrota del día de Nochebuena, el Real Madrid buscó la revancha frente al Maceabi, conocedor de que es difícil encontrar mejor reconstituyente en lugar alguno. El campeón de Israel atraviesa una crisis de caballo, de esas que le dejan a uno maltrecho para muchos años. Sin hombres altos de valor, sin tiradores eficaces, sin velocidad en el contrataque, el Maccabi se ha convertido en un bombón. Los Llórente, Biriukov, Martín... disfrutaron de lo lindo. Podían correr, pasar, tirar y saltar como en los entrenamientos. Y las canastas llegaban con relativa facilidad. El marcador se abultaba en el cuadro de sus guarismos, mientras que el de los rivales apenas subía. El encuentro estaba decidido desde que se formaron los contratos para traer al Maccabi a Madrid. La verdad es que el juego del equipo blanco no era brillante, pero al menos resultaba tranquilizador para los aficionados, que la tarde anterior se habían ido del Palacio de los Deportes muy enfadados, La reconciliación, otra vez, era posible más por la debilidad del rival que por la fuerza del Madrid, pero bastaba el resultado abultado para que los sueños remontasen el vuelo a la espera de lo que suceda en la final. La historia del encuentro es tan pequeña que cabe unas pocas palabras: superioridad aplastante del Madrid. En el descanso 48- 40 y al final, con todos los suplentes en pista, 102- 74. Lo negativo, las lesiones de Llórente- u n bocadillo -y Roberts- pequeño esguince de tobillo- aunque se espera que puedan jugar frente a los yugoslavos. Ahora mismo es difícil saber en que punto está la crisis del Madrid. La victoria sobre el Atlético era engañosa; la derrota ante Limoges pareció muy grave; el triunfo contra el Maccabi no tiene gran valor. Lo más sensato es abrir un período de espera. El Pop 84 puede ser una buena prueba y el Estudiantes, en la próxima jomada de Liga, la definitiva. Lo que está claro es que el equipo no tiene seguridad en su juego y que sólo Roberts, que acaparó las mayores ovaciones con mates, tapones y gorros, parece saber lo que tiene que hacer. Los demás alternan errores Amarga Nochebuena para el equipo blanco Madrid. J. C. D. El triunfo sobre el Atlético de Madrid no se podía considerar como el punto final a la crisis del Real Madrid de baloncesto. Ganar a los de Gil y Gil era casi una obligación, porque dos jugadores, aunque sean buenos, no forman un equipo. El Torneo de Navidad se presentaba, por lo tanto, como la prueba decisiva para el futuro de Brabender. Y el primer paso, no puso ser peor. Frente al Limoges, el Madrid hizo un mal partido, sin ataque ni defensa. Se multiplicaron los errores y, lo que es peor, se toleraron sin inmutarse ni sentir vengüenza. Jugadores que aspiran a renovar- o que ya lo han hecho- por cifras multimillonarias se comportaron peor que los aprendices. No hay excusas para el nulo rendimiento de Llórente, Biriukov y Martín. Del desastre madridista sólo se salvaron Roberts, Herrera y Cargol. El pívot mantuvo en pie al equipo durante la primera parte, confirmando sus buenas maneras. El problema es que recibe pocos balones y que muchos le llegan en las peores condiciones. El problema se agrava cuando Biriukov tiene el día tonto. Los franceses, conocedores de las limitaciones del equipo blanco, situaron sobre el soviético español a Dacoury con la misión de impedir sus lanzamientos. El internacional galo hizo una exhibición: Biriukov se quedó en tres puntos- un triple pasados los 30 minutos de juego- mientras que Dacoury logró 18. Secó el tiro exterior blancos y autoeliminado el peligro bajo el tablero, por la renuncia de Llórente a jugar con Roberts, el Limoges impuso su dominio con claridad, aunque el marcador se mantuviera igualado hasta el minuto 28. La desilusión llegó a las gradas mediada la segunda parte. Hasta ese instante, el Madrid iba a remolque (38- 39, en el descanso) pero sin perder el tren del triunfo. En los diez últimos minutos, los franceses asestaron el golpe definitivo. Catorce puntos de ventaja, que se quedaron en el 83- 90 final. Un marcador razonable por los deméritos blancos en un partido que más que un justo vencedor tuvo un derrotado que se ganó a pulso el batacazo. Arbitraron Zych (Polonia) y Davidov (URSS) Cumplieron. Real Madrid: Llórente (8) Biriukov (3) Roberts (18) Cargol (17) Martín (15) -equipo inic i a l- Santos (0) Romay (2) Herrera (20) y Villalobos (0) Limoges: Dacoury (18) Ostrowski (17) Brooks (14) Collins (26) Demory (9) -cinco inicial- -y Lamy (6) Roberts y aciertos y el marcador depende de que predominen aquellos o estos. Del Maccabi sólo caba decir barbaridades. Ha perdido todo su potencial. Tiene dos americanos malos y unos nacionales, peores. Su única arma son los triples. No defiende ni ataca. Una pena. Arbitraron Zych (Polonia) y Mailhaubau (Francia) sin problemas. Real Madrid: Llórente (7) Biriukov (19) Roberts (18) Herrera (11) Martín (9) -equipo inicial- Santos (5) Romay (2) Silva (2) Villalobos (2) Cargol (13) González (3) y Aisa (0) Maccabi: Mercer (11) Lippin (4) Jamshi (10) Horton (8) Royal (12) -cinco inicial- Henfield (7) Daniel (12) Goodes (0) Simms (6) y Cohén (4) 84- 74: El juego exterior del Pop 84 decidió ante el Limoges Madrid. S. D. Cuando y como quiso el Pop 84 logró la ventaja que pretendía para imponerse por diez puntos al Limoges en partido de trámite para los yugoslavos, que se exhibieron de largo en el juego exterior. Kukoc marcó la diferencia aunque estuvo un rato en el banquillo. Excesiva diferencia. El Pop 84 se vio amenazado, con Kukoc es un equipo moderno que domicomo pieza base, desde dentro na el tiro exterior y el Limoges, o desde fuera. Limoges trató de según táctica de Gomelski, gira y ahogar en el segundo periodo al gira en rueda pre- escolar, según adelantar su línea para frenar el moldes arcaicos para que rematiro exterior yugoslavo, pero todo ten sus dos torres negras o su fue inútil. La ventaja se redujo al internacional Dacoury. La difesentarse Kukoc por cuatro persorencia fue enorme desde el prinales, pero volvió a seis minutos mer minuto, porque los yugosladel final y todo fue claro. vos, casi a medio gas, mandaron Pop 84: Pavicevic (4) Perasoen el marcador por la seguridad vic (20) Kukoc (26) Lester (3) en su tiro exterior, llegando al Tabak (10) Naglic (12) Sretenodecanso con 45- 37 a favor. vic (7) y Savic (2) Limoges: Demory Colüns Dentro de la relatividad, con el (22) Dacoury (9) Brooks (19) Limoges luchando por mantener Ostrowski (22) Biasse y Laun marcador digno y sorprender mie (2) luego, el Pop 84 decidió cuando -Así va el torneo- Día 24: R. Madrid, 83; Limoges, 90. Pop 84, 113; Maccabi, 90. Día 25: R. Madrid, 102; Maccabi, 74. Pop 84, 84; Lomoges, 74. J. G. P. PF. PC. Pt. 1. 2. 3 4. Pop 84 Limoges Real Madrid Maccabi 2 2 2 2 2 1 1 0 0 1 í 2 197 164 185 187 164 167 164 115 4 2 2 0 Partidos para hoy: Maccabi- Limoges (17,15 horas) y Real Madrid- Pop 84 (19, porTVE- 2)