Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Arquitectura La obra arquitectónica de Miguel Oriol R ECIENTEMENTE el arquitecto Miguel Oriol ingresó en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando como académico de número, en solemne y multitudinario acto presidido por la Reina. Varios lectores de esta sección me han pedido les informase sobre la obra arquitectónica de dicho académico- arquitecto. Muy gustosamente atiendo a sus peticiones. Miguel Oriol nació en Madrid (1933) en familia vasco- andaluza de gran tradición artística y arquitectónica, que ya procedía de su abuelo José Luis de Oriol, igualmente arquitecto. Estudiante en la Escuela Superior Técnica de Arquitectura de Madrid, Miguel Oriol obtuvo su título profesional en el año 1959, dentro de una promoción que él ha descrito como una de las más densas que han salido de la Escuela ya que tenía por compañeros nada menos que a Fernando Higueras, Juan Antonio Ridruejo, Luis Peña Ganchegui, José. Serrano- Suñer, Javier Feduchi, Miguel Chinarro, Eduardo Mangada, Curro Inza... Consecuencia de su brillante terminación de la carrera fue la concesión de beca para estudiar en Estados Unidos, en cuya Universidad de Yale obtuvo el master en la modalidad de City Planning, habiendo hecho estudios también de temas artísticos con investigación espacial con profesores tan relevantes internacionalmente- como Paul Rudolph, Philip Johnson... De regreso a Madrid, pronto empezó a trabajar en su estudio, del que han salido numerosas obras en todas las modalidades constructivas en las que la arquitectura adquiere forma y función. Sería demasiado largo mencionarlas todas ellas, por lo que preferimos mencionar solamente los aspectos en los que Oriol ha contribuido al desarrollo de la arquitectura contemporánea: edificios industriales, clubes recreativos, conjuntos de viviendas, construcciones escolares y religiosas, edificios comerciales, hoteles de viajeros, poblados, residencias particulares, urbanizaciones y centros cívicos, y restauración y rehabilitación de edificios históricos. Una intensa actividad profesional, en la que siempre ha sido una constante el exquisito cuidado en las terminaciones de los edificios, consiguiendo siempre obras perfectamente acabadas. Si hay que destacar algunas realizaciones de su extensa labor habrá que aludir al Club de Golf de La Moraleja; a la urbanización de La Rinconada, en Aravaca (Madrid) al edificio La Herrería, en El Escorial; a los Estudios Universitarios de Guipúzcoa, 146 A B C en San Sebastián; al edificio Eurocis, en Madrid; a la residencia San Jaime, en Estepona (Málaga) al poblado de Valdecaballeros, en Badajoz; a la restauración del monasterio de Alcántara, en Cáceres, y a la Torre Europa en el paseo de la A la derecha, cerveceríarestaurante en la Expo 92 de Sevilla, con la cubierta colgada de dos torres Castellana (frente al estadio Bernabéu) el edificio de mayor envergadura y ambición estética de los construidos por Miguel Oriol hasta la fecha. Las dos últimas obras en las que este inquieto arquitecto trabaja son el pabellón del Vaticano en la Expo 92 de Sevilla y el de una conocida firma de cervezas, también para el mismo certamen internacional. El del Vaticano, una gran nave de acero blanco y vidrio negro que sugiere las bóvedas religiosas de Vista de cubiertas y entrada principal al pabellón del Vaticano de la Exposición Universal (abajo) gran altura, en las que se exhibirán obras de arte de gran categoría, y el de la cervecería- restaurante, con su cubierta colgada de dos torres gemelas para evitar que en el interior del pabellón no exista ningún soporte vertical. Dos obras muy distintas, de las que ofrecemos en esta página las primicias gráficas, y que demuestran el amplio espectro de la imaginación de su creador. No quedaría completa esta suscinta semblanza de Miguel Oriol sin aludir a su dedicación a escribir de los temas más diversos, pero de ello los lectores habituales de ABC tienen constante conocimiento. Apasionado por la arquitectura y el arte en general, observador atento de su entorno, amante activo de Madrid, es a esta ciudad a la que ha dedicado sus mayores desvelos urbanísticos pretendiendo salvaguardarla y potenciarla en lo posible- y en lo imposible- De todos esos proyectos, el de la modificación y peatonalización de la plaza de Oriente y los alrededores del Palacio Real es el que consideramos de más urgente realización. Que así sea, deseamos. Aunque de forma muy completa y poco detallada, esperamos que esta información sobre la obra de Miguel Oriol satisfaga la curiosidad manifestada por los lectores que me la solicitaron. Juan RAMÍREZ DE LUCAS JUEVES 13- 12- 90