Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JUEVES 13- 12- 90 DEPORTES ABC 77 y I Madrid al orgullo del Barcelona Así jugaron Real Madrid Buyo: Mal. Chendo: Bien. Sanchís: Muy bien. Hierro: Bien. Solana: Muy bien. Míchel: Bien. Maqueda: Bien. Aragón: Muy bien. Villarroya: Muy bien. Butragueño: Muy bien. Hugo Sánchez: Bien. Aldana: Sin calificar. Losada: Sin calificar. Remates: A puerta: con el pie, 5 (Butragueño, Míchel, Hugo Sánchez, Aragón y Hierro) con la cabeza, 1 (Butragueño) Desviados: con el pie, 3 (Butragueño, Hierro y Míchel) con la cabeza, 2 (Hierro y Hugo Sánchez) total: 11. Lo mejor: El gol de Aragón. Los mareajes. La presión en la media. Alegría superlativa en el juego. Compenetración general, con mención especial para La Quinta (Sanchís- Míchel- Butragueño) El derroche increíbe de Villarroya. Lo peor: Algún despiste de acoplamiento defensivo al principio. Barcelona Zubizarreta: Mal. Alex: Mal. Serna: Mal. Herrera: Regular. Goicoechea: Bien. Eusebio: Regular. Soler: Regular. Amor: Mal. Julio Salinas: Mal. Beguiristáin: Mal. Laudrup: Mal. Carreras: Mal. López Recarte: Mal. Remates: A puerta: con el pie, 1 (Goicoechea) con la cabeza, 0. Desviados: con el pie, 1 (Laudrup) con la cabeza, 0. Total: 2. Lo mejor: El gol de Goicoechea. La fluidez y decisión general en los primeros minutos. Dirección de Eusebio en el primer cuarto de hora. Lo peor: La actitud de Cruyff en esta Supercopa. El bajón anímico desde el 1- 1. Ineficacia absoluta para contener el juego del Madrid en todas las zonas del campo (mareajes deficientes y zonas sin orden) ¡Sólo dos remates! El talante alevoso y violento de Amor (frecuente en este joven jugador) REAL MADRID- BARCELONA MINUTO 70 4- 1 ma, liberación psicológica, cambio de una actitud negativa hacia otra positiva; una absoluta compenetración, acentuada en el trío de La quinta del Buitre (Sanchís- MíchelButragueño) y, en fin, la decisión de Cruyff de descomponer la habitual defensa del Barcelona. En algunos momentos, la exhibición del Madrid tuvo detalles de escarnio aportados por el público. Cuando Laudrup, con afán enternecedor, disparó un balón inofensivo y raso lejos de Buyo- no hubo más remates contra el Madrid, gol apart e- los más excitados exclamaron en la grada: Esta re- chifla tiene su cabal respuesta en la Liga, pero en ese momento, en la Supercopa, el líder era un coloso patético, tomado a mofa con irónicos gritos de suspense fingido y oles para los luminosos carruseles madridistas, cuyo tiovivo era impulsado por un Sanchís espléndido que algunos, por prejuicio inercial, siguen viendo en baja forma... El Madrid y Aragón provocaron con su fútbol el sentimiento sublime: la emoción que trasciende al mero hincha. (No sería extraño que Hagi y Spasic, conmovidos, incluso llorasen en el banquillo... Ignacio TORRIJOS En la grada El fracaso de Cruyff Lo que Johan Cruyff no puede impedir, dentro de su grave equivocación construida sobre una considerable soberbia, es que primero en el Camp Nou y anoche en el Bemabéu, el Real Madrid le haya puesto el cuerpo a su Barcelona como una auténtica ensalada. Lo que hoy recogen los periódicos de toda Europa no es otra cosa que el éxito es muy libre de vivir sus emociones y colocar sus preferencias allí donde lo crea más oportuno. Por si hubiera alguna duda, Ramón Mendoza, elogia igualmente la acción del Buitre Silencioso, con su buen talante habitual, Nemesio FernándezCuesta asiste sonriente al cambio de opiniones: Antes de todo esto Nicolás Casaus decidía reconocer el buen juego del Real Madrid y su justa victoria. Algo por el estilo comentaba Javier Gómez Navarro, secretario de Estado para el Deporte, y junto a él Rafael Cortés Elvira que no es madridista, ni mucho menos, pero si ecuánime. Ángel María Villar, estuvo en el Bemabéu con su disgusto a cuestas por la conducta de Forcén en el asunto Stoichkov. Y es que esto puede tener serias y graves consecuencias futuras. Era un partido de máxima alerta. Pero resultó un encuentro ejemplar que es lo que suele suceder en estos casos. Los incidentes ya están olvidados. Para el recuerdo muchas cosas buenas Para mi amigo Alfredo Di Stéfano el reconocimiento de lo que ya sabíamos: lo mucho que él sabe de fútbol. Y, además, haciendo las cosas mediante el sistema de la sencillez. Este hombre comienza con el trabajo y termina dando en el blanco. Rafael MARICHALAR Larios me han subido los pájaros a la cabeza pectacularidad de esta Supercopa en su gol y destaca la relevancia del triunfo: Esta goleada va a repercutir mucho en el equipo y la obtención de la Supercopa puede incidir bastante en la Liga Alfredo Di Stéfano ha conseguido con esta Supercopa su primer título como entrenador del Real Madrid. El sucesor de Toshack ensalza el título y la manera de conquistarlo: El Barcelona dominó inicialmente la situación, pero pasados veinte minutos fijamos los mareajes y mejoramos. Remontamos el 0- 1 con dos goles y en la segunda parte arrollamos. Este resultado es importante para el club. El Madrid ha superado al Barcelona en todos los sentidos y ha hecho vibrar al público de sentimiento y de gusto Di Stéfano, objetivo, niega que esta goleada repercuta en contra del Barcelona: No creo. Sí la acusará su hinchada, pues no le habrá gustado ver perder a su equipo por 41 Johan Cruyff quita hierro, goles y golazos a la derrota: Perder siempre escuece y duele, incluso en ajedrez, y el 4- 1 no es agradable, pero en la vida tienes que elegir y yo he elegido reservar jugadores para la Liga, porque llevamos cinco puntos de ventaja y es más importante para nosotros Cruyff ha zanjado la pérdida de este título con esta aseguración: Esta derrota no nos afectará en la Liga Míchel ha sido rotundo: Es normal que el Barcelona devalúe la importancia de la Supercopa porque le hemos dado un repaso Butragueño ha sido, junto a Santi Aragón, la otra estrella del encuentro. Sus dos goles y sus desmarques destrozaron al Barcelona y al joven Alex. Cruyff le ha elogiado: Es un fenómeno, muy listo y Alex ha tenido los mismos problemas que tienen con Butragueño todos los defensas El Buitre ha agradecido las flores holandesas para señalar que después de esta victoria, hay que vencer en Bilbao para continuar la racha en la Liga El Real Madrid espera que las flores no se marchiten en San Mames. Tomás GONZÁLEZ- MARTÍN de Alfredo Di Stéfano y los suyos con la Supercopa en el bolsillo. Explicaciones para justificar lo que no tiene por donde cogerse y que Cruyff y José Luis Nuñez no se atreven a afrontar, solo sería el recurso al pataleo. Si el señor holandés ha querido reservar a éste o al otro, aquí y allí, es sólo su problema. Y faltaría saber, además, que hubiera ocurrido con otra actitud a cargo del entrenador barcelonista. Y todo esto, por otro lado, no es más que unas opiniones que convergen en lo expuesto. El espectáculo anoche lo dio el Madrid. Y lo redondeó un joven llamado Aragón, a quien don Alfredo empuja hacia el triunfo. Hizo un gol que ya está recogido en el lugar que corresponde a las genialidades. Antes se había lucido Butragueño, pero en menor medida, y Juan Manuel Herrero, atento a la situación y el hecho, llega con su factura en la mano. En estos casos se aguanta el tipo y nunca se devuelve la jugada. Cada uno