Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. Póg. 92 SUCESOS MARTES 18- 12- 90 Una madre y sus dos hjjos mueren por emanaciones de monóxido de carbono El cabeza de familia fue ingresado en un hospital de Valladolid Valladolid. S. S. Una madre y sus dos hijos, menores de edad, murieron el pasado sábado en su domicilio de Santervás de Campos, en Valladolid, a causa de una intoxicación por emanaciones de monóxido de carbono, si bien en un principio se pensó que podrían haber perecido electrocutados. En el suceso también resultó afectado el cabeza de familia quien, tras entrar en su casa y descubrir los cadáveres, al parecer, sufrió un desvanecimiento. Los hechos ocurrieron sobre las ocho de la tarde cuando Silvia Misas, de treinta y cuatro años, bañaba a sus dos hijos, José Miguel y Silvia, de seis y cuatro años de edad, respectivamente, informa Luis Jaramillo. Por causas que por el momento se desconocen, en un determinado momento se debió producir la emanación del monóxido de carbono en el calentador de agua de la vivienda. Una hora más tarde, es decir, sobre las nueve de la noche, el padre de los niños, José Miguel Agundez, regresó a su casa y descubrió, aterrorizado, los cadáveres de los tres miembros de su familia, en el cuarto de baño. Según parece, José Miguel- s e desconoce si intentó abrir o no alguna ventana para ventilar el aire enrarecido de la casa- tras descubrir los cadáveres, parece que intentó rescatar el cadáver de su hija pequeña, que se hallaba en la bañera y, paralelamente, desenchufó una estufa eléctrica, lo que provocó una descarga, que le dejó inconsciente. No sería hasta el día siguiente, sobre las nueve de la mañana, cuando el padre recobraría el conocimiento y, de inmediato, avisó por teléfono a una vecina para que pidiese ayuda. Según comentó esta mujer su voz era muy débil, casi imperceptible. Inmediatamente fui a buscar a su hermana y nos dirigimos a la casa. Entramos y lo vimos todo. Allí estaba la pequeña, en la bañera, muerta. Su madre y el otro hijo estaban fuera, tendidos en el suelo. Fue horrible Precisamente por la descarga eléctrica que al parecer sufrió el padre, y tras entrar en la vivienda la Guardia Civil, se difundió por la localidad que la posible causa de los fallecimientos pudieran deberse a electrocución. No obstante, esta teoría quedaría descartada poco más tarde, como informó el alcalde del pueblo, José María Flórez, quien señaló que los resultados de las autopsias realizadas a las víctimas mostraban que la causa de sus muertes fueron las emanaciones de gas procedente del calentador de butano del cuarto de baño. En este sentido, conviene ahora recordar que. es precisamente en estos fríos días de invierno, al encontrarse las casas herméticamente cerradas, cuando suelen producirse accidentes de esta naturaleza, debido a alguna deficiente combustión en aparatos tales como cocinas, calentadores o estufas de gas. Esta mala combustión produce el denominado monóxido de carbono, gas letal incoloro, sin olor ni sabor que, en poquísimo tiempo, provoca el desvanecimiento de la víctima por falta de oxígeno en el cerebro (anoxia) Este tipo de accidentes era frecuente en los años cuarenta y cincuenta por las malas combustiones en los braseros de picón. Como casos más recientes, sólo a título de ejemplo, ha de señalarse la muerte, hace pocos años, de cuatro miembros de una familia en Hortaleza (Madrid) y la tragedia de la discoteca Flying de Zaragoza, en donde cuarenta y tres personas perdieron la vida por el compuesto letal. D La Guardia Civil de Huesca utiliza detectores de metales para buscar a los dos montañeros catalanes perdidos desde el pasado día ocho de diciembre en la zona conocida como El Embudo del Balcón de Pineta, en el Pirineo aragonés. El triple crimen de Cieza se reconstruirá elpróximo jueves Murcia. Efe La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Cieza, Pilar Rubio, que instruye las diligencias por la muerte a tiros el pasado 1 de diciembre de tres novilleros, comunicó ayer a los abogados de las partes que el próximo jueves por la mañana se realizará la reconstrucción del crimen, en la cual participarán los tres detenidos tras el suceso. Pedro Antonio Y. de quince años, que está ingresado de forma provisional en un Centro de Menores de Barcelona, será trasladado para que participe en la prueba judicial, así como su hermano José Manuel, de diecinueve, y el dueño de la finca donde murieron acribillados los tres novilleros, el ganadero Manuel Costa. Los dos últimos se encuentran se encuentran en la Prisión Provincial de Murcia. Los dos hermanos se autoinculparon de los disparos que acabaron con la vida de los novilleros Juan Lorenzo Franco Collado, apodado El Loren Juan Carlos Rumbo Fernández, y Andrés Panduro Jiménez, aunque el menor lo hizo en todo momento y el mayor sólo al final para, según su abogado, Jesús Trillo, que se levantara el secreto de sumario y la incomunicación de los detenidos El titular del Juzgado de Menores, Juan Antonio Jover, confirmó que acudirá a la reconstrucción de los hechos porque considera que le ayudará a determinar el grado de implicación de Pedro Antonio. Por su parte, el abogado Trillo, que reclamó que la reconstrucción se efectuara con luna llena para que las circunstancias fueran similares a las del momento del crimen ha pedido un aplazamiento de la prueba a este respecto, sobre lo cual la jueza no se ha pronunciado por el momento. Rafael J. B. de diecinueve años, fue detenido por agentes de la madrileña Comisaría de San Blas como presunto autor de cinco atracos, uno de ellos a una entidad bancaria de Málaga. Caso Amilibia: En enerose verá el recurso de la sentencia Madrid. Ep El próximo quince de Enero se celebrará en la Sala Segunda de lo Penal del Tribunal Supremo el recurso contra la sentencia que condenó al periodista Jesús María Amilibia a diecisiete años de cárcel. La sentencia considera al condenado autor de los delitos de homicidio y tenencia ilícita de armas, por la muerte de José Fernández Villanueva, quien pereció tras ser herido de bala durante una discusión de tráfico, ocurrida en Madrid el 28 de octubre de 1988. El abogado defensor de Amilibia manifestó que el recurso de casación se basa, principalmente, en tres motivos: ruptura del nexo casual entre las lesiones producidas a Fernández Villanueva y la muerte de éste, acaecida un mes después de los hechos; la consideración de que en la acción del periodista no hubo, en ningún momento, ánimo homicida; y la no aplicación por el Tribunal sentenciador de las atenuantes de legítima defensa y de transtorno mental transitorio. Como se recordará, la sentencia que condenaba al periodista fue dictada por la sección tercera de la Audiencia Provincial de Madrid el 18 de diciembre del pasado año. Los amotinados de Pontevedra querían que les diesen heroína Pontevedra. S. Caldero y A. Tovar Cinco de los reclusos que el pasado domingo protagonizaron un motín en la prisión pontevedresa de La Parda, entre los que se encuentran los cabecillas, fueron trasladados a otras cárceles. Según señaló el gobernador civil de la provincia, los amotinados actuaron con el único propósito de conseguir droga Los cinco presos fueron trasladados a cárceles de Lugo y Zamora, y entre ellos se encuentran los cabecillas del motín: Alfredo Rodríguez, preso preventivo; José Manuel Martínez Rodríguez, condenado a diez años, y Antonio Villar Mouriño, que cumple una condena de trece años. Estos dos últimos padecen Sida en estado avanzado. Según el gobernador civil de la provincia, once presos tuvieron un papel activo en la protesta, aunque en La Parda se hallan internados 250 reclusos. Asimismo, informa Efe, Jorge Parada señaló que los rebeldes carecían de reivindicaciones concretas, y actuaron por desesperación y con el único propósito de conseguir droga y añadió que algunos desvalijaron la enfermería y se tomaron todo lo que había en el botiquín Pena capital para el mexicano Salcido, autor de siete muertes Redwood City. (EE. UU) Efe El mexicano Ramón Salcido, que fue declarado culpable del asesinato en abril de 1989 de siete personas, fue sentenciado ayer en California a morir en la cámara de gas. Los hechos por los que Salcido fue juzgado ocurrieron en el condado norteamericano de Sonoma cuando el acusado, después de abusar del alcohol y las drogas, asesinó a su esposa, a su suegra, a dos de sus hijas y a un compañero de trabajo. Tras la matanza, y cuando pensaba suicidarse, Salcido telefoneó a su madre, en México, quien le convenció de que acudiera al hogar materno, donde fue detenido. Poco después fue extraditado al estado de California, contra lo cual se manifestaron sus defensores, ya que el tratado de extradición prohibe la entrega de un ciudadano mexicano que se expone a la pena de muerte por delitos cometidos en otro país.