Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 A B C INTERNACIONAL MIÉRCOLES 26- 12- 90 La flotilla española quiso olvidai Abu Dhabi. Manuel Abizanda, enviado especial La tripulación de la fragata Numancia celebró la Nochebuena en el golfo Pérsico con un espectáculo a bordo en el que intervinieron Marta Sánchez, su grupo, Ole Ole y el humorista Raúl Sénder. En un ambiente festivo, con la cubierta de vuelo de heliDesde los barcos anclados en las proximidades de la Numancia -l a fragata argentina Almirante Brown la inglesa Gloucester el portaviones norteamericano Midway y dos de sus cruceros de escolta- las tripulaciones observaban con envidia al buque español y a sus marineros. A las seis de la tarde, con el cielo ya completamente oscurecido, el humorista Raúl Sénder comenzaba el espectáculo, organizado por el Ministerio de Defensa para hacer menos duras estas Navidades lejos de casa a las tripulaciones de los tres buques que componen la Agrupación Bravo que colabora en las misiones de bloqueo decretadas por la ONU contra Irak. En la cubierta de vuelo, en la que se había montado el escenario, los componentes de la dotación de la fragata empezaron a mostrar sus primeras sonrisas ante los chistes de Raúl Sénder, quien tuvo palabras de elogio para ellos. También estaban presentes en la pista de helicópteros el ministro de Defensa, Narciso Serra, su esposa, el almirante jefe del Estado Mayor de la Armada, Carlos Vila Miranda; el embajador en los Emiratos Árabes Unidos, Aurelio Pérez Giralda, con su mujer y sus dos hijos; el responsable de la Agrupación Bravo capitán de fragata Francópteros de la Numancia preparada para tal fin, marinos profesionales y de reemplazo disfrutaron con lo que alguno calificó como lo mejor que ha pasado en este viaje La Numancia se convirtió por espacio de dos horas en un escenario de luz y sonido que contrastaba con el silencio del puerto de Abu Dhabi. mentos, en el barco argentino Almirante Brown anclado popa con popa con la Numancia su dotación se agolpaba en las partes más elevadas de su buque para presenciar el espectáculo. También marineros del Midway se acercaban hasta el costado de la fragata española para intentar ver el recital, aunque las banderas que enarbolaban el barco se lo impedían. Mientras, Marta Sánchez se cambiaba de vestido y volvía a salir al escenario, donde se dirigía a la tripulación y les aseguraba: Es un honor para mí y para el grupo Ole Ole estar aquí El ánimo de los marineros de la tripulación se levantó por completo cuando la cantante les aseguró que sois lo mejor del país contestado por la dotación con aplausos y gritos. En el rostro del ministro de Defensa y de los mandos de la Armada se podía apreciar un gesto de satisfacción por el desarrollo del espectáculo. Después de una nueva intervención de Raúl Sénder, Marta Sánchez dedicó su canción Soldados del amor a todos los soldados españoles y de otros países que se encuentran aquí, y también al del turbante y dijo que este tema es como cantaros un himno Para esta actuación, la cantante lucisco Rapallo, y el comandante de la Numancia Marcos Franco. Sentados en la pista de aterrizaje, los marineros aplaudieron y rieron con ganas los chistes de Sénder, sobre todos los referidos a catalanes, gallegos, vascos o madrileños. En la cubierta de la Numancia se podía ver también una mezcla de uniformes blancos y azules, pues a la dotación de la fragata se unieron en la celebración varios oficiales y suboficiales del Ejército del Aire, algunos incluso vestidos con el traje de vuelo, que formaban las tripulaciones del Boeing 707 que trajo al ministro de Defensa y a Marta Sánchez a los Emiratos Árabes y de los dos Hércules que transportaban el equipo necesario para este espectáculo. Tras la primera actuación de Raúl Sénder, llegó el momento esperado por toda la marinería. La aparición de Marta Sánchez y Ole Ole hizo que en el puerto de Abu Dhabi se escucharan algunos gritos no demasiado acordes con las tradicionales y rígidas costumbres de un país árabe. Vestida con un traje negro y escotado, Marta Sánchez comenzó su actuación con la canción Con sólo una mirada Mientras los marinos españoles disfrutaban a más de cinco mil kilómetros de sus casas de esos mo- Abu Dhabi, el descanso de los guerreros Abu Dhabi. M. A. Las tuertas norteamericanas desplegadas en el golfo Pérsico celebraron la Nochebuena y la Navidad en estado de máxima alerta ante el temor de un posible ataque iraquí aprovechando estas fiestas. La alerta ha sido decretada hasta pasado el día de Año Nuevo. De todas formas, en Abu Dhabi, capital de los Emiratos Árabes, los soldados de distintas nacionalidades que se encuentran aquí destacados pudieron salir a bailar y a tomar unas cuantas copas en contraposición a sus compañeros desplegados en Arabia Saudí. Abu Dhabi permite el consumo de alcohol y la existencia de discotecas en los hoteles, con la música que se puede oír, por ejemplo, en Madrid. Estos locales están estos días abarrotados por los marineros de los distintos buques atracados en el puerto y por pilotos y mecánicos de las fuerzas aéreas de diversos países. Así, no es difíciol encontrarse en uno de estos establecimientos, servidos todos por filipinos, a pilotos de aviones Tornado italianos, mecánicos de un escuadrón de F- 16 estadounidense estacionados en la base de Bateen, oficiales o suboficiales de la Numancia, y marineros del portaaviones Midway o de otros buques. Tampoco es difícil presenciar borracheras y amagos de peleas, que son rápidamente zanjadas por empleados de los locales, de origen oriental, que dominan las artes marciales a la perfección y que parecen estar sacados de una película de Bruce Lee. De todas formas, su amenazadora presencia calma a los más exaltados, sin que tengan que mostrar sus habilidades. Pero pese a este ambiente mas o menos festivo, lo cierto es que en la zona se vive un clima prebélico, quizá más acusado entre los soldados occidentales que entre los nativos. El estado de máxima alerta decretado por los mandos militares norteamericanos hace que las unidades se encuentren siempre dispuestas para hacer frente a cualquier ataque. Según manifestaron a este periódico miembros de la Armada norteamericana pertenecientes a la dotación del portaaviones Midway los barcos de la US Navy mantienen durante estos días un cincuenta por ciento de sus tripulaciones a bordo cuando estári atracas en puerto, algo que no se producía desde el comienzo d la crisis. En ester sentido, en el puerto de Abu Dhabi se encuentran atracados varios buques de diversas nacionalidades, entre los que destacan el Midway y dos de sus unidades de escolta un crucero lanzamisiles y un destructor. El Midway con una tripulación de 4.500 hombres, es el portaaviones más antiguo de la flota norteamericana, pues fue botado después de la II Guerra Mundial. A bordo lleva unos ochenta aviones, entre ellos cazabombarderos F- 18, bombarderos y cisternas para reaprovisionamiento en vuelo, A- 6 E y K- A 6 Intruder avionesde guerra electrónica EA- 6 B Prowler aviones radar de alerta temprana E- 2 C Hawkeye o helicópteros antisubmarinos SH 3 D Sea King Un ejemplo de las extrañas alianzas que produce la guerra es el hecho de que dos barcos y tripulaciones que hace apenas una década estaban a cañonazos se encuentren ahora atracados juntos en el puerto de Abu Dhabi, pues en estos días recalan en la capital de los Emiratos la fragata británica Glouester y la argentina Almirante Brown Aparte de los barcos de guerra, no se ven otros indicios de la fuerte presencia militar extranjera en los Emiratos Árabes, pues los soldaods no van de uniforme cuando pasean por las calles o van a los hoteles a comer o pasaar unos días de descanso. No obstante, de vez en cuando, aviones F- 16 de las fuertas aéreas norteamericanas sobrevuelan la ciudad. Según manifestaron a ABC fuentes diplomáticas, en algunas embajadas occidentales se han dado instrucciones a las respectivas colonias para que se adopten medidas de seguridad ante un posible ataque, sobre todo de armas químicas, como es tener las ventanas cerradas y los aparatos de aire acondicionado apagados. También algunas epresentaciones diplomáticas han distribuido entre sus nacionales máscaras antigás, aunque han sido rechazadas porque no se les han suministrado a los niños, al no tener de su tamaño. Por otra parte, a la ya larga lista de víctimas norteramericanas en este conflicto hay que añadir la de dos marineros del Midway que fallecieron en un accidente de tráfico durante una excursión por las proximidades de Abu Dhabi. El accidente se produjo el día 23, pocas- horas después de que otros 19 marineros del portaaviones Saratoga se ahogaran durante un permiso en aguas del Mediterráneo.